CPP blinda a pymes y autónomos contra los ciberataques

CPP blinda a pymes y autónomos contra los ciberataques

Autónomos y pymes configuran uno de los nuevos bloques de servicios de protección digital lanzado por la multinacional CPP Group Spain. La nueva oferta de la compañía está integrada por nuevos servicios de protección de la identidad digital dirigidos a particulares, familias y negocios.

La entidad ha decidido apostar por la protección de los activos personales en el entorno online, que pueden ser vulnerados con facilidad por terceros y que representan un elevado porcentaje de la información personal o de negocio.

Este es el caso de autónomos y pequeñas y medianas empresas quienes, según José Luis Fernández Day, CEO Southern Europe, “no terminan de creerse que su negocio puede ser objeto de un ciberataque. Pero los datos ratifican que la delincuencia aplicada al entorno digital de las empresas puede tener consecuencias irreparables y comprometer además su solvencia financiera hasta el punto de que seis de cada diez pymes que sufren un ciberataque acaban desapareciendo. Hay que tener en cuenta que hoy en día las empresas no guardan la información en el propio PC, sino en servidores que están alojados en la nube, un nuevo foco de atención para los ciberdelincuentes”.

Por esta razón, CPP ha lanzado Negocio Protegido, una solución integral orientada a proteger a las empresas ante riesgos digitales como el secuestro de datos personales o confidenciales de sus clientes, vulnerabilidades en el sistema de conexión a internet, y potenciales brechas de seguridad que puedan aparecer en la web de la empresa.

Esta solución está orientada a desarrollar acciones de prevención y detección. Además, en caso de detectar cualquier incidencia en los sistemas que afecten a la seguridad de la empresa, el servicio ofrece la peritación y certificación forense de los dispositivos, y la recuperación de datos que hayan podido producirse debido a un ciberataque.

“Desde nuestra compañía lo que pretendemos es que los empresarios y autónomos se centren únicamente en su negocio, dejando a un lado sus preocupaciones sobre los posibles delitos informáticos al confiar en nosotros para todo lo relacionado con el análisis de los riesgos de sus equipos y sistemas, además de ofrecerles asesoramiento y prevención de delitos informáticos. Es decir, les ofrecemos una protección que va más allá de un simple antivirus”, afirma Fernández Day.

Peritaje y certificación forense

En numerosas ocasiones, un ataque informático puede derivar en un proceso administrativo o judicial. “En este tipo de casos, cuando se ha dado un paso más y los destrozos ocasionados en nuestra empresa o negocio son irreparables, es necesario aportar una serie de pruebas de los daños percibidos. De ahí la importancia del peritaje y certificación forense para la investigación de un fraude, el cual puede ir desde la fuga y robo de datos a empleados sospechosos por despidos o mala praxis, hasta el secuestro de la información a cambio de un recate”.

CPP genera informes periciales válidos como prueba en procesos abiertos con la Administración o la Justicia, donde se refleja todo el análisis desarrollado para identificar la localización, el alcance del problema y la peritación del incidente, así como los ficheros afectados y el origen del ataque, aportando evidencias en caso de litigio a la AEPD –Agencia Española de Protección de Datos-. También es capaz de diagnosticar equipos con técnicos especializados o emitir un informe y Certificaciones Electrónicas Forenses.

Tagged , , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.