Claves para gestionar las redes sociales en vacaciones

El verano es una oportunidad perfecta para contactar con los clientes y es recomendable mantener la actividad en las redes, según las indicaciones de Webloyalty

La llegada del verano supone (durante unas semanas) un cambio radical en nuestra forma de vida. El aumento de las horas de luz, el buen tiempo y las merecidas vacaciones predisponen a vivir más la calle, relacionarse con los demás y relajarse.

La clave está en el tiempo libre y en la disposición que vamos a hacer de él. Estamos más receptivos y podemos prestarnos más atención a nosotros mismos, lo que lleva (por lo general) a un aumento generalizado en el consumo. Obviamente, el periodo de rebajas de verano resulta fundamental para el aumento en el gasto.

Según un reciente estudio de Tiendeo, la mayor inversión de los españoles en estos meses de calor se dedicará a la ropa y el calzado (65%), seguido de cerca por los productos de supermercado (63%) y por el hogar (31%). Los gastos en electrónica se sitúan en séptimo lugar con un 11%.

En cuanto a las fuentes que se consultan antes de realizar las compras en verano, en primer lugar se sitúan de manera destacada los catálogos y folletos digitales (85%). Los folletos en papel son usados por casi un 60% de los españoles. En tercer y cuarto lugar, respectivamente, se sitúan las consultas en buscadores (28%) y las apps o webs de las marcas (27%).

Lo cierto es que a las redes sociales les gusta el verano. Según el estudio de IAB, en esta época del año se dobla la publicación de fotografías. En Facebook, las mujeres llegan a compartir casi un 25% más de contenido que los hombres. Esta, junto a Instagram y Twitter, es la red más usada por los usuarios. En cambio, el uso de LinkedIn cae de manera notable.

“Aunque las empresas bajen su actividad durante estas semanas, no deberían permitirse hacer lo mismo con su presencia en las redes sociales”, advierte Eduardo Esparza, country manager de Webloyalty, “ya que es una oportunidad perfecta para conectar con los clientes en el momento en que más dispuestos están a consumir, prescribir o guardar un grato recuerdo de marcas y productos”.

Debido a las especiales características del verano, la estrategia de contenidos en redes debe adaptarse a esta realidad. Si queremos tener éxito, no podemos seguir haciendo lo mismo que venimos realizando a lo largo del año.

Webloyalty ofrece una serie de consejos para que las empresas puedan sacar partido a sus redes sociales durante las vacaciones. En primer lugar, pensar en móvil, ya que los españoles consideran el uso del smartphone imprescindible en verano.

En los últimos cinco años se ha duplicado el número de teléfonos inteligentes en nuestro país, que se ha colocado junto a Singapur en cabeza mundial de usuarios que disponen de uno de estos aparatos, según Adglow. Otro estudio, en este caso firmado por Asus Tecnología, corrobora el hecho, ya que en él se afirma que el 18% de los españoles lo primero que mete en la maleta cuando prepara su equipaje de verano es el teléfono móvil. Por tanto, es imperativo que pensemos en este soporte a la hora de planificar nuestros contenidos.

Por otro lado, está claro que en verano no nos gusta madrugar. Nuestro reloj corporal cambia significativamente y solemos alargar la jornada hasta bien entrada la noche, ya sea porque vivimos esta de manera más intensa o porque es el momento en que mejor se disfruta de la temperatura. Este cambio de hábitos hay que tenerlo en cuenta a la hora de publicar contenidos. El prime time durante el verano, en cuanto a actividad de los usuarios en las redes sociales se encuentra entre las 16.00 y las 00.30 horas. Por tanto, es recomendable adaptarnos a estos tiempos de publicación si queremos conseguir un mejor engagement.

Es importante además aligerar los contenidos. El calor no quema las neuronas, pero tampoco ayuda a que nos concentremos en textos reflexivos. Tenemos que facilitar a nuestro público objetivo el consumo de nuestros contenidos. Estos tienen que ser más cortos de lo habitual, llamativos, ligeros y que necesiten poco esfuerzo del lector. La imagen debe primar sobre las palabras y es un buen momento para rebajar el tono y jugar con el humor (siempre dentro de unos límites que no sobrepasen la corrección).

Además, no hay que olvidar que las redes sociales son un poderoso instrumento para hacer llegar las ofertas a potenciales clientes. Hay que buscar su complicidad y plantearse premiarles con descuentos o promociones similares por realizar algún tipo de actividad de las que les gusta hacer en verano (como subir fotos).

Por último, hay que copiar… siempre que merezca la pena. Picasso decía que los malos artistas copian y los buenos roban. Webloyalty recomienda “no dejar de mirar a tu competencia, y si hacen algo realmente bueno (que lo harán) piensa en cómo adaptarlo a tu marca y/o producto y tus clientes”. Eso sí, no se trata de reproducirlo, sino de hacerlo tuyo.

Tagged , , , , , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *