Línea Directa y Audi, aliadas por la movilidad

Plan de movilidad

La aseguradora revoluciona el concepto de servicio en el sector asegurador con una flota de más de 1.000 Audi A1 Sportback integrada en su nuevo plan de movilidad.

En una sociedad que cada vez exige más flexibilidad y conectividad, un accidente de tráfico, por leve que sea, puede suponer un gran contratiempo. De hecho, más de la mitad de españoles (52%) reconoce “no poder vivir sin su coche”, por lo que prescindir de él, aunque sea momentáneamente, puede afectar gravemente a las obligaciones laborales, a las actividades de ocio o, incluso, a las relaciones personales. En este contexto, el auge de las Apps de movilidad o el fenómeno del carsharing, que ya cuenta con más de 400.000 usuarios habituales en España, ha cambiado drásticamente el panorama en este ámbito.

Por eso, Línea Directa Aseguradora ha presentado su Plan Integral de Movilidad que garantiza, no ya un vehículo de sustitución, sino la movilidad de todos sus asegurados. Para ello, ha adquirido más de 1.000 Audi A1 Sportback Adrenaline en régimen de renting, que, en caso de siniestro, pondrá a disposición de sus clientes de forma completamente gratuita. En este sentido, las prestaciones del nuevo servicio son absolutamente imbatibles: sin costes adicionales, prestado hasta el final de la reparación del coche siniestrado, sin esperas para peritar y con vehículos Premium siempre disponibles y entregados donde indique el cliente.

Este nuevo concepto supone un cambio de paradigma, ya que la compañía ya no ofrecerá un taller, sino que garantizará la movilidad de sus asegurados poniendo un Audi A1 a su disposición. Hasta ahora, los vehículos de sustitución eran propiedad de los talleres, que los ofrecían a todos los clientes de las aseguradoras por igual, lo que generaba un colapso en la prestación del servicio que retrasaba hasta en 2 ó 3 semanas la entrega del coche. A esto se le añadía la corta duración de la cobertura comparada con el tiempo real de reparación, ya que mientras la primera varía de 3 a 5 días según la compañía, una reparación sencilla casi nunca baja de los 7 días naturales.

Para solucionar el problema, Línea Directa invertirá inicialmente más de 3 millones de euros en su nuevo servicio, que se gestionará a través de los talleres de confianza de la compañía. De hecho, CAR Madrid y CAR Barcelona, los dos centros propiedad de Línea Directa, contarán con casi 120 vehículos para todos los clientes de la compañía.

De esta forma, la aseguradora refuerza las ventajas de su Red de Talleres de Confianza, los únicos en España que garantizan por escrito la utilización de recambios originales y de la marca en las reparaciones de los coches de sus clientes.

El Plan Integral de Movilidad de Línea Directa

Esta iniciativa se enmarca dentro del Plan Integral de Movilidad de Línea Directa, que incluye potentes iniciativas para empleados y clientes y que, a medio plazo, prevé solucionar cualquier problema de movilidad de sus asegurados a través de la digitalización. En este sentido, el Plan supondrá un cambio en el concepto de servicio en el sector, primando la flexibilidad, la movilidad y la conectividad y colocando al asegurado en el centro de todas las decisiones.

La fase cero o inicial del Plan coincidió con la puesta en marcha del programa de Financiación Total, dirigido a los clientes de Línea Directa que han sufrido la pérdida total de su vehículo. A través de esta iniciativa, Bankinter ofrece a estos asegurados la financiación de un coche nuevo con condiciones más ventajosas que el mercado.

La Fase 1, pensada como piloto del nuevo servicio de vehículos sustitución con coches Audi, está dirigida a empleados, que pueden disponer de un renting de coches Premium con seguro, mantenimiento y revisiones incluidas a un precio realmente competitivo. El programa, al que se adherido ya un 10% de la plantilla, está en funcionamiento desde hace dos meses.

La Fase 2 está dirigida a clientes y es la que ha sido presentada hoy en Madrid, en tanto que la Fase 3, aún en estudio, se centrará de nuevo en los casos de pérdida total del vehículo, en los que Línea Directa podrá ofrecer medidas alternativas a la indemnización, basadas en la flexibilidad y en las preferencias del cliente. Por último, a través de la Fase 4, la compañía brindará todo tipo de soluciones de movilidad personalizadas para cada cliente a través de la digitalización.

Para Francisco Valencia, director de gobierno corporativo de Línea Directa, se trata de una apuesta de la compañía por la movilidad única: “Después del lanzamiento del nuevo servicio, Línea Directa ya no preguntará a sus clientes a qué taller quieren llevar su coche, sino a dónde quieren que le llevemos su Audi A1. En este sentido, Línea Directa trata de impulsar un cambio de paradigma en el concepto de servicio y de movilidad que hasta hoy, ha regido en el sector asegurador, siempre con el objetivo de responder a la demanda de la sociedad y de todos nuestros clientes”.

Tagged , , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.