El sector asegurador: un pilar fundamental en la economía

informe sector aseguradorEl pasado 14 de mayo se celebraba en España el Día Mundial del Seguro con motivo de la promulgación de la primera normativa sobre el sector asegurador —Ley General Aseguradora— relativa a la inscripción en el registro e inspección de seguros.

El proyecto fue obra de Augusto González Besada, Ministro de Fomento en el gabinete presidido por Antonio Maura en 1908. Se tomaron en consideración los antecedentes legales de países como Inglaterra, Suiza, Alemania y Francia. Esta ley se considera el punto de partida de la regulación del sector, por ello de adoptó esta fecha para conmemorar el Día Mundial del Seguro en nuestro país.

Aunque la mayoría de las personas perciban el seguro como algo que no se disfruta, es mucho más que un “por si acaso”, pues representa una pieza clave en la economía española y el parachoques invisible que nos protege. Tal como muestra Unespa en su última iniciativa Estamos Seguros, la industria del seguro gestiona 140.000 imprevistos cada día a los que se destinan recursos por un valor de 200.000 euros.

Los expertos de DAS quieren reconocer el importante trabajo humano que existe detrás. El sector asegurador emplea a más de 50.000 personas en España de forma directa y genera 600.000 puestos de trabajo indirectos. El 96,6% de los trabajadores del sector tiene un contrato indefinido frente a la media del conjunto de sectores de la economía española que se sitúa en 76%. Además, una parte de la prima mensual o anual se dedica a la inversión pública y privada.

Por este motivo, el sector es un elemento tanto impulsor como estabilizador de la economía española. Las aseguradoras actúan como gestoras de los recursos que sus clientes les confían. Mientras lo recaudado en primas no sea necesario para gestionar siniestros, se emplea en inversión, principalmente en deuda pública y en títulos emitidos por empresas españolas. Aunque en menor medida, también se realizan inversiones en fondos y acciones privadas. En época de bonanza, las aseguradoras han llegado a tener una capacidad de inversión equivalente al 2% el PIB.

El negocio asegurador es un buen compañero de viaje para las arcas del estado. Sólo en 2016 el sector realizó una contribución fiscal de cerca de 7.087 millones de euros en impuestos soportados y recaudados. Las entidades entregaron cada día más de 19 millones de euros a la hacienda pública, según el estudio sobre la contribución fiscal en España del sector asegurador, elaborado por PWC. Se reparte en dos grandes bloques. Por un lado, figuran los impuestos pagados por las propias entidades y, por otro lado, los impuestos recaudados entre terceros (clientes, empleados, etc.) en nombre del Estado.

Los impuestos satisfechos directamente por las aseguradoras sumaron 3.157 millones de euros en 2016. Este capítulo engloba varias figuras tributarias como el impuesto de sociedades, el impuesto sobre el valor añadido (IVA), la contribución de bomberos, los impuestos sobre la propiedad o la aportación por parte de las aseguradoras a la Seguridad Social de sus trabajadores.

Dentro de los tributos pagados por el seguro destaca, por su cuantía, el impuesto de sociedades, que ascendió a 1.315 millones de euros. Esta cantidad representa el 6% de todo lo recaudado por parte de Hacienda por este concepto ese mismo año. Le sigue en importancia el IVA, que supuso el pago de otros 1.028 millones por parte de las entidades.

Aprovechando este día señalado, los expertos de DAS junto con Unespa han querido destacar el esfuerzo y el importante papel que desempeña la industria del seguro en la sociedad y en nuestras vidas.

Tagged , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *