¿Qué es más seguro, el taxi o servicios como Uber o Cabify?

Descubre más contenidos interesantes de la edición de junio de elEconomistaSeguros

Se han enfrentado en las calles y amenazan con terminar en los tribunales, pero para los usuarios es igual de seguro contratar un vehículo con conductor que optar por los servicios de un taxi.

Un texto de V.M.Z.

Los taxistas españoles están en pie de guerra contra las plataformas de movilidad que operan en algunas ciudades españolas, como es el caso de Uber y Cabify. Las 100.000 personas que viven del taxi en España consideran que los nuevos servicios surgidos de la economía colaborativa suponen una competencia desleal de sus servicios. Tras las movilizaciones y la huelga convocada a finales del mes de mayo en ciudades como Madrid y Barcelona, Fedetaxi, la patronal del taxi en España, amenaza con llevar a los tribunales a Cabify por una presunta explotación laboral de sus conductores y por la intermediación en la compraventa de licencias de VTC –vehículos de arrendamiento con conductor– una práctica que desde Fedetaxi reiteran que está “terminantemente prohibida en España”.

Guerras aparte, los usuarios de estos servicios mantienen su apuesta por estos servicios alternativos de transporte urbano. Para muchos la clave está en el “cuidado servicio que prestan”. Así lo afirma Alicia, usuaria habitual de plataformas como Cabify: “Si necesito hacer un trayecto largo opto por Cabify porque el precio es cerrado, sé qué me va a costar de antemano. Además, los coches están impecables, los conductores son muy correctos y siempre ofrecen agua, revistas y elegir la música o la temperatura del vehículo. Parecen tonterías, pero es un valor añadido al servicio de transporte que ofrecen”.

Dejando de lado estas cuestiones, el Ministerio de Fomento se ha comprometido a vigilar que la competencia entre el servicio público del taxi y las nuevas plataformas se desarrolle conforme a la legalidad. Un ordenamiento que obliga a los profesionales del taxi a cumplir con una serie de requisitos administrativos y fiscales que la patronal del taxi alega que servicios como Uber y Cabify incumplen de forma sistemática.

¿Cómo se aseguran estos servicios?

Una de las primeras preguntas que surgen a la hora de optar por un taxi o contratar los servicios de Uber o Cabify es si es seguro viajar en ellos. Tanto Uber como Cabify operan en España bajo licencia VTC concedida por la administración, por lo que la Ley de Ordenación de los Transportes Terrestres les obliga a contar con un seguro que cubra de forma ilimitada la responsabilidad civil frente a terceros. Es el mismo seguro que deben contratar los taxis.

En el caso de Cabify es la propia plataforma la que proporciona al conductor el seguro del vehículo, que cubre la responsabilidad civil y los gastos médicos, explica la plataforma de movilidad en su web.

Fuentes del sector asegurador recuerdan que estos seguros no son los seguros de coche que deben contratar los particulares, ya que el uso comercial del vehículo obliga a calcular la prima de forma diferente por el mayor riesgo a sufrir accidentes al que se exponen estos vehículos. Una aclaración muy importante: si un particular decidiera hacer un uso comercial de su vehículo sin comunicárselo a la compañía de seguros, en caso de accidente su seguro de coche podría no cubrirle.

Más opciones de la economía colaborativa

Internet y las redes sociales han abierto un mundo de posibilidades en muchos sectores. El transporte es uno de los más afectados por esta revolución social. Los jóvenes descartan cada vez más la idea de adquirir un coche y prefieren compartir gastos si necesitan hacer un viaje. Las plataformas de coches compartidos también han llegado para quedarse y la mayoría de estos servicios ya cuentan con alianzas con compañías de seguros para proteger a pasajeros y conductores. Por ejemplo, AXA España ha firmado acuerdos con plataformas como Social Car o Blablacar.

En el caso de esta última, la compañía que dirige Jean-Paul Rignault se encarga desde agosto de 2015 del seguro a terceros adicional que ofrece la plataforma a sus usuarios sin que suponga un coste añadido para ellos. En el caso de Social Car, la compañía ofrece un seguro a todo riesgo para los usuarios de este servicio de alquiler de coches entre particulares.

A estas plataformas de carsharing se une la aparición en las ciudades de servicios de alquiler de coches y motos eléctricas, como Car2go o Emov, servicios que están cambiando la movilidad en las ciudades, impulsando además, el uso de vehículos menos contaminantes. Sea cual sea el medio de transporte que elija, asegúrese de que cuenta con la protección de un seguro adecuado, con el objetivo de evitar sorpresas desagradables en caso de sufrir algún percance.

Tagged , , , , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *