Cómo solucionar los 5 imprevistos más comunes en vacaciones

Meridiano ha elaborado una pequeña guía para ayudar a sus asegurados a resolver los cinco imprevistos más comunes durante las vacaciones

Durante los meses de verano aumentan los desplazamientos  así como el tiempo que pasamos fuera de casa y, con ello, los imprevistos de todo tipo que pueden surgir lo que hace necesario extremar las precauciones. A esto se suma que son muchos los consumidores que no conocen con detalle qué cubre su seguro, enfrentándose en ocasiones a situaciones incómodas que estropean sus vacaciones. Por ello, la previsión y conocer qué cubren los seguros contratados es clave para disfrutar al máximo de la temporada estival.

Meridiano ha detectado los cinco imprevistos más comunes durante el verano y cómo darles solución de forma rápida y efectiva a través de las garantías asistenciales de los seguros que tenemos contratados:

  1. ¡Algo ha pasado en mi hogar! Incendios, inundaciones o daños eléctricos. Existen pocas personas que no hayan sufrido alguna vez alguno de estos problemas bien en su primera vivienda, bien en su residencia vacacional. Son muchas las que llegan a su residencia vacacional en esta época y, tras una larga temporada sin visitarla, se encuentran con algún problema como daños por agua o rotura de algún cristal. ¿Qué hacer? Acude a tu seguro del Hogar. Los seguros del hogar cuentan con garantías asistenciales de incendio, inundación y todo tipo de daños en el hogar que cubren este imprevisto.
  2. ¡He olvidado la reserva en casa! Objetos personales olvidados. ¿Y si llegas al destino vacacional y descubres que has olvidado la reserva del hotel en casa? ¿Y si me olvido en el hotel ese objeto personal al que le tengo tanto cariño? Estas situaciones son muy habituales durante las vacaciones y pocos usuarios recurren en estos casos a sus seguros para darles solución.  ¿Qué hacer? Acude a tu seguro de Protección Familiar. Este tipo de seguros cuentan con servicios adicionales como este, acercándote el objeto a donde lo desees en caso de olvido.
  3. ¡Me ha picado una medusa! Percances médicos sin gravedad. Un resbalón en la piscina, la picadura de una medusa o cortarte con una roca en la playa son algunos percances que pueden alterar nuestras vacaciones y en los que dudamos qué hacer. ¿Debo acudir a urgencias? ¿Cómo lo curo? ¿Debo tomar algún medicamento? ¿Qué hacer? Acude a tu Seguro de Protección Familiar. Dentro de las garantías asistenciales de tu seguro se encuentran la orientación médica online o telefónica durante 24 horas al día, resolviendo las dudas que puedan surgir y aportando comodidad y seguridad durante las vacaciones.
  4. ¡Esto no es lo que había contratado! Temas legales vinculados a las vacaciones. Durante las vacaciones nos enfrentamos a situaciones fuera de lo cotidiano que pueden torcerse. Y si esto no era lo que yo había contratado, ¿a quién reclamo?, y si me roban ¿quién me ayuda? Así se pueden dar numerosas situaciones que hacen necesario un servicio de asesoramiento jurídico. ¿Qué hacer? Acude a tu  seguro de Protección Familiar. En las garantías asistenciales de estos seguros se encuentran muchas veces asistencia jurídica telefónica con asesoramiento de un abogado así como un servicio de gestoría y asesoramiento legal muy útil para situaciones que requieran de un profesional.
  5. ¡He sufrido una intoxicación en Tailandia! Necesidades médicas fuera de España. El destino vacacional puede estar situado dentro de nuestro país o bien haber podemos haber escogido  un destino en el extranjero. Pero son muchos los usuarios que no saben qué cobertura médica tienen en caso de un imprevisto fuera de nuestras fronteras. ¿Qué hacer? Acude a tu  seguro de Protección Familiar. Algunos seguros cubren la asistencia médica fuera de España incluyendo el desplazamiento de un familiar para estar junto al asegurado en caso de hospitalización.

Tagged , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *