Siete consejos en caso de robo o siniestro

Como cada año, con la llegada de la época estival los robos en domicilios aumentan en vacaciones. Aun así, las cifras de robos en España  son robossignificativas todo el año por lo que es importante saber cómo actuar en estas situaciones.

Según los últimos indicadores de criminalidad publicados por el Ministerio del Interior, el número de robos entre enero y marzo de 2018 se ha incrementado un 6,5. Las ausencias prolongadas también contribuyen a que cualquier siniestro en el hogar tenga consecuencias mayores. Francisco Picón, director de Prestaciones de Seguros Generales en Caser, hace una serie de recomendaciones en caso de robo o cualquier otro accidente:

  1. ¡Ponte a salvo!: Si al acceder a la vivienda notas cualquier factor de riesgo como que un ladrón está dentro, todo está inundado y con cables en contacto con el agua, ves grietas u oyes ruidos que presagian el colapso de la estructura, abandona inmediatamente la vivienda.
  2. Alerta a las Autoridades: Si se trata de un robo, llama a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado (Policía, Guardia Civil, Mossos d’esquadra, Ertzaintza, etc.) y no toques nada hasta que acuda la policía científica a tu casa. Si hay riesgo para las personas, llama a los bomberos.
  3. Deja que te ayude tu aseguradora: Comunica el siniestro a tu compañía aseguradora lo antes posible para que puedan ponerse en marcha y se inicien las labores de reparación y/o evaluación de los daños.
  4. Evita más daños: Haz todo lo que puedas para que no se incrementen los daños. Por ejemplo, corta la llave de abastecimiento de agua o el suministro eléctrico, desconecta los electrodomésticos o cambia la cerradura y repara cualquier medida de protección que deje accesible la vivienda como cristales, puertas o ventanas.
  5. Guarda vestigios de esos daños: Realiza fotografías o videos de los daños, pues serán de utilidad para su valoración y para establecer la causa del accidente. Haz una lista de los objetos que han resultado dañados o han sido robados y, en este último caso, describe en la denuncia esos objetos robados para que puedan devolvértelos si aparecen. También es importante recopilar las facturas o fotografías de los enseres sustraídos que ayuden a probar su preexistencia.
  6. Salva lo que puedas: Trata de recuperar el mayor número de objetos dañados. Por ejemplo, en el caso de daños por el agua, retira los muebles y enseres afectados para que se empiecen a secar.
  7. Y… ¡recupera tu vida!: Una vez realizadas todas las acciones anteriores, trata de recuperar tu ritmo normal de vida. Por ejemplo, retira el agua acumulada y ventila la vivienda para eliminar la humedad en caso de daños por el agua.

Tagged , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.