Los viajes se consolidan como el primer destino del ahorro digital de los españoles

La vivienda es la segunda prioridad para los ahorradores

Ahorrar para un viaje se consolida como el primer objetivo del ahorro digital en España. Así lo pone de manifiesto el III Informe de Ahorro Coinc 2016, que se basa en las estadísticas procedentes de los más de 111.000 ahorradores de Coinc, la plataforma digital de servicios financieros de Bankinter.

Para la elaboración del estudio, Coinc ha analizado los hábitos de ahorro de usuarios que tienen depositados en el portal en torno a 900 millones de euros en diferentes metas de ahorro que ellos mismos definen (ahorro, viajes, boda, electrónica, compra de coche, formación…).

Se trata de la mayor cantidad de dinero clasificado por los propios ahorradores que ha sido analizada en España, y ofrece una radiografía completa del perfil del ahorrador digital en nuestro país y de sus hábitos según sus propios objetivos, edad, ubicación geográfica y género.

Así, el 53% de los ahorradores destina su dinero a ahorro en general. Pero, contando sólo con las metas o etiquetas que no son ahorro genérico, un 21% de ellos aparta dinero en esta hucha digital para pagar un gran viaje.

Lo mismo ocurría en 2015, según las conclusiones del Informe de Ahorro de Coinc de ese año. El objetivo de ahorro medio que se imponen los ahorradores para viajes es de 10.800 euros.

Tras el pago de un viaje, la vivienda es el segundo destino de los ahorros, ya que lo eligen como prioridad el 20% de los usuarios. En este caso, la cantidad media que se fijan como objetivo se triplica hasta situarse en 32.900 euros, al ser la compra de vivienda una inversión mucho mayor.

Tras viajes y vivienda, la compra de un coche o una moto es el objetivo de ahorro que se impone en un 13% del total de los usuarios. Y, por encima de la inversión en regalos o incluso en formación, se posiciona la electrónica como una meta de ahorro creciente, en concreto para el 8% del total de los usuarios, sobre todo entre los más jóvenes.

Por edades, existen diferencias sustanciales en el ahorro. Los ahorradores españoles con edades superiores a los 35 años consiguieron aumentar su patrimonio en 2016 hasta un 8% más respecto al año anterior, a diferencia de lo ocurrido entre los más jóvenes.

Esto evidencia que a partir de esa edad se produce un salto cualitativo en el perfil general del ahorrador en España, al contar con un mayor nivel de ingresos, más estabilidad laboral y personal y, en consecuencia, mayor voluntad y capacidad de ahorro.

En la franja de entre 45 y 49 años se ve una mayor capacidad de ahorro, con un crecimiento del 8% en 2016, en comparación con el año anterior. El promedio ahorrado ronda los 12.000 euros.

Esta cantidad es la misma que logran reservar en su hucha digital los españoles de entre 50 y 54 años, aunque, en este caso, ahorraron un 7% más en el mismo periodo.

En el resto de tramos de edad, aunque crece el ahorro, el aumento es mucho menor. Así, aquellos que tienen entre 35 y 39 años destinan a la hucha 8.800 euros, lo que supone un 3% más frente a 2015.

El mismo crecimiento se registra en el tramo de 55 a 59 años, aunque con una diferencia fundamental porque estos últimos logran apartar de media 13.000 euros (4.200 más).

La otra cara de la moneda la representan los menores de 30 años, cuyo ahorro se redujo entre un 4% y un 35%. A menor edad, más caída del ahorro. Estos datos reflejan, en parte, la brecha económica existente entre los jóvenes que llegaron al mundo laboral después de la crisis económica que comenzó en 2008 y que aún no han podido beneficiarse de la senda de la recuperación respecto a aquellos que tienen más de 30 años y que desembarcaron antes en el mercado de trabajo.

Por sexos, también existen diferencias. Así, las mujeres tienen más capacidad para ahorrar que los hombres antes de los 30 años, aunque esto se invierte entre los 30 y los 40, lo que sin duda está influido por el hecho de que el salario medio femenino es inferior al masculino.

En cuanto a las diferencias en metas las mujeres muestran más interés que los hombres en las categorías de viajes, bebé, boda o moda, mientras los hombres se decantan más por áreas como coche o moto y electrónica.

En función de la residencia del ahorrador, se mantiene la brecha entre los que viven en las comunidades autónomas del norte y las del sur, debido principalmente a la diferencia de ingresos per cápita existentes.

Autonomías como el País Vasco, Cantabria y Castilla y León encabezan el ranking del mayor volumen ahorrado y en ellas, el saldo medio ha aumentado en torno a 4.000 euros durante este año. En el resto el ahorro se ha incrementado en menos de 3.000 euros, con Extremadura, Murcia y Andalucía en el otro extremo.

Tagged , , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.