El RACE roza los 1,5 millones de servicios al año, la mayoría asistencias en carretera

RACE

La falta de mantenimiento y la edad media de los automóviles, principales causas de averías en 2017

El Real Automóvil Club de España (RACE) hace público el Barómetro de Averías 2017, en el que destaca un incremento de expedientes del 18% respecto a 2016, hasta alcanzar un total de casi un millón y medio, de los que casi 900000 corresponden a asistencias en carretera. Una de los objetivos actuales del Club es que aquellas personas que necesiten una asistencia puedan proseguir su marcha después de que ésta se solucione en el lugar del percance.

Para ello, se ha trabajado en implementar soluciones técnico-mecánicas de manera que un número cada vez mayor de socios no necesite la ayuda de una grúa ni se vea obligado a la inmovilización del vehículo. Así, un 49,7% permitieron a los socios continuar su desplazamiento con normalidad tras ser aplicada una solución técnica de movilidad. Fueron tratadas con éxito el 92,5% de las asistencias susceptibles de ser reparadas en el momento (pinchazos, roturas en manguitos y conductos, lunas y un largo etcétera).

Vehículos como el ‘Toro’, el ‘RACE 10’ o la nueva flota de scooters de tres ruedas agilizan el tiempo de llegada al lugar del percance y la solución del problema. Y es que el RACE, según los últimos resultados de los controles de Assistance Audit, tiene más vehículos taller (27,1%) que el resto de las compañías de la competencia (8,9% de media).

Baterías, neumáticos, accidentes y motor.

Las baterías han vuelto a ser las principales protagonistas, con un número de asistencias que ha superado las 165000 a pesar de reducirse un 4,7% respecto a 2016. A pesar de esa caída porcentual, las incidencias con las baterías siguen doblando a la segunda causa de necesidad de asistencia, los problemas con los neumáticos del vehículo, que se incrementan más de un 5,5% respecto a 2016 y cuya normativa ITV se endurece desde el 1 de febrero. Tras ellos, los accidentes de tráfico, los fallos en el motor, averías de la bomba o inyectores diésel, el alternador, el motor de arranque, el disco y el cable del embrague, y el cambio de marchas manual copan el top ten’de averías más recurrentes.

El mal mantenimiento y la antigüedad del parque automovilístico, principales causas.

El constante incremento de asistencias de carretera del RACE encuentra su primera causa en el mal mantenimiento general que los usuarios le dispensan a sus vehículos, especialmente a la hora de ser puntuales con las revisiones periódicas y de asegurarse del buen estado del coche antes de realizar un desplazamiento largo por carretera.

El otro gran factor de riesgo para que un conductor acabe necesitando una asistencia es el aumento reiterado de la edad media del parque automovilístico en España. La falta de inversión en infraestructuras y el mal estado de algunas carreteras también influyen en que se acorte la vida útil de muchos de los componentes mecánicos del coche.

El crecimiento de expedientes y de asistencias del RACE no se limita sólo a las carreteras nacionales e internacionales, sino que también se ha vivido un gran aumento en otros de los servicios, especialmente expedientes jurídicos, viajes, asistencias médicas y preguntas técnicas.

10 recomendaciones del RACE para aumentar la seguridad.

En el RACE somos conscientes de que se puede requerir una asistencia por muchísimos factores. Con el fin de minimizar aquellos relacionados con la mala planificación y mantenimiento, desde el Real Automóvil Club de España queremos recordar nuestro decálogo de buenos hábitos antes de iniciar la marcha y durante los desplazamientos.

Antes de iniciar la marcha:

  • Comprueba los niveles del vehículo (aceite y anticongelante del radiador), batería, neumáticos (presión y banda de rodadura), y sistemas de limpiado (escobillas y líquido limpiaparabrisas). Chequea los elementos obligatorios como triángulo de emergencia y chaleco reflectante, así como gato, herramientas, fusibles de repuesto, bombillas…
  • Programa el viaje y evita las horas de posibles congestiones. Puedes descargarte para tu móvil la App Rutas del RACE, o consultar las incidencias de tráfico en la web del RACE.
  • Descansa antes de salir. Si te pones de viaje después de una jornada laboral, vas a conducir muy fatigado, aumentando el riesgo de accidente. Y reparte la carga de forma homogénea, asegurándote que no dejas objetos sueltos que pueden salir despedidos en caso de frenazo o impacto. Tampoco los animales deben viajar sueltos.

En camino:

  • No realices una conducción continuada durante mucho tiempo. Descansa cada dos horas o 200 kilómetros como mucho.
  • Nunca bebas alcohol si vas a conducir, respeta las normas y dispón de sistemas de retención para todos los ocupantes siempre.
  • Mantén siempre la distancia de seguridad, circula siempre por tu derecha, excepto para adelantar, volviendo lo antes posible a este carril. Anticípate a las posibles situaciones de peligro con tiempo suficiente, e indícalo al resto de los conductores.
  • Recuerda que al final de los trayectos aumenta el riesgo: fatiga acumulada del viaje, ganas de llegar al destino, posibles retenciones en las entradas, noche…
  • No descuides nunca tu seguridad, ni siquiera en los recorridos cortos, por mucho que conozcas la carretera: muchos accidentes se producen en el destino, en pequeños recorridos donde nos confiamos, y donde el peligro siempre está presente.
  • Si vas a conducir de noche, debes ser consciente de la fatiga provocada por la carga de atención que supone una menor visibilidad. Revisa los faros, adapta su altura a la carga del vehículo, y aumenta la distancia de seguridad. Ante el primer síntoma de cansancio, para y descansa el tiempo necesario.
  • En caso de observar o sufrir un accidente, recuerda la conducta PAS: protegerte de nuevos riesgos, avisar a las emergencias y socorrer a los heridos en los casos de extrema gravedad.

Tagged , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *