Más de la mitad de los empleados desconoce el periodo mínimo de cotización para acceder a la pensión

Un estudio de NN Seguros revela que los españoles cmienzan a planificar la jubilación a los 43 años

El final del año suele ser una época propicia no sólo para hacer planes, sino también para replantearse el futuro en todos los sentidos y el financiero es uno de ellos. Cuestiones como la llegada del momento de la jubilación, el cálculo de la pensión o la necesidad de contratar planes de pensiones complementarios, cobran importancia en este período. Más aún cuando todo lo relativo a las pensiones es uno de los temas más candentes en la actualidad, sobre todo si tenemos en cuenta el grado de desconocimiento pero también de preocupación hacia la jubilación por parte de los ciudadanos.

Lo cierto es que los españoles no comienzan a planificar su jubilación hasta los 43 años, a pesar de que el 50% de los encuestados considera que no tendrán suficiente con la pensión pública, –sólo el 20% considera que están garantizadas para los próximos 40 años-. Éstos son solo algunos de los datos que arroja la 2ª parte del estudio “Previsión Social Empresarial y Jubilación en España”, centrada en los empleados y realizado por la compañía de investigación de mercados GFK para Nationale-Nederlanden.

Del estudio se desprende, además, que aunque el 56% de los españoles creen que sus ingresos se verán muy afectados cuando se jubilen, casi la mitad de los encuestados-el 46,1%- no dispone de ningún producto de ahorro o inversión complementario a la pensión pública de jubilación porque, afirman, lo ven lejano o no les hace falta.

En el entorno de incertidumbre actual, Nationale-Nederlanden ha impulsado este estudio con el objetivo de conocer en profundidad cómo planifican su jubilación los empleados españoles y saber hasta qué punto las empresas les facilitan las herramientas para hacerlo a través de sistemas de previsión social alternativos”, explica Carlos González Perandones, subdirector general de Nationale-Nederlanden.

La jubilación, esa gran desconocida

Se está produciendo un cambio con respecto a la jubilación de directivos y empleados de las empresas. El panorama actual se ha visto afectado por varios factores como las reformas de la legislación en materia de Seguridad Social, que traerán como consecuencia la reducción de las pensiones y la inexistencia de una edad obligatoria para jubilarse.

El estudio pone de relieve que existe un alto desconocimiento y despreocupación hacia la jubilación entre los empleados españoles. De hecho, 1 de cada 4 encuestados confiesa que la jubilación le queda tan lejos que no le preocupa. Sólo 4 de cada 10 saben cuál es el periodo mínimo de cotización necesario para acceder a la pensión de la Seguridad Social, mientras que 3 de cada 10 desconocen la edad mínima para obtener el máximo de pensión y únicamente el 27,3% conoce las modificaciones que se han realizado en su cuantía y en las condiciones de acceso.

Además, apenas 2 de cada 10 se han informado sobre cuánto les quedará de pensión. Por otro lado, más de la mitad de los encuestados –el 56%- afirma que el nivel de información que recibe por parte de la administración pública sobre la que será su situación financiera una vez jubilado es muy bajo y el 58% se queja de que la información que le ofrece su empresa sobre este aspecto es insuficiente.

Ante estos resultados, para Carlos González Perandones resulta imprescindible que “la empresa, directivos y trabajadores pongan el foco sobre una solución de jubilación en función de sus necesidades, capacidad y situación específica. Las empresas, de alguna forma, tienen que asumir la responsabilidad de crear concienciación entre sus empleados y desarrollar herramientas que faciliten la planificación de su futuro financiero de forma conjunta”.

El ahorro, a examen

Como se ha mencionado, según el estudio, el porcentaje de los empleados que no cuenta con ningún plan de ahorro o inversión para complementar la jubilación es muy alto -un 46,1%-, siendo los motivos económicos la principal barrera para disponer de ellos. De hecho, 4 de cada 10 entrevistados aseguran que en su situación actual no tienen la capacidad de ahorro necesaria para planteárselo y el 70% confiesa que la crisis ha mermado su capacidad de ahorro.

Del 54% de empleados españoles que sí tiene contratado algún producto de este tipo, solo un 6,4% lo tiene, exclusivamente, a través de su empresa. Entre los productos contratados, destacan muy notablemente los planes de pensiones. Más de la mitad de los empleados valoran la seguridad por encima de la rentabilidad cuando se trata de instrumentos para planificar su jubilación.

La concienciación empieza en la empresa

Es significativo que, del 12,4% de empleados que cuentan con algún producto para reforzar su jubilación a través de su empresa, 2 de cada 10 no recuerdan con qué compañía lo ha contratado y casi la mitad no sabe qué rentabilidad obtiene.

Un aspecto muy llamativo es que un alto porcentaje –casi 6 de cada 10- considera que el nivel de compromiso actual de su empresa en la planificación de su jubilación es bajo y 3 de cada 10 aseguran que la cobertura de beneficios sociales que les presta la compañía en la que trabajan es mala o muy mala.

“Todos estos datos indican – según señala González Perandones-, que las empresas españolas tienen un reto muy importante: por una parte, concienciar a sus empleados sobre la importancia de prever con la suficiente antelación los mecanismos necesarios para poder mantener su nivel de vida y su expectativas financieras una vez jubilados y, por otra parte, facilitarles esos instrumentos de ahorro y previsión”.

Tagged , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *