Destacamos: El futuro de las compañías de vida depende del valor añadido que ofrezcan a sus asegurados

Puedes consultar el informe completo haciendo clic aquí

En un contexto como el actual, la rentabilidad a largo plazo de las compañías de seguros de vida depende de que ofrezcan productos de valor añadido a sus asegurados. Esta es una de las principales conclusiones del informe Sigma 6/2017 de Swiss Re Gestión del negocio en el ramo de vida: mejorar el valor para el consumidor y la rentabilidad a largo plazo, que puedes consultar aquí.

Los expertos del grupo asegurador señalan que para ser sostenibles a largo plazo, las aseguradoras de vida deben mantener una fuerte conexión con sus consumidores. Las aseguradoras se están centrando cada vez más en mejorar las relaciones con sus asegurados existentes ofreciendo productos de alto valor, aumentando la permanencia y mejorando la gestión de siniestros.

Swiss Re recuerda que esta creciente atención sobre los negocios existentes en lugar de sobre los nuevos negocios trata de mejorar la experiencia del cliente y la rentabilidad a largo plazo de las compañías de seguros, especialmente de las que operan en el ramo de vida.

“Las aseguradoras pueden aumentar los beneficios en sus carteras de ramo de vida mediante una juiciosa gestión de activos, la asignación óptima de capital y la disminución de los costes operativos. Estas acciones pueden reducir el coste de proporcionar seguro y también bajar los precios para los consumidores”, explica el informe Sigma.

Tradicionalmente, las aseguradoras de vida han apostado por la generación de nuevo negocio, pero en un contexto de mercado como el actual, muchas compañías están prestando cada vez más atención a mejorar el valor de las carteras existentes.

Swiss Re explica que diversas re/aseguradoras han experimentado mejoras significativas en la generación de valor para el cliente y en la rentabilidad gracias a la implementación de programas de gestión proactiva del negocio vigente, es decir, aplicando diferentes mecanismos para realizar una gestión más eficaz del negocio existente.

Pero no es sencillo. La compañía recuerda que el crecimiento de negocios de alto rendimiento y la retirada de las áreas menos rentables requieren una estrecha alineación con los intereses de los asegurados.

“La venta cruzada y la venta adicional ayudan a desarrollar negocios de gran valor, pero probablemente requerirán un rediseño de producto y la creación de servicios”, advierte Swiss Re en el informe. Los negocios no rentables pueden abordarse a nivel de póliza, cambiando elementos no garantizados del contrato mediante programas de conversión y compra que mejoren la satisfacción del cliente. Alternativamente, una línea de productos no estratégica o con malos resultados puede transferirse a reaseguradoras, venderse en el mercado de capitales o liquidarse.

Otros dos mecanismos fundamentales consisten en mejorar los niveles de permanencia de los asegurados y los procedimientos de la gestión de los siniestros como parte de una estrategia global para optimizar la gestión de pasivos y proporcionar mayor valor a los asegurados.

La capacidad para detectar de forma temprana problemas y tendencias y actuar sobre ellos ha mejorado gracias a los avances de la tecnología, la analítica de datos y la accesibilidad a los datos. En combinación con nuevos modos de interacción con los asegurados, esto ayuda a las aseguradoras de vida a mejorar la experiencia del cliente y proporcionar servicios de valor añadido, por ejemplo, en el área de la prevención y gestión de enfermedades.

Tagged , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *