Frigoríficos, vitrocerámicas y televisores son los aparatos que más siniestros protagonizan en el hogar, según Multiasistencia

Los daños eléctricos son la tercera causa de mayor siniestralidad en el hogar, especialmente los que provocan en los aparatos eléctricos. Según los datos de Multiasistencia, que en 2013 gestionó más de 700.000 intervenciones relacionadas con pólizas multirriesgo hogar, el frigorífico -con un 17,6% de los siniestros declarados en aparatos eléctricos-, la  vitrocerámica (12,17%) y el televisor (12,16%) son los tres aparatos que más daños sufren. Completan el ranking de aparatos con  mayor siniestralidad el resto de electrodomésticos hogar como lavadoras, lavavajillas y hornos.

Los cortocircuitos y subidas de tensión suelen ser las principales causas de los siniestros en aparatos eléctricos. También la antigüedad y horas de funcionamiento afectan tanto a su vida útil como a una mayor incidencia de fallos.

“Una de las características principales de la gestión de este tipo de siniestros es el elevado coste siniestral histórico y reducirlo es un factor clave para cualquier compañía de seguros”, comenta Borja Díaz, director general de Multiasistencia en España. “Contamos con un modelo especializado de gestión de siniestros en daños eléctricos que permite a las entidades aseguradoras reducir el coste del siniestro y el fraude. Esta solución puede llegar a reducir un fuertemente el importe siniestral”, añade.

Coste elevado para el sector

Los siniestros por daños eléctricos y, en concreto, todo lo que tienen que ver con aparatos eléctricos, tienen un impacto considerable en las aseguradoras por los elevados  costes de reparación y el alto fraude que tienen. Una de las claves es llevar a cabo una adecuada discriminación de  las coberturas en la apertura del siniestro, explica Multiasistencia, evitando el trasvase de siniestralidad de la garantía del fabricante y distribuidor a la aseguradora y los costes logísticos innecesarios.

Para controlar el fraude en este tipo de siniestros es importante establecer los filtros adecuados, tanto a través de un tramitador especializado en daños eléctrico como mediante técnicos con alta  experiencia en reparación de los distintos aparatos eléctricos. Un ejemplo es el uso de sistemas que detectan, en tiempo real, la situación meteorológica de una zona, evitando así los fraudes por daños en aparatos eléctricos ocasionados por supuesta caída de rayos, o los sistemas de verificación de facturas.

Para Borja Díaz una de las ventajas del modelo de Multiasistencia “es que conseguimos reducir  el coste de la reparación mediante agregación de volumen, baremos de precios y verificación exhaustiva de la reparación y ofrecemos soluciones alternativas – reposición o indemnización – ante reparaciones antieconómicas o siniestros irreparables”.

Tagged , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.