La salud digital nos mete el médico en el bolsillo

Descubre más contenidos interesantes en la edición de mayo de elEconomistaSeguros

Las nuevas tecnologías y la conectividad llegan al mundo de la salud. Los dispositivos móviles permiten a los asegurados meterse a los médicos en el bolsillo

Un texto de V.M.Z.

¿Se acuerda de esa época en la que el teléfono móvil solo servía para hacer llamadas y enviar y recibir mensajes de texto? Los smartphones solo llevan una década con nosotros, pero parece que han estado en nuestro bolsillo toda la vida, tanto, que es casi imposible concebir y desarrollar nuestra actividad diaria sin ellos. Incluso para recibir asistencia médica y sanitaria. Y no, no estamos hablando de consultar con el ‘doctor Google’, hablamos de la llegada de la conectividad a la asistencia médica.

La digitalización de la salud es imparable, aunque de momento sus servicios no están fuertemente implantados, al menos en España. Pero el proceso es imparable. No lo decimos nosotros. En 2016 se estima que había 7,1 millones de usuarios de dispositivos médicos conectados o dispositivos de monitorización médica. Parecen pocos, pero su crecimiento será exponencial en los próximos años. Los expertos prevén que este tipo de dispositivos y wearables registren un crecimiento anual sostenido de un 47,9 por ciento hasta alcanzar en 2021 los 50,2 millones de usuarios.

Además de los dispositivos conectados, las consultas médicas virtuales no pararán de crecer en todo el mundo. Así, en los próximos años se estima un crecimiento global  sostenido del mercado de la consulta virtual que alcanzará los 158,4 millones de consultas virtuales en 2020. En 2014, se realizaron 19,7 millones de consultas en todo el mundo, de acuerdo con los últimos datos disponibles.

En el caso concreto de España. Axa Partner, compañía que forma parte del grupo asegurador Axa, prevé que en apenas dos años, el 25 por ciento de las consultas médicas de sus clientes serán digitales, por vídeo, voz o chat. Se trata de una realidad imparable que, además, permite agilizar las consultas médicas rutinarias y contribuye a reducir de forma paulatina el gasto sanitario y la masificación de los servicios médicos. En España el gasto sanitario asciende a cerca del 9 por ciento del producto interior bruto (PIB) y en los próximos años, al hilo del paulatino envejecimiento de la población, el porcentaje del PIB dedicada a esta partida será cada vez mayor.

En este contexto, no es raro que las empresas tecnológicas hayan echado el ojo a un sector clave en el desarrollo de la sociedad y uno de los pilares sobre los que se sustenta el estados del bienestar. Prueba de ello es que en la última edición del Mobile World Congress de Barcelona numerosas compañías tecnológicas han estado a la busca y captura de socios que aporten servicios de asistencia en salud más allá de los dispositivos tecnológicos.

Fruto de esa alianza son los proyectos de algunas compañías aseguradoras que apuestan por la digitalización de los servicios de atención sanitaria, con la puesta en marcha de consultas médicas a través de chat, teléfono o videollamadas, la teleprescripción de recetas o la monitorización remota de pacientes crónicos con patologías como hipertensión, asma o diabetes.

Es el caso de Axa Partners. La compañía ha presentado recientemente en España su estrategia de salud digital, en la que apuesta por servicios como la teleconsulta, la videoconsulta y la teleprescripción. “Con esta tecnología los asegurados que gocen de estos servicios no necesitarán  desplazarse al centro médico para la primera evaluación, la cual  se podrá realizar a través del móvil”, explica la compañía, que cuenta con un equipo médico propio para atender este servicio. “Además de tener siempre la garantía de un contacto directo con un médico experto que valorará la situación del paciente desde el sofá de su casa, en caso de ser necesario el profesional sanitario podrá teleprescribir los medicamentos necesarios sin el requisito del desplazamiento hasta la consulta”, añaden.

Atención en cualquier parte del mundo

La teleasistencia se vuelve importante especialmente en los viajes, en los que el servicio de teleprescripción de recetas de Axa Partners, válidas en los países de ámbito europeo, facilita a los pacientes la movilidad geográfica por vacaciones o por motivos de trabajo, sin dificultades ni en idioma ni en dispensación.

¡Continúa leyendo en elEconomistaSeguros!

Tagged , , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.