Disminuye el robo de tarjetas bancarias en España

robo de tarjetas bancarias

La tarjeta bancaria es uno de los métodos de pago más utilizados por los españoles. A ellas les siguen sistemas tradicionales como el efectivo o las transferencias. A principios del pasado año, el Banco de España anunció que la tendencia a reducir el uso de efectivo estaba en auge y que, por primera vez, en el año 2016 la cantidad pagada con tarjeta en los comercios (124.406 millones) fue mayor que el efectivo sacado en los cajeros (118.275 millones).

Según datos de la multinacional CPP Group Spain, en el primer cuatrimestre de 2018, los robos de tarjetas bancarias han disminuido un 4% con respecto a los primeros meses del pasado año. “Si bien hemos detectado una disminución del 4% en cuanto al número de robos de tarjetas en España durante los primeros meses del año, es importante concienciar a los usuarios de que la tarjeta es, sin lugar a dudas, el producto financiero que más fraude ha experimentado en los últimos años” afirma Daniel Rodríguez, Customer Service Director Iberia de CPP Group Spain.

Navarra, Extremadura y Galicia, las CC.AA. más seguras

Los habitantes de las Comunidades Autónomas de Navarra, Extremadura y Galicia son los que menos robos de tarjetas han sufrido en 2017, según datos per cápita de CPP Group Spain. Les siguen Murcia, Aragón, Andalucía y La Rioja, siendo la Comunidad de Madrid, Cataluña, Cantabria, País Vasco y Castilla La Mancha, las comunidades que más robos de tarjetas registraron el pasado año.

A pesar de ello, en la mayoría de las comunidades españolas se ha producido un descenso del número de robos en el primer cuatrimestre de 2018 en comparación con los primeros meses del pasado año. Así, en Cantabria, Asturias y Baleares el número de robos ha disminuido un 40%, 29% y 19% respectivamente. Al contrario que en Navarra, en la que se ha producido un incremento de robos de tarjetas en comparación con el primer cuatrimestre de 2017 del 50%, así como en la Comunidad Valenciana y Castilla León, donde el incremento ha sido del 20% y 13% respectivamente.

La aseguradora recomienda a los usuarios a contratar un seguro para las tarjetas. No sólo porque, en muchas ocasiones, desconocen cómo actuar en el caso de robo de la misma. También por los diferentes tipos de fraude que se pueden realizar con una tarjeta robada si no se cancela a las pocas horas de que se produzca el hurto.

“En estos casos, es crucial que el usuario notifique lo antes posible el robo para proceder a la cancelación de sus tarjetas, pues la mayoría de los fraudes se producen a los pocos minutos del hurto, bien sea a través de una compra en un establecimiento con diferentes pagos en pequeñas cantidades o a través de internet” concluye Daniel Rodríguez.

Tagged , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *