Innovando en mediación: Divina Pastora hace empleados a todos sus agentes

El Grupo Divina Pastora cierra 2018 con un beneficio superior a los 14 millones de euros, un 40% más que un año antes

Divina Pastora
Sede de Divina Pastora.

2018 ha sido el año del cambio en la política laboral de Divina Pastora, que ha decidido hacer contrato laboral a su red de agentes comerciales, rompiendo así con la práctica habitual de ofrecer a esos profesionales un contrato mercantil.

De esta manera, la compañía se convierte en una de las primeras aseguradoras en sustituir el contrato mercantil de sus agentes comerciales por un contrato laboral.

“Desde la Dirección se ha considerado que nuestros vendedores han de tener los mismos derechos que cualquier otro de los trabajadores de este grupo. Trabajan cada día en la calle y los días que no conseguían venta, les ocasionaba una inestabilidad familiar que a nadie nos gustaría tener en nuestras casas”, explica  Armando Nieto, presidente de Divina Pastora.

Garantizar la estabilidad laboral

La aseguradora ha convertido a todos los vendedores de su red agencial en trabajadores por cuenta ajena, pasando así a cotizar en el régimen general de la seguridad social, no sólo por las retribuciones procedentes de su salario fijo, sino también por la totalidad de las comisiones generadas por sus ventas.

De este modo, la entidad quiere garantizar una estabilidad laboral justa para todos sus trabajadores, haciendo así valer sus derechos como futuros pensionistas. “Esta medida supondrá al grupo un coste adicional anual de 1 millón de euros, coste que se verá más que compensado por la estabilidad de nuestra red de ventas, que ocupa la primera posición en nuestra cadena productiva”, señala el presidente del grupo asegurador.

Resultados de 2018

El Grupo Divina Pastora cerró el pasado ejercicio con un beneficio de 14,5 millones de euros. Una cifra un 40% superior a la del pasado ejercicio, en el que los resultados ascendieron a 10,6 millones de euros y que, al igual que en estos 61 años de vida, siguen con la tendencia de presentar resultados positivos.

Al cierre del ejercicio, el volumen de negocio ascendía a 236,1 millones de euros, de los que 220,9 millones de euros correspondían a primas de seguros y 15,2 millones de euros a otros negocios. El patrimonio neto se situaba en 224,8 millones de euros, mientras que los activos gestionados fueron de 1.678 millones de euros. En cuanto al ratio de Solvencia II, el Grupo ha cerrado 2018 con una suficiencia de capital de 3,6 veces el mínimo exigido, muy superior al ratio medio del sector, demostrando ser un grupo estable y cada vez más solvente gracias a su política de prudencia en las inversiones y de austeridad en el gasto a todos los niveles de su organización.

Estos resultados fueron presentados en el Consejo de Administración celebrado el pasado 29 de marzo y están pendientes de aprobación por la Asamblea General, explica la compañía.

“Nuestro objetivo es continuar con la tendencia de crecimiento de estos últimos 12 años. Hemos conseguido duplicar el volumen de negocio del Grupo Divina Pastora, manteniendo la tendencia de resultados positivos año tras año y sin dejar de trabajar en la mejora de procesos internos”, destaca Armando Nieto, quien añade que “estamos orgullosos del trabajo que realizamos. Nuestra única misión es que este Grupo sea cada vez más grande y, gracias a los resultados positivos que cada año van nutriendo nuestros fondos propios, cada vez más solvente si cabe”.

Una mutualidad de previsión social “con historia”.

Fue en 1957 cuando gracias al impulso de un padre capuchino valenciano, se constituía el Montepío de Previsión Social Divina Pastora, con el fin de dar protección a un grupo de trabajadoras del servicio doméstico. Tan sólo dos años después, y debido al boca a boca de las propias empleadas del hogar, la cifra de afiliadas ya ascendía a 10.592, que contarían con las prestaciones de previsión por auxilio al fallecimiento, subsidio a la nupcialidad y viajes por enfermedad de familiares.

A día de hoy, la compañía continúa replicando este modelo de previsión social, a través su expansión por Latinoamérica, con el objetivo de cubrir las necesidades de las familias con economías más ajustadas. Dentro de esta estrategia de expansión internacional, está trabajando la entrada en el mercado chileno y peruano a través de la alianza con un socio local, al igual que hizo en Argentina con la constitución de la sociedad Federada Vida de la que participa en un 50% comercializando seguros de vida.

El Grupo dispone de un amplio portafolio de productos que garantizan las prestaciones básicas con la mejor relación precio-cobertura: Salud, Dental, Vida, Decesos, Accidentes, Hospitalización, Asistencia Veterinaria, Plan de Ahorro, Hogar, Defensa Jurídica Familiar y Carné por Puntos.

Con más de 420.000 asegurados, Divina Pastora es la primera mutualidad española en número de socios y dispone de una amplia red de oficinas distribuidas por toda España.

También te puede interesar:

Tagged , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.