La Generación X es la más desprotegida ante imprevistos financieros

El 57,5% de las personas de mediana edad está preocupada por la fragilidad económica de su familia frente a circunstancias adversas

Aunque la protección de los seres queridos de cara al futuro es una preocupación para cualquier ciudadano, la edad influye notablemente en la percepción del riesgo que tiene cada persona en su núcleo familiar.

De hecho, las personas de la Generación X (entre 35 y 54 años) son las que se sienten más desprotegidas ante situaciones imprevistas que afecten a uno de los cabezas de familia, tales como fallecimiento, invalidez, enfermedad grave o paro. Es una de las conclusiones de la III edición del estudio Los españoles ante el ahorro, la jubilación y el riesgo, elaborado por el Instituto Aviva.

Cada una de las tres principales generaciones analizadas en este estudio (millennial, X y mayores de 55) muestra un nivel de protección económico frente a posibles riesgos, basado en diferentes factores como los ahorros, deudas o cargas familiares.

Estos hacen que la Generación X sea también la más vulnerable ante posibles situaciones repentinas que afecten a uno de los sustentadores del hogar, ya que es la más endeudada y la que cuenta con más familiares a su cargo.

Por ello, las personas de esta generación son las que tienen contratado en mayor medida un seguro de vida como método para proveer de recursos económicos a los suyos en caso de incidente grave.

El estudio analiza los distintos perfiles según cada generación:

Generación millennial: menos deudas y cargas familiares y preparándose para el futuro. A pesar de ser la generación con menos cargas familiares (solo el 35,4% tiene parientes que dependan económicamente de ellos) y la menos endeudada (el 55,7% no tiene hipoteca ni préstamos grandes), no es la menos preocupada por la protección de los suyos.

Más de la mitad de estos jóvenes (52,6%) cree que su familia está muy poco protegida frente a circunstancias adversas, teniendo en cuenta además que son los que menos ahorros tienen (7.900 euros de media).

Por su parte, son los que más intención tienen de contratar un seguro de vida de cara al futuro, como afirma el 32,1% de los que actualmente no tiene una póliza.

Generación X: cabezas de familia, deudas y mayor necesidad de protección. El 57,5% de los ciudadanos de entre 35 y 55 años considera que su familia está poco protegida ante imprevistos, siendo este el grupo de edad que se siente más desprotegido de todos.

Esto se debe principalmente a un mayor nivel de endeudamiento (uno de cada dos debe más de 10.000 euros), así como al número de personas que dependen económicamente de ellos (el 69,5% tiene cargas familiares).

Se trata, por tanto, del segmento de la población donde se da mayor penetración del seguro de vida: el 38,3% afirma contar con uno y un 19,8% del resto quiere contratarlo próximamente.

Mayores de 55 años: tranquilidad y economía más desahogada. Estas personas son las que menos desprotegidas se consideran. Aun así, un 47,9% cree que su nivel de protección es insuficiente y solo tres de cada diez cuentan con un seguro de vida.

Por su parte, se caracterizan por tener generalmente una posición económica más desahogada. De hecho, disponen de 20.000 euros ahorrados de media. El 51,9% afirma estar endeudado.

Para Ignacio Izquierdo, consejero delegado de Aviva España, “garantizar la seguridad económica de nuestros seres queridos ante cualquier circunstancia adversa que afecte a uno de los sustentadores principales del hogar es vital. El seguro de vida es una de las formas más convenientes para cubrir esos riesgos y protegernos tanto a nosotros mismos como a nuestra familia. Creemos que es fundamental que se siga fomentando la educación financiera, para aumentar la concienciación y dar a conocer a los ciudadanos las diferentes formas de asegurar el futuro ante imprevistos”.

Según el estudio del Instituto Aviva, en términos generales un español tiene ahorrado de media más de 12.500 euros, pero el 56,1% afirma estar endeudado. De hecho, un 19% afirma superar los 60.000 euros en deudas, incluyendo la hipoteca.

Por su parte, más de la mitad (55,8%) asegura tener personas a su cargo que dependen económicamente de ellos, principalmente los hijos y los cónyuges.

Por otro lado, la circunstancia imprevista que más preocupación genera respecto a la protección de los seres queridos es, en primer lugar, una enfermedad grave o crónica, ya sea propia o de familiares (34,8%), seguida del desempleo (24,45%) y del fallecimiento de uno de los sustentadores de la familia (17,4%). Por último, se sitúan el no poder hacer frente a las deudas contraídas (16%) y la invalidez (7,3%).

Frente a estos reveses, el 54,2% de los españoles opina que su familia estaría muy desprotegida económicamente y tan solo un 3% cree que su grado de protección es excelente.

No es de extrañar, teniendo en cuenta, por un lado, el nivel de endeudamiento de los españoles y por el otro que el grado de protección que brinda el sistema de la seguridad social no llega a la mitad de los gastos medios anuales de un núcleo familiar.

Por ejemplo, si el único ingreso es una pensión de incapacidad permanente, apenas se cubriría el 48% de los gastos medios de un hogar 1 , mientras que en el caso de una pensión de viudedad no alcanzaría el 33%.

Ante esta situación, un 36% indica que cuenta con un seguro de vida como forma de proteger económicamente su futuro y el de sus familiares ante posibles circunstancias adversas. Además, entre aquellos que no poseen un seguro de vida, un 21,2% tiene previsto contratarlo próximamente.

Por otro lado, el Instituto Aviva ha publicado la guía 50 Preguntas Clave sobre el Seguro de Vida. Da respuesta a las principales cuestiones sobre estos productos, incluyendo los conceptos generales, las diferentes opciones y tipos de pólizas existentes. Además, incluye ejemplos prácticos.

Tagged , , , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *