¿Qué pueden hacer los viajeros afectados por la actividad volcánica en Bali?

El volcán monte Agung en Bali ha entrado en erupción tras medio siglo de inactividad. Las autoridades han elevado el nivel de alerta al máximo y han decidido cerrar el aeropuerto internacional de Bali durante tres días. A pesar de la reapertura del espacio aéreo, no se descartan nuevos cierres en función del avance y dirección de la nube de ceniza. Ante esta situación, y con las reservas para la temporada de Navidad a la vuelta de la esquina, muchos viajeros se plantean si podrán viajar a Bali en las próximas semanas y cuáles son los trámites que deben hacer para cancelar sus reservas sin perder el dinero adelantado.

¿Qué debe tener en cuenta el viajero?

Intermundial explica que, cuando, como en el caso de Bali, las condiciones meteorológicas no permiten que los vuelos operen con normalidad, la normativa comunitaria e internacional que regula el transporte aéreo de pasajeros establece que las compañías aéreas pueden quedar exentas de responsabilidad en el pago de indemnizaciones a los pasajeros.

De esta forma, si las aerolíneas justifican la concurrencia de un supuesto de fuerza mayor, en este caso, condiciones meteorológicas adversas que afecten la operativa de vuelos, los pasajeros perderían todo el importe que hayan abonado por sus reservas.

Además, cada empresa turística tiene su propia política de cancelación y, por lo tanto, los gastos de anulación serán diferentes, si bien estos suelen corresponder a un porcentaje del precio de la reserva que, normalmente, es mayor cuanto menor es la antelación con la que se cancela el servicio contratado.

¿Qué son las causas de fuerza mayor?

Se considera fuerza mayor una situación ajena al viajero y que suponga un riesgo al viajar, como la declaración de zona catastrófica del destino o un acto de piratería, entre otras. Se aplica especialmente cuando las autoridades de un país declaran como “zona catastrófica” el lugar de destino donde se prevé viajar, o también el lugar de tránsito hacia el destino, siempre que éste sea el único camino para llegar al mismo. Las causas de la declaración de zona catastrófica suelen ser los desastres naturales, como las inundaciones, terremotos o incendios o, en el caso de Bali, la erupción de un volcán.

¿Cómo protege el seguro al viajero ante estas causas de fuerza mayor?

InterMundial explica que dispone de un Seguro de Fuerza Mayor que amplía la protección al viajero en situaciones imprevisibles. Estos seguros garantizan que, si ocurre una situación de este tipo, el seguro reembolsará al viajero los gastos generados por la cancelación, prolongación o interrupción del viaje.

De esta forma, si antes de realizar el viaje las autoridades oficiales declaran que no se puede viajar al destino o hay un retraso en la salida del medio de transporte superior a 24 horas debido a una causa de fuerza mayor y no existe alternativa de viaje para llegar a destino, el seguro reembolsará al viajero los gastos de cancelación.

Del mismo modo, si durante la estancia en destino, una situación de fuerza mayor provoca un retraso en el medio de transporte de vuelta (al menos hasta el día siguiente) y el viajero necesita permanecer más tiempo fuera de casa del planeado inicialmente, el seguro le devolverá los gastos que se ocasionen por el alojamiento, dentro de los límites establecidos en la póliza.

Por último, si el viajero tuviera que interrumpir su viaje y volver a casa debido a una causa de fuerza mayor, Intermundial recuerda que el seguro reembolsará los gastos del transporte de regreso.

Entre las causas consideradas de fuerza mayor por estos seguros especializados se encuentran las erupciones volcánicas, siempre especificando que, para que esta causa sea admitida por el seguro, la situación de fuerza mayor siempre debe ser conocida después de la contratación del viaje/seguro.

Tagged , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *