HLA Moncloa y Fundación Asisa organizan una jornada sobre cirugía robótica

Los expertos analizaron los últimos avances en este sector profesional

El Hospital Universitario HLA Moncloa y la Fundación Asisa han celebrado recientemente una Jornada de Cirugía Robótica en la sala Café del Teatro Real (Madrid). Allí, varios especialistas analizaron los últimos avances en la aplicación de la robótica en diferentes tipos de cirugía: renal, prostática, colorrectal y de cabeza y cuello.

Esta jornada se enmarca en las actividades de formación para sus profesionales que el Grupo HLA ha puesto en marcha tras la incorporación a los servicios de HLA Moncloa de una nueva unidad de cirugía robótica equipada con el último modelo del sistema quirúrgico Da Vinci, Da Vinci XI.

Igualmente, la Fundación Asisa desarrolla desde su creación “una intensa labor en el ámbito formativo, mediante la organización de diversas jornadas y conferencias; el impulso de programaciones docentes e investigadoras en el marco de las cátedras que mantiene con diferentes universidades; y el desarrollo de una actividad editorial propia”.

José Ramón Vicente Rull, director gerente del Hospital Universitario HLA Moncloa, agradeció la asistencia de casi un centenar de profesionales y destacó la apuesta del centro por la calidad. Según él, su centro “debe ser el referente para el resto de clínicas y hospitales del grupo y, por qué no decirlo, para la sanidad privada madrileña. Y para esto se necesitan dos pilares básicos: tener los mejores profesionales y la mejor y más eficiente tecnología. Con la incorporación del robot Da Vinci XI hemos dado un paso decisivo”.

El robot ha ampliado “notablemente” la capacidad quirúrgica del hospital, que ya puede “realizar las cirugías más complejas con la tecnología que garantiza mayor precisión y seguridad y sitúa a HLA a la vanguardia de la oferta quirúrgica española”.

Por su parte, el consejero delegado de Asisa, Enrique de Porres, destacó la importancia de este paso para el Grupo HLA: “La innovación tecnológica es imparable y el sector sanitario la necesita porque es una industria fundamental para el bienestar de nuestra sociedad y lo seguirá siendo en el futuro”.

De Porres resaltó también que la aseguradora y el grupo “han hecho una apuesta clara por la innovación y la incorporación de nueva tecnología. Ahora debemos ser capaces de adaptarla a nuestras necesidades y a mejorar la atención que reciben nuestros pacientes”.

Durante la jornada, las ponencias permitieron profundizar en el análisis de algunas aplicaciones prácticas de la cirugía robótica mediante el uso del robot Da Vinci. Esta tecnología aporta un amplio rango de movimiento al cirujano y una visión tridimensional de alta definición en el área de la intervención en el interior del cuerpo del paciente, multiplicando por diez la visión.

Jesús Cisneros, jefe del servicio de urología del centro hospitalario de Moncloa, basó su intervención en el tratamiento del cáncer renal, que presenta una incidencia del 3% en adultos, y expuso lo que significa la cirugía robótica tanto para la práctica de una nefrectomía total como parcial.

El médico comparó en esta patología las ventajas de esta cirugía frente a la laparoscópica, resaltando ésta última en los tiempos de isquemia conseguidos, muy parecidos a la cirugía abierta. Finalmente, concluyó que la cirugía robótica en cáncer renal se constituye hoy en día en gold standard.

Por su parte, Ángel Tabernero, jefe de servicio del hospital, dedicó su intervención a la robótica en la cirugía prostática, una de las áreas quirúrgicas en las que está tecnología aporta mayores ventajas. El doctor abordó la patología prostática, la hiperplasia benigna prostática (HBP) y el cáncer de próstata, enfermedad en la que centró su intervención.

A este respecto destacó que la robótica permite tratar mejor los tejidos y las vesículas seminales. Tabernero recordó la importancia creciente de responder a la exigencia de los pacientes de mantener una funcionalidad plena, especialmente en aspectos como la continencia urinaria y la función sexual. Además, el ponente remarcó que la curva de aprendizaje es menor en la cirugía robótica que en la laparoscópica en la patología prostática.

Otro de los ponentes fue el doctor Marcos Gómez Ruiz, EBSQ coloproctology, especialista en cirugía colorrectal en el servicio de cirugía y del aparato digestivo del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, quien analizó los resultados obtenidos en su centro tanto en cáncer rectal como en el de colon.

Gómez destacó que, en global, están alcanzando tasas de conversión cercanas a cero y una clara reducción de las complicaciones Clavien mayores de grado III. La reducción de mayores complicaciones es lo que permite obtener mejores resultados coste/beneficio. El doctor apuntó, además, que en el cáncer de colon se está registrando un 93% de anastomosis intracorporea. Igualmente, puso de manifiesto la capacidad del robot Da Vinci para reducir hasta en un 40% el tiempo de estancia hospitalaria tras la intervención quirúrgica.

También habló Julio García Aguilar, MD, PhD, jefe del colorectal service del hospital Memorial Sloan Kettering, de Nueva York. En su intervención destacó la necesidad que tienen los hospitales dotados con tecnología robótica de desarrollar un buen programa de formación y uso para maximizar los resultados.

García considera que “es muy importante un apoyo institucional, un plan de implementación, tiempo, recursos, aprendizaje, estandarizar los procesos, hacer un seguimiento, integrar los diferentes equipos y ser críticos con los datos obtenidos. La cirugía robótica nos ha ayudado a cambiar la mentalidad de los profesionales y también de los pacientes”. El doctor llegó a precisar el número de intervenciones recomendadas por robot y año.

Por último, José Granell Navarro, responsable del servicio ORL del Hospital Universitario HLA Moncloa, centró su intervención en las posibilidades que ofrece el robot Da Vinci en tres patologías (cáncer orofaringeo, apnea del sueño y patología de glándula tiroides). El médico presentó diversos ejemplos de vías de abordaje en la cirugía de cabeza y cuello.

Durante la mesa redonda, María Tormo, directora de planificación y desarrollo de Asisa, planteó cuestiones sobre numerosos asuntos: la línea temporal del proyecto de implantación del robot Da Vinci; la experiencia de formación del Hospital Marqués de Valdecilla a partir del Cendos; la evolución del Da Vinci y posibles tendencias de futuro; la separación del paciente y perdida de la sensación táctil; y la repercusión de la introducción del citado robot en la organización quirúrgica de todo hospital.

Los cinco especialistas coincidieron en la importancia de la formación para sacar máximo partido a la tecnología robótica y analizaron la curva de aprendizaje que deben afrontar los profesionales.

Tagged , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *