El 27% de los emprendedores españoles cuenta con un seguro de responsabilidad civil profesional

Los impagos de clientes y los daños a la reputación son los riesgos no asegurados que más preocupan los españoles

El 27% de los emprendedores españoles ya cuenta con un seguro de responsabilidad civil profesional. Esto se desprende de los resultados de la IX edición del estudio anual ADN del Emprendedor, presentado ayer a nivel mundial por Hiscox. Este dato supone un crecimiento de seis puntos respecto a 2016 y se consolida como una de las coberturas más contratadas por los emprendedores españoles.

El informe recoge las respuestas de más de 4.000 propietarios o directores de pequeñas empresas con menos de 50 empleados en España, Alemania, Gran Bretaña, Holanda, Francia y Estados Unidos. Los resultados de este año arrojan que los millennials están liderando el crecimiento de las pymes y se pone de manifiesto un sentimiento generalizado de optimismo entre los emprendedores de los países encuestados.

Los resultados recogidos en el estudio reflejan una caída sorprendente en la contratación de seguros de edificios y/o contenidos, que ha descendido del 47% al 43%, con una bajada más pronunciada en EE.UU. (del 38% al 32%), España (del 57% al 49%) y Reino Unido (del 50% al 44%).

Además, se ha producido una caída similar en el número de pymes que cuentan con un seguro de responsabilidad civil (de 46% a 43% en general). El mayor descenso se da en Reino Unido, del 61% al 55%, y de nuevo en España, donde baja del 72% al 68%.

El tercer seguro más extendido entre los encuestados es el de responsabilidad civil profesional. Aquí el número se ha mantenido estable en general pero con grandes diferencias por países. En el nuestro se ha registrado un gran incremento, del 21% al 27%, en comparación con el descenso en Alemania (del 46% al 41%) y en Estados Unidos (del 42% al 38%).

Otro resultado destacable es el crecimiento de pequeñas empresas con seguro de responsabilidad civil productos. Los datos globales arrojan una subida de dos puntos, del 13% al 15%. Destaca el salto que se ha producido en España, que ha pasado del 15% al 20%. En el caso de los seguros de avería de un equipo crecen dos puntos en 2017 (del 25 al 27%).

En lo que respecta a los emprendedores y los seguros, desciende el porcentaje de pymes y emprendedores españoles que no tienen contratado ningún tipo de seguro (del 18% al 17%). Esto hace que siga la tendencia a la baja iniciada en 2015, cuando eran el 15% los que realizaban esta afirmación.

Los emprendedores y pymes siguen sin protegerse adecuadamente frente a los cinco riesgos asegurables más comunes: daño o pérdida accidental, robo, negligencia, incumplimiento del deber de diligencia y violación de los derechos de propiedad intelectual. Menos de la mitad de los propietarios de pequeñas empresas están protegidas frente a tres de estos cinco riesgos.

El daño o pérdida accidental se consolida como el riesgo común más cubierto, aunque el porcentaje de compañías que se aseguran ante esta contingencia se reduce en dos puntos pasando del 56% al 54% del año anterior.

En cuanto al robo, las pymes españolas y francesas están por delante del resto de los países en protegerse frente a él ((63% y 61% respectivamente). Un área en la que el número de empresas británicas aseguradas ha caído este año del 54% al 48%.

Las pequeñas empresas británicas y alemanas se protegen más ante las negligencias (48% en el Reino Unido, 43% en Alemania), mientras que en nuestro país el porcentaje se sitúa en el 40%.

Por otro lado, Reino Unido (45%) y Alemania (39%) son los dos países con mayor porcentaje de pymes y emprendedores cubiertos contra el riesgo de incumplimiento del deber de diligencia. Francia se sitúa en la última posición: sólo el 16% cuentan con cobertura, lo que supone la mitad de la media general.

Por último, aumenta la preocupación para protegerse frente a posibles vulneraciones de los derechos de propiedad intelectual. La proporción de encuestados que disponen de dicha cobertura ha aumentado del 19% al 23%. Este crecimiento también se ha registrado en los seis países encuestados y el mayor aumento se ha producido en EE.UU., Alemania y España (alrededor del 25% en cada caso).

Preguntados sobre qué riesgos consideran importantes para su empresa y sin embargo no tienen cubiertos con ningún tipo de póliza, los que más preocupan son los impagos por parte de los clientes -52%, subiendo un punto respecto al año pasado-y daños a la reputación (24%) con un porcentaje exacto al del estudio de 2016. Se produce una caída entre aquellos preocupados por posibles demandas interpuestas por clientes, que bajan del 28% al 23%.

Por último, solo el 30% de los encuestados españoles afirma comprender claramente el seguro que tiene y los riesgos que cubre. La cifra es ligeramente superior al 29% que realizaban esta afirmación en el estudio de 2016.

Nerea de la Fuente, directora de riesgos profesionales de Hiscox, destaca que “pymes y emprendedores siguen asumiendo riesgos innecesarios al no asegurarse en áreas clave. Está en mano de las aseguradoras concienciarles acerca de los riesgos a los que se exponen, así  como dar a conocer las soluciones que ofrece el mercado. El principal error es infravalorar la necesidad del seguro y pensar que eso nunca va a suceder a tu negocio”.

Tagged , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *