Menores ante el ciberbullying ¿Cómo puede ayudar el sector asegurador?

El acoso a menores es una problemática que va ganando enteros como una de las grandes preocupaciones de los padres, de los centros escolares y de la sociedad en general. Según datos de un estudio de la Unesco presentado a principios de 2017 y titulado “Poner fin al tormento: cómo abordar el acoso escolar, desde el patio del colegio al ciberespacio”, el 34% de los jóvenes de entre 11 y 13 años dicen haber sido acosados en los últimos 30 días y un 8% de ellos dice serlo a diario.

Esta problemática, que tradicionalmente ha tomado forma como acoso verbal, social o psicológico, ha ido evolucionando en paralelo a la revolución digital y ahora se da no solamente en el entorno físico sino que también se traslada en el ámbito de internet. El espacio online, donde es mucho más sencillo acosar desde el anonimato y de forma recurrente, se ha convertido para muchos menores en un entorno hostil.

Ante este nuevo contexto, tanto la comunidad educativa como los padres intentan encontrar herramientas y soluciones que permitan luchar contra esta lacra y ofrecer protección a los menores afectados. La prevención es sin duda uno de los instrumentos más potentes: se trata de educar a los menores en el respeto hacia los demás y, también, en enseñarles a protegerse mediante estrategias sencillas como no compartir información personal o restringir la privacidad en las redes sociales.

Pero más allá de la prevención por la vía educacional, el entorno digital también ofrece herramientas que pueden ser de ayuda en la detección y el combate contra el ciberacoso, como es el caso del seguro que ha presentado la compañía de protección jurídica DAS Seguros, teniendo en cuenta estas nueva necesidades.

Se trata de DAS Ciberbullying, un producto que ofrece garantías como asistencia psicológica, protección del menor ante el acoso y el grooming, asistencia jurídica ilimitada, reclamación ante el colegio para que se activen los protocolos necesarios, mediación de conflictos, suplantación de identidad y protección de datos. Además, consta también de una aplicación para el teléfono móvil llamada Proofup con la que los menores podrán capturar o grabar cualquier situación de acoso y compartirla con sus padres. Y si estos consideran que las capturas se tratan de una situación de acoso, podrán compartirla a su vez con la compañía aseguradora para que a través de un tercero, las guarden como evidencias probatorias por si hubiera que emprender acciones judiciales.

En definitiva, se trata de una evolución en el sector asegurador que responde a una necesidad creciente de la sociedad ofreciendo protección y herramientas a los menores para poder defenderse de comportamientos abusivos.

Tagged , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.