¿Se habla español en la publicidad?

Estrenamos categoría en el Blog dedicada a la publicidad y la comunicación con este artículo de la publicitaria Carmen Farelo

Carmen Farelo, publicista

No hay lugar a dudas que, cada vez más, nuestro trabajo -y nuestra vida- están llenos de términos ingleses o anglicismo para definir actos o cosas para las que nuestro idioma, el español, tiene sustitutos de sobra. Ahora no mandamos un correo, mandamos un mail. Ya no escribimos un mensaje, ahora escribimos un whatsapp, tenemos followers, un jugador hace un hat trick o nuestro equipo pasa a los play off.

Las nuevas tecnologías están favoreciendo la intromisión de esos términos ingleses en nuestra forma de expresarnos y de escribir. Pero, sin duda alguna, es en los anuncios publicitarios donde más se utiliza la lengua inglesa, hasta el punto que ya empieza a ser preocupante la invasión de términos anglosajones.

Por esta razón, la Real Academia Española (RAE) y la Academia de la Publicidad organizaron el pasado 18 de mayo una jornada en la sede de la RAE bajo el lema ¿Se habla español en la publicidad? patrocinada por el Banco Popular.

Bajo la presidencia de Darío Villanueva, director de la RAE, y Fernando Herrero, presidente de la Academia de la Publicidad, que expresaron su preocupación por el excesivo uso del inglés, no solo en los anuncios sino también en muchas de nuestras empresas, como lo demuestran las nueva denominaciones de gran cantidad de títulos o cargos: managing director, planner, head of strategy, etc.

Junto con ellos, participaron catedráticos como Soledad Puértolas y José María Merino y conocidos publicitarios como Miguel Ángel Furones, Tony Segarra o Joaquín Lorente.

Se han realizado varios estudios e investigaciones previos a la celebración de la jornada, y los datos son abrumadores:

Más de 300 marcas usaron inglés en su publicidad durante 2015, dato que se ha multiplicado por diez en los últimos doce años, algo que la RAE atribuye al complejo de inferioridad del español.

Estas marcas han invertido en medios más de 500 millones de euros y generado casi medio millón de impactos publicitarios, lo que supone que uno de cada cinco impactos es en inglés.

Por sectores, son la automoción, la belleza, la moda, la electrónica, los electrodomésticos y la telefonía móvil donde más anglicismos nos encontramos. Así como en la banca y los seguros.

Más del 65% de las marcas de automóviles tienen su eslóganes en inglés. Una de las grandes excepciones es BMW que sigue con su famoso ¿Te gusta conducir? Creado precisamente en España.

Otro tema a destacar es que el uso de términos en inglés hace que los mensajes publicitarios no sean entendidos por lo públicos objetivos más mayores, con menos formación o residentes en núcleos fuera de las grandes ciudades.

Según el estudio cualitativo realizado por Cimop, una de las principales conclusiones es que, de alguna manera, se asocia el español al aislamiento y el inglés a la apertura y a la internacionalización. No obstante, el exceso de lemas en inglés desdibuja su pretendida eficacia porque ya no aporta diferenciación a esas marcas.

De esta Jornada ha salido un equipo de trabajo que pretende fomentar el uso del español entre los anunciantes.

Tagged , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *