Agers analiza las lecciones del caso Prestige en su primer desayuno de trabajo



Agers celebró ayer su primer desayuno de trabajo en Madrid, dedicado a las lecciones aprendida doce años después del hundimiento del Prestige. El acto reunió a más de 80 personas de los sectores asegurador y de la gestión del riesgo y estuvo dirigido por Lourdes Aguanell, European Marine Account Manager en Eurapco.

El secretario general de Agers, Gonzalo Iturmendi, fue el encargado de inaugurar la jornada y agradecer a los ponentes “su colaboración y valentía al abordar un tema tan delicado que aún se encuentra abierto, dado que aún está pendiente de resolver el recurso interpuesto ante la Sala Segunda del Tribunal Supremo”.

Tras la visualización de un vídeo resumen de la catástrofe marítima, Lourdes dio paso a Ernesto Rivera, socio del Bufete Thomas Cooper y especialista en transporte marítimo y derecho mercantil internacional, Inició el turno de intervenciones exponiendo el complejo régimen legal del Derecho Marítimo aplicable a los supuestos análogos al caso Prestige.

El abogado Javier Portales, socio del Bufete  Albors Galiano Portales, especialista en Derecho Marítimo y Aéreo; Accidentes de la navegación y Seguro marítimo, realizó la disección técnica de la Sentencia de la Audiencia Provincial de A Coruña que absolvió a los imputados -el capitán del buque, el jefe de máquinas y el Director General de la Marina Mercante- de los  delitos contra el medio ambiente, daños en espacios naturales protegidos y daños por  los que estaban acusados, condenando al primero por un delito de desobediencia a la autoridad.

La tercera intervención corrió a cargo de Antonio del Corral, subdirector de la Gerencia de Seguros de Repsol, quien relató los detalles de la sofisticada operación en la que intervino la petrolera para extraer los restos del petrolero sumergidos en el fondo del Océano Atlántico.

José Manuel Castillo, jefe de Departamento Marítimo de Mapfre Global Risks, compartió con los asistentes su visión técnica desde la perspectiva de los distintos seguros que concurrieron en el siniestro. “Los aseguradores actuaron bien y de acuerdo con los contratos suscritos”, recalcó Castillo.

Por su parte Ramón Romero, director de Armadores y Riesgos Especiales de la correduría Willis, recordó que “se crearon expectativas inadecuadas” en los colectivos de afectados por la contaminación del Prestige.

El representante de la Sociedad de clasificación Bureau Veritas en su puesto como Director de la División Naval y Offshore en España y Portugal expuso el papel de estas firmas de clasificación de cara al control y supervisión de los buques que transportan hidrocarburos.

El siguiente ponente fue el representante del Pool Español de Riesgos Medioambientales, José Luis Heras, que hizo hincapié en las diferencias existentes tanto en el régimen jurídico como en los seguros propios de la navegación marítima y las exigencias de la normativa en materia de responsabilidad ambiental.

El último de los ponentes en intervenir fue el Almirante retirado Ángel Manuel Tello Valero que estuvo al mando de las operaciones del dispositivo desplegado por la Armada Española.

Coberturas insuficientes

En el tiempo de debate surgieron múltiples cuestiones, destacando aquellas que incidían en la generalizada insuficiencia de las coberturas de aseguramiento en casos graves de contaminación como el producido con motivo del hundimiento del Prestige, o en el papel de las empresas de clasificación de barcos y la lentitud de la justicia a la hora de resolver este siniestro concreto.

La directora del encuentro finalizó el debate preguntando a todos los ponentes sobre las lecciones del caso Prestige, no solamente desde el punto de vista de las indemnizaciones para la reparación de los daños y perjuicios ocasionados, sino también de cara a las acciones preventivas y correctivas para evitar estos problemas en el futuro. Lourdes finalizó su resumen destacando “la respuesta solidaria del pueblo español ante la crisis del Prestige, evidenciada con la labor de todos los que ayudaron a paliar las consecuencias de la contaminación.”

Cerró el acto el presidente de Agers, Juan Carlos López Porcel, quien agradeció a todos los asistentes la manera de abordar el análisis de este difícil y controvertido asunto. Juan Carlos subrayó que este encuentro ha sido “un buen motivo que ha reunido a todo tipo de especialistas en la gestión de riesgos”. Anunció también la intención de la Asociación de realizar nuevos desayunos de trabajo sobre temas de actualidad con este mismo formato, permitiendo así que, tras la exposición de especialistas en la materia, puedan extraerse conclusiones prácticas para los gerentes de riesgos. “Reuniones de trabajo como esta –manifestó-  pueden ser el lugar de encuentro de todos aquellos que quieran aportar conocimiento, buenas prácticas y experiencia en la compleja tarea de la gestión de riesgos”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.