Perder el tiempo en la pública le da ventaja a la sanidad privada

Tiempo y profesionalidad: motivos por los que los usuarios eligen la sanidad privada

El ahorro de tiempo por parte del paciente y la libre elección de profesionales sanitarios son los dos aspectos que más valoran los usuarios que se decantan por la sanidad privada, actualmente más de 11 millones de personas en España (el 21,3% de la población) y 446.380 en el País Vasco.

El aseguramiento médico privado ha ido creciendo en España, contribuyendo al desarrollo de un potente sector económico que con su actividad genera 262.525 empleos, aporta 28.562 millones de euros al PIB y ahorra al sistema sanitario público entre 4.369 millones y 9.860 millones de euros cada año (en el País Vasco en torno a 240 millones de euros anuales).

Según señala Javier Aguirregabiria, director general adjunto de IMQ, “dado que la salud es uno de los bienes más preciados con que contamos, los pacientes valoran y demandan cada vez más una asistencia sanitaria prácticamente inmediata cuando tienen un problema. De hecho, un reciente estudio realizado por la Fundación IDIS (Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad) sobre experiencia del paciente constata que este factor es el más relevante no solo para urgencias, sino también en lo referido  a pruebas diagnósticas, consultas y hospitalización. El ahorro de tiempo alivia, por otra parte, la incertidumbre asociada a la necesidad de esperar a una consulta o unas pruebas cuando la salud se ve alterada”.

Con el fin de proporcionar una asistencia “lo más rápida y eficiente posible, en IMQ hemos dotado a los médicos de familia de un papel relevante en el proceso sanitario con el que no cuentan otras compañías, convirtiéndoles, como en el caso de la sanidad pública, en auténticos gestores de salud para los pacientes y la puerta de entrada al sistema, lo que les ahorra tiempo, además de dirigirles de la forma más rápida y adecuada por el proceso diagnóstico y terapéutico”, indica Aguirregabiria.

El director adjunto de IMQ destaca, igualmente, “la preferencia del paciente privado por centros certificados en calidad y seguridad, un cuadro médico referente y tecnología avanzada. En nuestro caso contamos con una amplia red de centros propios entre los que destaca la clínica IMQ Zorrotzaurre, el mayor hospital privado de Euskadi y el primero que obtuvo en nuestra Comunidad la Joint Commission International, la certificación sanitaria más exigente del mundo”.

Otro de los elementos más valorados es la atención continuada las 24 horas al día. “En nuestro caso, cuando surge una urgencia, además de los servicios específicos de nuestras clínicas y centros ambulatorios, contamos también a partir de las 20:00 h, de lunes a viernes y durante todo el fin de semana, con un servicio de atención domiciliaria continuado de medicina y enfermería”.

El avance de la transformación digital está siendo, de igual modo, un elemento característico en el actual momento de la sanidad privada. Según señala Aguirregabiria, “el paciente exige cada vez en mayor medida contar con nuevos canales y servicios digitales que le aporten una respuesta y atención personalizadas e inmediatas, tanto de las compañías como de los profesionales sanitarios. Ello está obligando al sector a encarar importantes inversiones tecnológicas y a innovar a marchas forzadas para dar respuesta a las necesidades y ritmo que exige este esfuerzo de adaptación. Hemos puesto ya en marcha, por ejemplo, la vídeo-consulta y la cita online, disponemos de un médico asesor y un chat médico online, plataformas tecnológicas como info33+ para posibilitar el acceso a la historia clínica en dispositivos móviles o una aplicación móvil que permite acceder a numerosos servicios no presenciales, entre otros avances”.

Tagged , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.