¿Sabes qué puede hacer el seguro por ti?

Descubre más contenidos interesantes en la última edición de elEconomistaSeguros

El sector asegurador resuelve cada año más de 50 millones de sucesos. Desde los más fáciles, como una gotera en su hogar, hasta grandes accidentes de tráfico y complicados siniestros en industrias.

Un texto de V.M.Z.

El riesgo nunca duerme, siempre está al acecho, dispuesto a hacer de las suyas cuando menos se lo espera. Pero no queremos ser agoreros, porque contamos con la protección silenciosa y casi permanente del seguro. Pero no lo decimos nosotros, no, lo dicen las cifras.

En lo que usted tarda en llegar de Madrid a Barcelona en el puente aéreo, el sector asegurador se ha ocupado de 693 accidentes leves de tráfico, con un coste de 453.750 euros, 81 accidentes graves de tráfico, con 301.260 euros en prestaciones; 14 robos de vehículos; 3.415 actos médicos y prestaciones de salud con un importe de 684.305 euros y 280 problemas en empresas y comercios, con un importe de 227.788 euros.

Esta es solo una muestra de la actividad que desarrolla el sector asegurador en una hora, con datos que recopila Unespa en el Informe Estamos Seguros 2016, con el que quiere hacer llegar a la sociedad la labor que el seguro hace día a día.

El objetivo fundamental del seguro es resolver problemas, y cada año se ocupa de más de 50 millones de siniestros que reclaman pagos que equivalen al salario anual de 1,2 millones de trabajadores. Como afirma el informe, “el seguro no descansa, nunca se para, porque tampoco lo hacen los percances que sufren sus clientes”.

Protección del patrimonio

Quizá los seguros más habituales en un hogar sean los que cubren los daños patrimoniales. Estos incluyen el seguro de hogar y el de automóviles. El seguro de automóviles es el que más se contrata en España. Un 80 por ciento de los hogares cuenta con una póliza de este tipo. Esto se debe, en parte, al carácter obligatorio de este seguro. Los vehículos no asegurados que causen algún accidente están cubiertos por el Consorcio de Compensación de Seguros que se encarga, además, de cubrir los riesgos de carácter extraordinario, ya sean provocados por la naturaleza o por la mano del hombre.

Unespa explica que más allá de la protección de los daños materiales, el seguro de autos es “un complejo mundo de servicios que atiende todos y cada uno de los percances que le pueden ocurrir tanto a los vehículos como a los que viajan en ellos, a los peatones y a los ciclistas”. El sector asegurador resuelve cada año 11 millones de incidentes “gracias a una de las plataformas de servicios más eficientes de la economía española!.

Atención a las víctimas

Lo que muchos asegurados desconocen es que la atención sanitaria de los heridos en accidentes de tráfico corre a cuenta de las compañías de seguros. Desde el rescate en carretera, el traslado a un centro hospitalario y todos los actos médicos que requiera. Incluso la rehabilitación de lesiones, si es necesaria. El informe Estamos Seguros recuerda que el compromiso del sector con las víctimas y lesionados de tráfico se traduce en un desembolso de 550 millones de euros en 2016 para el pago de los gastos de asistencia sanitaria en accidentes de tráfico.

Otro de los seguros más contratados por las familias españolas es el de hogar. Según los últimos datos disponibles, el 75 por ciento de las viviendas están aseguradas en España. Esta es una cifra relevante, ya que la vivienda es el principal activo financiero de gran parte de las familias españolas. ¿Se imagina las consecuencias que tendría perder la vivienda como consecuencia de un incendio y no contar con la protección de un seguro? Aunque el seguro de hogar no es obligatorio, a la hora de firmar una hipoteca con un inmueble como garantía sí que es necesario tener la vivienda asegurada contra incendios.

El seguro de hogar se ha convertido en un producto “todoterreno” que cubre tanto los daños que se produzcan en la vivienda como los que puedan sufrir sus habitantes dentro y fuera de sus cuatro paredes. Recuerde, en lo que tarde el puente aéreo entre Madrid y Barcelona se producen 807 problemas en viviendas atendidos por el seguro, con un desembolso de 291.361 euros. Los percance más habituales son los daños provocados por el agua, por ejemplo, una gotera ¿le suena?

Las compañías que operan en este ramo del negocio asegurador incluyen garantías y servicios de valor añadido que hacen que estas pólizas se conviertan casi en verdaderos asistentes personales de los hogares.

Protegidos hasta el último momento

Uno de los seguros que más valoran las familias españolas es el de decesos. Más del 50 por ciento de los hogares españoles cuentan con esta póliza que lleva comercializándose cerca de 150 años y cuyo cometido principal es el de hacerse cargo de los costes del sepelio cuando el asegurado fallece. Pero estos seguros van más allá y ofrecen un completo servicio de asistencia a la familia en uno de los momentos más delicados, facilitando una solución integral a todos los problemas relacionados con la muerte de un ser querido.

De acuerdo con los datos de la patronal del sector asegurador que preside Pilar González de Frutos, cada hora el sector atiende 35 prestaciones de decesos, con un coste de 100.881 euros. En 2016, el sector asegurador atendió 243.122 sepelios, el 60,4 por ciento del total de los producidos en España.

Pero antes de llegar a este extremo, el seguro le ha acompañado a lo largo de su vida protegiéndole. El 27 por ciento de los hogares cuenta con seguro privado de salud, de acuerdo con la última Encuesta de Presupuestos Familiares (EPF) elaborada por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Estas pólizas atienden las necesidades sanitarias de sus asegurados, además de las prestaciones económicas provocadas por una enfermedad o una hospitalización. Solo en 2016 el sector se hizo cargo de más de 3.700 millones de euros en pagos del seguro de asistencia sanitaria, 123 millones de euros en subsidios e indemnizaciones; 465 millones de euros en concepto de reembolso de gastos y 1.463 millones de euros en la atención de los asegurados pertenecientes a mutualidades de funcionarios. En total, el seguro de salud atiende a 11,1 millones de asegurados.

El seguro de vida es otro de los encargados de proteger a las personas todos los días de su vida mientras la póliza esté en vigor. Su misión es dar estabilidad en el futuro y su función es doble. Por un lado, permite prevenir las consecuencias económicas del fallecimiento o la invalidez a través de un capital garantizado. Además, permite al asegurado construir poco a poco un ahorro para el futuro, principalmente, para complementar la pensión de jubilación. Más de 20 millones de españoles cuentan con un seguro de vida, ya sea de riesgo o de ahorro. Este ramo del negocio asegurador gestiona, además, ahorro de sus clientes por valor de 210.000 millones de euros.

Y cuando decimos que el sector lo protege todo y a todos, es cierto. No se olvida de los mejores amigos del ser humano, las mascotas. Cada vez más hogares españoles tienen mascota, ya sea un pero, un gato o algún tipo de animal exótico. Forman parte de la familia y como tal, deben estar protegidos. El sector asegurador ha detectado una demanda creciente de protección para los animales de la casa y ha lanzado una serie de póliza que, más allá de la responsabilidad civil, prestan multitud de servicios relacionados con la salud y el bienestar del animal de compañía. Por poner un ejemplo, el coste medio de las prestaciones veterinarias realizadas en 2016 por el seguro en España asciende a 915,85 euros.

El papel protector del seguro se extiende fuera de las fronteras del hogar y es uno de los pilares del desarrollo económico y empresarial del país. El seguro español registró en 2016 un volumen de negocio de 63.827 millones de euros, un 12,24 por ciento más que un año antes. Esta cifra equivale aproximadamente al 5,5 por ciento del PIB anual.

Siempre se ha destacado, además, el papel del sector asegurador como inversor institucional, pero en la presentación del Informe Estamos Seguros 2016, González de Frutos quiso destacar el papel de “contribuyente institucional” que tiene el seguro.

De acuerdo con un estudio elaborado junto a PwC, en 2016 las aseguradoras generaron unos ingresos al Estado de 7.087 millones de euros entre impuestos soportados y recaudados. Eso supone una aportación de 19 millones de euros al día a las arcas públicas.

Los impuestos satisfechos directamente por las aseguradoras sumaron 3.157 millones de euros el pasado año. Esta cifra incluye el impuesto de sociedades, el impuesto sobre el valor añadido (IVA), la contribución de bomberos, los impuestos sobre la propiedad o la aportación por parte de las aseguradoras a la Seguridad Social de sus trabajadores.

Por el Impuesto de Sociedades las más de 200 compañías registradas en España abonaron 1.315 millones de euros. Esta cantidad representa el 6% de todo lo recaudado por parte de Hacienda por este concepto el pasado año. Le sigue en importancia el IVA, que supuso el pago de otros 1.028 millones por parte de las entidades. Otros conceptos destacados entre los impuestos soportados por el seguro son la contribución a la Seguridad Social a cargo de la empresa (486 millones). El papel protector del seguro se extiende a prácticamente todos los ámbitos de la sociedad, en cualquier actividad, aunque en muchas ocasiones no se vea y no sepamos apreciarlo de la manera que se merece.

Tagged , ,

One thought on “¿Sabes qué puede hacer el seguro por ti?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *