Agredir a profesores puede ser penado con hasta cinco años de cárcel

Agredir a profesores puede ser penado con hasta cinco años de cárcel

El 5 de octubre se celebra el Día Mundial de los Docentes, que desde 1994 conmemora la Recomendación Conjunta de la OIT y la UNESCO relativa a la Situación del Personal Docente. Dicha resolución constituye el marco de referencia para abordar los derechos y las responsabilidades de los profesores a escala mundial.

Los expertos de Das Seguros hacen un repaso a las penas a las que se exponen quienes vulneren la integridad de los profesores y qué deben hacer ellos en caso de agresión física o verbal. El último informe anual elaborado a partir de las llamadas que recibe el Defensor del Profesor de la Asociación Nacional de Profesores de la Enseñanza indica que durante el curso 2016-2017 se registraron 2.249 casos de profesores víctimas de actos contra su persona, un 15% más que el año anterior.

De estos casos, el 12% fueron agresiones físicas y amenazas por parte de los alumnos,  multiplicándose este dato por cuatro respecto al año anterior.

Los temidos Grupos de Whatsapp

Uno de los puntos que revela el informe es el espectacular ascenso de los casos de ciberacoso —el 20 % de los conflictos denunciados por parte de los profesores—, la mayor parte a través de grupos de Whatsapp de padres, donde estos  ejercen gran presión para intentar cambiar al tutor de sus hijos, cuestionar al docente o incluso pretender desplazar a un alumno con discapacidad de una clase.

En este escenario, los profesores cada vez más ven mermada su autoridad ante los alumnos o sus progenitores. Parece que existe consenso entre la comunidad en que son necesarias más medidas para corregir esta situación.

Consecuencias jurídicas de la agresión a un profesor

Los expertos de Das explican que este tipo de agresiones pueden tener consecuencias penales (por la comisión del delito) y civiles (la responsabilidad civil que puede nacer de perpetrar dicho delito).

El código penal, en materia de delito de lesiones, prevé con carácter general penas que oscilan entre la pena de prisión de tres meses a cinco años y la pena de multa uno a 12 meses, según el tipo de lesión.

En el caso de que el delito sea cometido por un menor, debe diferenciarse la edad del menor: si tiene menos de 14 años, es inimputable penalmente, con lo que no se podrá seguir ningún proceso penal contra él. Si tiene más de 14 años, sí se pueden seguir procesos penales, pero serán vistos por el Juzgado de Menores. Deberá siempre intervenir la Fiscalía de menores, como garantía para el menor agresor. En caso que hubiera pena privativa de libertad (supuesto reservado a casos muy graves o reincidentes), éste se realizaría en un centro de menores.

Por la vía civil, el delito puede generar una responsabilidad cuantificable económicamente, que debe asumir el causante de las mismas, o en el caso de ser menor de edad responderán solidariamente con él de los daños y perjuicios causados sus padres o tutores legales.

En cualquier caso, para la elección de la medida adecuada se atenderá a la prueba y valoración del hecho, pero también a la edad, las circunstancias familiares y sociales, la personalidad y el interés del menor. Por tanto no hay una consecuencia única, se trata de un régimen más flexible en el que prima el interés del menor.

Qué debe hacer un maestro en caso de agresión

Este tipo de agresiones por parte de menores deben ser resueltas de la manera más conveniente a tenor de su gravedad, defendiendo los intereses de los profesores, pero también el del menor, su protección y las circunstancias en las que éste se ve envuelto. Su educación y posición en la sociedad futura dependerá mucho de sus experiencias vividas en la infancia y se debe proteger y guiar su comportamiento en edades tempranas.

Desde Das se recomienda aplicar, siempre que sea posible, medios de resolución de conflictos alternativos, como la mediación. Aun así, si el profesor lo considera oportuno y quiere iniciar un proceso penal debe presentar una denuncia, así como un informe médico que pruebe la agresión física si la ha habido.

Tagged , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.