¡Qué fácil ha sido colarnos el bulo del Blue Monday!

Blue Monday

De cómo una simple táctica publicitaria (que ni el mismísimo creador se cree), se convirtió en una sugestión que nos ha llevado hasta la depresión. Pero, ojo, porque algunos la viven en carne propia. Incluso llegando a buscar el santo grial de su estado en Google. Aunque no de manera uniforme: hay algunas comunidades españolas que lo sufren más que otras. 

Es posible que Garfield nos haya influenciado de más y nuestro odio al lunes sea real. También es posible que, en realidad, nos dejamos llevar por cualquier cosa. Porque si no concebimos la Navidad sin el traje rojo de Papá Noel, puro invento de Coca Cola, ¿por qué no íbamos a seguir creyendo lo que nos dijeran otras marcas?

En este caso, el Buen Monday. Que no es más ni menos que el invento de una agencia de viajes que necesitaba aumentar sus ventas. Los mustios eran ellos y nos lo han colado a todos. 

Bueno, a algunos, porque mientras muchos buscan en “san” Google la solución a todos sus problemas, otros simplemente se decantan por rastrear las grandes ofertas alegóricas.

Blue Monday

Sugestión en estado máximo

Para muestra, un botón. Si buscamos acontecimientos que hayan ocurrido en el mundo el 21 de enero (fecha de este tercer lunes del año), vemos que, según Wikipedia la cosa no ha sido tan catastrófica:

  • 1893: se patenta la fórmula de la Coca-Cola.
  • 1927: en Nueva York se presenta el cine sonoro.
  • 1950: la Universidad de California (Berkeley) anuncia el descubrimiento del 93º elemento químico: el berkelio.
  • 1976: el avión supersónico Concorde comienza sus vuelos comerciales de línea regular.
  • En esta fecha, incluso nacieron Lola FloresBenny Hill, el cómico británico que en algún momento nos ha sacado alguna sonrisilla.

Para los amantes de los 80, el Blue Monday no significa más que la canción de New Order. Aunque, tal vez su bajista / percusionista sí estaba sintiendo los efectos deprimentes del día, por la cara que tiene en este vídeo.

Lo mas triste del Blue Monday es que hay gente que se lo cree

Volviendo a Google, Job Today se encargó de analizar las tendencias de búsqueda de los supuestos efectos del Blue Monday en enero de 2018. 

Las conclusiones son curiosas y, sin embargo, si quisiéramos aprovecharnos de los resultados, podríamos hacer como esas marcas que nos han colado ciertas cosas y ser nosotros quienes saquemos ventaja del auge de la sed de información por algunos temas, adueñándonos de algún servicio o producto para este día clave:

  • Los de Navarra fueron los que más buscaron información sobre el estrés.
  • Los más tristes parece que están en Extremadura.
  • Más allá de los estereotipos, los más preocupados por el “Mal humor” han sido los catalanes.
  • Melilla tiene soberanía sobre las búsquedas del término “depresión”.
  • Sin embargo, la “angustia” reina en Murcia.
  • Los cántabros se sienten sin energía, por eso el “cansancio” es lo que les quita el sueño.
  • Aunque no pegan un ojo en Asturias, quienes se adelantan en posiciones en las búsquedas de “insomnio”.
  • En Navarra debe pasar algo, porque la “ansiedad” les preocupa mucho, muchísimo. Más que a nadie en España.

Ni el creador se lo cree

Detrás del Blue Monday está la ecuación creada por el Dr. Cliff Arnall que luego fue promocionada por la agencia de viajes Sky Travel. Las intenciones de Cliff eran buenas. En realidad sólo quería inspirar a las personas mostrándoles sus penas matemáticamente, para accionarlos y que se fueran de viaje. Pero la gracia se le fue de las manos. Y el efecto viral ha sido imparable. 

Lo mejor, es que incluso el mismo Arnall se ha unido al #StopBlueMonday creado por Turismo de Canarias en 2016. El movimiento que pretende reivindicar la belleza cromática del dichoso color y quitarnos de encima esta depresión publicitaria.

Y por mucha campaña que haga, en la cuenta de Twitter del propio Cliff continúan sus reivindicaciones, porque sólo encontrarás contenido tratando de «quitarse» de encima el karma que tiene con su Blue Monday.

Y ahora sí, si tienes un día deprimente, te sientes ansioso y parece que no hay nada más triste que este lunes, puedes ayudar al algoritmo de Google buscando ofertas. Si persiste, ve al psicólogo. Tal vez lo tuyo sea de verdad y no un simple bulo.

Tagged , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.