1 de cada 3 conductores cree que consumir alcohol dentro de los límites no afecta a la conducción

conductores informe del Centro de Estudios Ponle Freno-AXA sobre Conocimiento y percepción de la Seguridad Vial

El alcohol sigue percibiéndose como un hábito compatible a la hora de ponerse al volante. Así, 1 de cada 3 conductores cree que consumir alcohol dentro de los límites no afecta a la conducción e incluso un 4% considera que el alcohol en pequeñas cantidades es positivo ya que activa el sistema nervioso.

Esta es una de las principales conclusiones que se desprenden de la segunda edición del informe del Centro de Estudios Ponle Freno-AXA sobre Conocimiento y percepción de la Seguridad Vial, elaborado en colaboración con Kantar TNS a través de más de 3.000 encuestas, coincidiendo con los cinco años de recorrido del citado centro.

Según el 77% de los españoles, los aspectos relacionados con la conducción que más han mejorado en los últimos 10 años son los sistemas de seguridad (como los asientos infantiles, airbags y avisos de la conducción) seguido de la concienciación de los conductores en lo relacionado al consumo de sustancias y al exceso de velocidad. Por el contrario, encontramos en el estado de las vías las mayores críticas: un 42% de los españoles dice que han empeorado algo o mucho en los últimos 10 años.

Pese a que, en general, los españoles creen que la concienciación ha aumentado, el porcentaje de conductores españoles que considera que su percepción de peligro al conducir ha crecido en la última década es similar al de los que piensan que se ha mantenido igual (45%). De hecho, cuando abordamos actividades de riesgo en concreto, no todas tienen la misma percepción de peligrosidad y las diferencias se acrecientan entre los colectivos más jóvenes.

  • Actividades de riesgo en las que la percepción de peligrosidad es muy alta. Más de 9 de cada 10 conductores consideran de riesgo (suma de bastante o muy peligroso) no ponerse casco en la moto (98%), no usar el cinturón en el coche (96%), saltarse un ceda el paso (91%) y no mantener la distancia de seguridad (92%). También es considerada de alto riesgo saltarse un stop (98% lo percibe así), donde un 84% de conductores lo califica más concretamente de “muy peligroso”. Sin embargo, esta cifra baja de manera preocupante al 66% entre los jóvenes de 18 y 24 años y al 76% entre los 25 y los 34 años.
  • Actividades de riesgo en las que la percepción de peligrosidad es algo menor, como conducir por encima de los límites de velocidad (88%) o adelantar por la derecha (86%). En el caso concreto del exceso de velocidad, a pesar de que un 42% de los españoles considera que es la principal causa de los accidentes con víctimas, solo un 53% lo califica de “muy peligroso” y esta cifra baja hasta el 43% entre los jóvenes de 18 a 24 años. Además, existen creencias erróneas en torno a la velocidad máxima permitida y su significado. Un 39% de los conductores considera que mantener la velocidad máxima legal permitida minimiza el riesgo de accidentes.
  • En un tercer nivel aparecen actividades de riesgo con baja percepción de peligrosidad entre los conductores, como saltarse un semáforo en ámbar. Solo el 67% de los conductores españoles lo considera “de riesgo” y en concreto solo un 23% habla de que es “muy peligroso”. La mitad de los jóvenes de entre 18 y 24 años dice que es nada o algo peligroso. Algo similar ocurre con conducir más de dos horas sin realizar descansos. Se trata de una conducta considerada de riesgo por el 58% de los conductores españoles, y en concreto muy peligrosa por el 15% de los conductores españoles y solo el 7% de los jóvenes 18-24. Un 27% solo realiza paradas cuando lo piden los pasajeros o están muy cansados.

En lo que respecta al uso del cinturón de seguridad cuando se viaja como pasajero, un 16% de los conductores reconoce que no siempre se lo pone cuando va en la parte trasera del coche. Sin embargo es destacable como el uso de este dispositivo disminuye mucho en el caso del taxi, donde solo el 66% de los entrevistados dice que siempre se lo pone, y menor aun en los autobuses, donde solo un tercio hace uso habitual.

Distracciones, la principal causa de accidentes

El 44% de los conductores españoles considera que las distracciones son la principal causa de accidentes con víctimas en nuestro país, configurándose de hecho como la principal causa. A pesar de ello, muchas actividades que suponen una distracción son realizadas por un elevado porcentaje de conductores. Es el caso por ejemplo de escuchar música o la radio con un volumen alto. 7 de cada 10 conductores españoles reconocen que escuchan música alta mientras conducen.

Hábitos en verano

1 de cada 2 conductores afirma conducir con el calzado adecuado en verano (siempre calzado cerrado) pero un 47% dice que conduce con el que le resulta más cómodo, incluso un 3% lo hace descalzo o con chanclas.

Con respecto a la indumentaria exigida al circular en moto en verano, la mayoría (un 60%) de los conductores conoce la normativa (siempre casco, chaqueta, guantes y botas especiales) pero un 40% no lo tiene claro o da una respuesta errónea y donde destaca que un 10% cree que basta solo con el casco.

Por último, es de destacar que solo un 21% de los conductores españoles coloca de manera correcta las maletas en el maletero cuando va de viaje, situándolas en el fondo para centrar mejor el peso. La gran mayoría (66%) coloca las maletas más pesadas cerca del portón para evitar así lesiones musculares y un 7% dice que lo hace aprovechando al máximo el espacio.

Tagged , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.