AXA Assistance amplía en un seguro de viaje las coberturas del seguro de esquí

El producto ofrece garantías tanto dentro como fuera de las pistas

El frío ha llegado y con él la nieve en cotas altas y el comienzo de la temporada de esquí. Las estaciones abren sus pistas para los amantes de los deportes de invierno, que ya están planeando su primera escapada este puente de diciembre.

Pese al temporal de frío de los últimos días, parte de la nieve con la que abren las estaciones es de cañón, de menor calidad que la nieve natural, lo que provoca que se enganchen más las tablas en la pista y que la propensión a los accidentes sea mayor.

Esquí alpino y snowboard son los deportes más populares en las estaciones de esquí. Su práctica entraña riesgos que aumentan según las condiciones meteorológicas, la calidad de la nieve y del material empleado y, por supuesto, del nivel técnico del usuario y el resto de esquiadores.

Casi todas las estaciones de esquí tienen su propio seguro que incluye la asistencia en pistas. Se paga de forma independiente al forfait y suele ser recomendable contratarlo, ya que incluye coberturas esenciales en caso de accidente en pistas, como recogida por camilleros, atención médica en la estación y ambulancia para el traslado al centro sanitario.

Sin embargo, la vida en un viaje de esquí se extiende más allá del horario de pistas, con otra serie de actividades deportivas y lúdicas (por ejemplo fiestas apres ski), no exentas de riesgos, en las que los accidentes y problemas de salud que pueden sobrevenir no quedarían cubiertos por el seguro de pistas.

Con el objetivo de dar una cobertura de asistencia en viaje completa a todos los esquiadores en su experiencia antes, durante y después de la práctica de estos deportes, AXA Assistance incluye en su oferta de productos de viaje un seguro apropiado. Además de cubrir las garantías propias de los seguros ofrecidos por las estaciones de esquí -el rescate en pistas y gastos médicos, quirúrgicos, farmacéuticos y de hospitalización por accidentes durante la actividad deportiva- éstas también quedarían cubiertas en el transcurso del viaje.

Otras incidencias garantizadas por la compañía y que no quedarían cubiertas por los seguros adheridos al forfait serían la cobertura de cancelación del viaje, los daños en el equipaje y los gastos de repatriación de los asegurados y de un billete de ida y vuelta de un familiar hasta el lugar del incidente.

Además, en el caso de sufrir un accidente, el asegurado tendría cubierto el alquiler de muletas, elementos ortopédicos tras la operación e incluso -en caso de pérdida de días de forfait a causa del accidente- el reintegro del mismo por el valor de los días no utilizados, así como de las clases no disfrutadas en caso de tenerlas contratadas.

Tagged , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *