El sector asegurador es uno de los más aventajados en la conexión con sus clientes a través de Internet de las Cosas

Affinion International recuerda el potencial que tiene esta tecnología en la fidelización de los clientes

El Internet de las Cosas (IoT) no es un concepto nuevo, pero su implantación tarda en producirse por completo. El término se utilizó por primera vez a finales de los años 90 y, actualmente, existen aproximadamente 14.000 millones de objetos conectados a Internet. Los analistas de la industria estiman que, en los próximos cinco años, el número de servicios conectados podría estar entre 20.000 y 100.000 millones, y las oportunidades derivadas de este fenómeno continúan siendo uno de los temas más comentados en el mundo de la tecnología. De hecho, en el Mobile World Congress 2016 celebrado en Barcelona fue el tema predominante. 

La firma internacional de investigación IDC ha pronosticado que para 2018 habrá 200.000 nuevas aplicaciones del IoT. Claramente, los consumidores están comenzando a aceptar estas innovaciones e incluso a demandarlas. Una investigación reciente, efectuada por TNS en nombre de GMC software, empresa de gestión de comunicaciones con el cliente, descubrió que el 19% de los consumidores opina que las empresas aseguradoras deberían utilizar aplicaciones móviles para comunicarse con ellos. Únicamente el 5% de las aseguradoras prestan actualmente dicho servicio. Esta es una gran diferencia entre las expectativas del consumidor y la realidad de lo que está disponible.

Además, el estudio mostró que el 56% de los clientes actuales de seguros desearían que su compañía utilizase tecnología como monitores de salud o vehículos conectados para proporcionar una prima más ajustada, aunque esto tuviese como resultado que pagasen un poco más inicialmente, a fin de bajar las cuotas a largo plazo.

A pesar del gasto actual, únicamente el 7% de las compañías han desarrollado una estrategia global para IoT y han realizado inversiones en consecuencia. Eduardo Esparza, country manager de Affinion International, asegura que “esta falta de visión es frustrante dado que, aunque la mayoría de los directores generales reconocen el potencial del IoT para impulsar el negocio y obtener un crecimiento de ingresos, aún se muestran reticentes. La desconexión entre el sentimiento y la inversión real en el IoT podría deberse, en parte, al desconocimiento entre los líderes de más edad. Únicamente el 38% dice que lo comprende completamente, mientras que una mayoría (57%) señala que lo entiende algo”.

Para Esparza “se están dando los primeros pasos, pero creemos que el IoT aporta oportunidades para cualquier empresa que desee establecer relaciones con el cliente. La cantidad de posibles puntos de contacto es demasiado grande como para ignorarla”. El sector asegurador, el del automóvil y el retail son los más avanzados en un ámbito que va cobrando cada vez una mayor importancia.

 

Tagged , , , , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *