La Aefi quiere transformar España e un hub financiero mundial

La Asociación Española de Fintec e Insurtech (Aefi) celebra su primer aniversario

Las FinTech han irrumpido con fuerza en la industria financiera española en el último año. Respaldados por la Asociación Española de FinTech e InsurTech (Aefi), que hace un balance positivo de su primer año de vida, aportando visibilidad y consolidación al sector además de un fuerte apoyo a nivel regulatorio, con la puesta en marcha del Libro Blanco de la Regulación FinTech.

En el primer aniversario de la asociación, Jesús Pérez, presidente de la Aefi, destaca que “estamos orgullosos de que empiece a avanzar la regulación. Por ello, trabajamos con los reguladores en busca de un marco normativo beneficioso para España como hub financiero reconocido en el mundo, que se traducirá en la generación de empleo en un sector que está demostrando aportación a la economía real. En el último año hemos reducido bastante la distancia que nos separa de otros países y hemos avanzado mucho en la regulación”.

El objetivo de Aefi es agrupar a un sector desagregado y en pleno desarrollo. En este primer aniversario, la asociación cuenta con un centenar de compañías asociadas. Pérez considera que este es otro hito estratégico y matiza que “aún queda mucho camino por recorrer porque las FinTech deben demostrar su valor y beneficios a la sociedad. Ello requiere comunicación y sensibilización social y agrupándonos remamos todos en la misma dirección”.

La asociación cuenta con doce verticales, que clasifica las distintas actividades de las FinTech con el objetivo de trabajar el fortalecimiento de cada actividad (asesoramiento y gestión patrimonial, finanzas personales, financiación alternativa, crowdlending,

crowdfunding, medios de pago, infraestructura financiera, Cripto currency, Insurtech, entre otras).

Aefi ha aprovechado su primer aniversario para presentar el “Decálogo de Acciones de la Aefi”. El presidente, Jesús Pérez y los vicepresidentes de la asociación: Duarte Monteiro, Rodrigo García de la Cruz y Jorge Bardón destacan los ejes estratégicos en los que la asociación basará sus trabajos.

Por un lado, el marco regulatorio, La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), que ya lanzó un buzón de Portal FinTech y de Innovación enfocado a la comunicación directa con FinTech, ha anunciado la puesta en marcha de un banco de pruebas regulatorio.

Esto permitirá que empresas del sector FinTech puedan desarrollar proyectos en su fase preliminar, “dentro de un entorno controlado y con límites”, pero esencialmente al margen de la regulación actual a la que está sometida la banca, incentivando el desarrollo de la innovación en el sector financiero.

Hoy solo existen ocho países en el mundo con un SandBox (Reino Unido, Holanda, Singapur, Hong kong, Australia, Malasia, Abu Dhabi, y Canadá), por lo que España se convertiría en el tercero a nivel europeo y primero en habla hispana, lo que situaría al país en una posición excelente en nuestro entorno.

La Aefi destaca la importancia de la contribución de la CNMV en la generación de un sector financiero sólido, solvente e innovador que generará mucho empleo y riqueza en nuestro país. Esta Asociación publicó – el pasado mes de febrero – un Libro Blanco de Regulación FinTech siendo la primera asociación del mundo en promoverlo desde el propio sector. Este libro contenía las mejores prácticas de otros países como Reino Unido o Singapur y propuesta de mejora en términos de agilidad y transparencia para este sector, siempre protegiendo al cliente y al usuario final.

Desde la Aefi se espera que este año, se den algunas modificaciones o adaptaciones legales. Por lo menos, lo más urgente, como La Ley de Fomento de la Financiación Empresarial, o de `crowdlending´, que se debe revisar porque ha cambiado mucho desde que salió así como la legislación de la identificación online de los clientes.

En segundo lugar, la presencia internacional. La Aefi trabaja por construir grandes alianzas que le permitan estar en el mapa global de las FinTech.

En la actualidad tiene 17 alianzas firmadas con las asociaciones más representativas del ámbito FinTech a nivel internacional. Desde la Asociación destacan que, si existe un marco regulatorio favorable, el país que consiga crear un entorno lo más friendly posible podrá no solo desarrollar más compañías a nivel local, sino también atraer más del exterior, con la ventana de oportunidad que existe de descentralizar algunas compañías financieras situadas en la capital británica.

España es el quinto país del mundo y el primero de Europa en el que más se utilizan las FinTech como nuevos proveedores de servicios financieros (un 53%), seguidos de China (84%), India (77%), Emiratos Árabes (70%) y Hong Kong (54%), según un reciente estudio de CapGemini.

Rodrigo García de la Cruz destaca que “España siempre ha sido una potencia financiera mundial así que hoy también contamos con todos los ingredientes para convertirnos en la California del emprendimiento FinTech europeo: talento financiero, creatividad e innovación en el ADN de los emprendedores locales y una posición geo-estratégica única que une Europa con Latinoamérica”.

Recientemente se ha dado a conocer que Madrid ha sido elegida como uno de los centros financieros más importantes de 2017, con el impulso de la AEFI al sector, reconocimiento de la Global Fintech Hubs Federation (GFHF).

Y en tercer lugar, revolución e innovación del sistema financiero. Las FinTech son empresas que tienen en su ADN la tecnología, que entienden que hay una manera diferente de hace productos desde la innovación y que ofrecen servicios financieros.

“Estamos en una disrupción del sector financiero. La innovación surge de todo un ecosistema de empresas. La banca está intentando dar pasos para incorporar esta tecnología, pero el problema que tiene es que cuando cambia un modelo de sector es difícil adaptarse”, matiza Duarte Monteiro.

A pesar de que el término FinTech lleva utilizándose hace más de 5 o 6 años, no ha sido hasta el año pasado cuando ha dado a conocerse a nivel general en el sector financiero.

“Han llegado para revolucionar el sector financiero ofreciendo productos y servicios alternativos e innovadores en algunos casos con un aspecto colaborativo con la industria tradicional, pero en otros casos con propuestas de valor competitivas. En muchos casos buscan la innovación y generar valor al cliente final, así hoy se puede obtener financiación en minutos, invertir en activos inmobiliarios desde 50 euros, acceder a estrategias de inversión automatizadas desde 100 euros… Es decir, han llegado para mejorar el acceso a los servicios financiero y hacerlos más fáciles y sencillos de consumir”.

Otra forma de ver cómo evolucionan los diferentes sectores dentro del mundo de las startups tecnológicas es analizar el volumen de inversión que han atraído tanto de venture capital, fondos, business angels o entidades financieras. En el año 2015 estas empresas recibieron alrededor de 21.000 millones de dólares, un 75% más que el año anterior. En el 2016 el incremento fue del 10% hasta casi los 24.000 millones de dólares, siendo China el país con mayor inversión con unos 10.000 millones. Es destacable que del total invertido en startups tecnológicas a nivel mundial, un 25% recae en el Sector FinTech, siendo hoy la actividad que más inversión está atrayendo. Desde la AEFI se prevé que este año el volumen de inversión supere los 250 millones de euros.

Tagged , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *