Posibles insovencias en el sector de consumo duradero

El entorno de mercado competitivo y volátil del sector de bienes de consumo duradero conduce a un entorno de crecimiento del riesgo crediticio a pesar del aumento global de sus ventas

Crédito y Caución prevé que las insolvencias empresariales en el sector minorista de bienes de consumo duradero registren aumentos en algunos mercados en 2018. “Debido al entorno de mercado muy competitivo y volátil, no debemos descartar incumplimientos repentinos e inesperados, incluso de los operadores más grandes, lo que conduce a un entorno de riesgo crediticio más elevado”, explica la aseguradora de crédito.

De acuerdo con el último informe de la entidad, las ventas minoristas de bienes de consumo duradero se han expandido en 2017 y continuarán creciendo en 2018 en la mayoría de mercados del mundo. Sin embargo, “para muchos minoristas pequeños y medianos, los márgenes siguen siendo ajustados o incluso están en retroceso”, especialmente debido a la presión del comercio online, cuyo crecimiento de ventas está por encima del sector.

“El éxito empresarial y la capacidad de recuperación de los comercios de consumo duradero depende cada vez más de su habilidad para adoptar nuevas estrategias, desarrollando y expandiendo su negocio online y ofreciendo servicios adicionales. Sin embargo, esto requiere voluntad de cambio e inversión financiera. Está por ver si muchos de los minoristas más pequeños tienen los medios para realinear sus negocios y seguir siendo competitivos”, explica el informe, que incluye análisis detallados de la situación del sector en Alemania, Australia, España, Estados Unidos, Francia, India, Indonesia, Italia, Países Bajos, Polonia, Reino Unido y Vietnam.

Estabilidad en España

En España, Crédito y Caución prevé una ligera disminución de las insolvencias del sector sin cambios importantes en el comportamiento en pagos. Las ventas de bienes de consumo duraderos crecieron en 2017 impulsadas por el sólido crecimiento del PIB y el consumo privado, la mayor confianza del consumidor, la baja inflación y la mayor disponibilidad de crédito al consumo. Se espera que esta expansión de ventas continúe en 2018, aunque a un ritmo menor debido a la desaceleración del consumo privado. Los márgenes comerciales se mantienen estables y el endeudamiento no es demasiado elevado, pero la competencia es alta y creciente. En un entorno de expansión de la cuota de mercado del comercio electrónico, los principales operadores del sector en España desarrollan estrategias centradas en mejorar su posicionamiento digital.

Nuestras perspectivas son positivas para el segmento de electrónica de consumo, y neutral para los electrodomésticos, donde la competencia de comercio electrónico podría tener un impacto significativo a corto plazo en los minoristas locales y pequeños, y muebles, cuyo rendimiento está estrechamente relacionado con la construcción.

Tagged , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *