Las malas decisiones al volante ocasionan el 82% de las muertes y lesiones graves en accidentes de tráfico

ESTE ARTÍCULO CONTIENE ENLACES A ARCHIVOS DE AUDIO EXCLUSIVOS INCLUIDOS EN EL TEXTO

Virginia M. Zamarreño

Segurostv

Se acercan las vacaciones y con ellas, los desplazamientos en carretera. La Dirección General de Tráfico (DGT) calcula que este verano los españoles harán cerca de 80 millones de desplazamientos. Para ayudar a tener una conducción más eficiente y segura, Línea Directa ha elaborado un estudio que analiza cómo afecta la toma de decisiones en la conducción.

El análisis, realizado por la aseguradora en colaboración con el Instituto de Tráfico y Seguridad Vial de la Universidad de Valencia (Intras) concluye que en el 73% de los accidentes con víctimas el conductor no supo reaccionar al peligro y fue incapaz de tomar las decisiones adecuadas para evitarlo, según señaló Francisco Valencia, director de Gobierno Corporativo de Línea Directa y encargado de presentar el estudio.

Esto implica que de los 174.200 accidentes ocurridos entre 2007 y 2010 analizados en el estudio de Línea Directa, más de 127.000 se produjeron como consecuencia “de un error humano evitable”.

Evitar el alcohol, las drogas… y el cansancio

Los errores más comunes de los conductores, según el estudio de la filial aseguradora de Bankinter, son las distracciones al volante -ya sea por utilizar el GPS o sintonizar una nueva emisora de radio- ejecutar malas incorporaciones a las vías principales, realizar giros de forma incorrecta o adelantar de forma temerosa. No respetar la distancia de seguridad también supone un factor importante de riesgo a los mandos de un vehículo.

Otra distracción al volante es utilizar el teléfono móvil mientras se conduce, una práctica muy habitual entre los conductores más jóvenes. El estudio concluye que enviar mensajes de texto o utilizar el servicio de mensajería instantánea Whatsapp al volante disminuye un 70% el control del vehículo y provoca desplazamientos laterales en la vía una media de 4 metros, aumentando considerablemente el riesgo de tener un accidente grave.

Además de estos factores, debemos prestar especial atención a las condiciones físicas y mentales del conductor, ya que el estudio de la compañía del teléfono rojo desvela que la probabilidad de sufrir un accidente grave se multiplica por dos bajo los efectos del alcohol o las drogas y también por ponerse al volante sin haber descansado lo suficiente o con sueño.

El tipo de vía y el estado de la misma también condiciona la probabilidad de sufrir un accidente. El estudio de Línea Directa constata que las carreteras convencionales son más peligrosas que autovías y autopistas. En vías convencionales tuvieron lugar el 76% de los siniestros analizados, como consecuencia de malas decisiones de los conductores, mientras que los accidentes que se produjeron en vías rápidas se deben principalmente a distracciones.

Perfil de riesgo

El conductor con mayor probabilidad de sufrir un percance en la carretera como consecuencia de una mala decisión es un hombre de entre 18 y 24 años “por su menor pericia al volante y su baja percepción del riesgo”, explica Valencia; y hombres de más de 65 años “que cuentan con experiencia en la conducción, pero tienen menos capacidad de reacción”, indica. Ambos conductores tipo tienen un mayor riesgo de sufrir un accidente grave o mortal en desplazamientos por ocio y en vías rápidas, según las conclusiones del estudio de Línea Directa.

Declaraciones de Francisco Valencia a Seguros TV

Tagged , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow

Get every new post delivered to your Inbox

Join other followers: