Destacamos: ¿Cuáles son los principales riesgos para las empresas españolas en 2019?

riesgos

El Barómetro de Riesgos de Allianz 2019 afirma que serán los ciberriesgos y la pérdida de beneficios. Haz clic aquí para consultar el documento

En la estela de las grandes violaciones de seguridad de los datos y escándalos de privacidad, las importantes caídas de sistemas informáticos y la introducción de normas más estrictas para la protección de datos tanto en la Unión Europea como en otros países, el riesgo cibernético se va a convertir, en 2019 y en los próximos años, en una de las grandes preocupaciones para las empresas.

Según el Barómetro de Riesgos de Allianz 2019, los incidentes cibernéticos (37% de respuestas) disputan a la pérdida de beneficios (37% de respuestas) la primera posición entre los principales riesgos globales para las empresas. El cambio climático (8.º, con un 13% de respuestas) y la escasez de mano de obra cualificada (10.º, con un 9% de respuestas) son los que más crecen en todo el mundo. Al mismo tiempo, aumenta año tras año la preocupación de las empresas por los cambios legislativos y normativos (4.º, con un 27% de respuestas) que dan lugar a efectos como el Brexit, las guerras comerciales y los aranceles.

El informe anual sobre riesgos globales para las empresas elaborado por Allianz Global Corporate & Specialty (AGCS) incorpora la opinión de 2.415 expertos de 86 países, entre los que figuran ejecutivos, gestores de riesgos, intermediarios y expertos en seguros. En España, la pérdida de beneficios sigue dominando el ranking, seguido de incidentes cibernéticos (2ª posición, con un 34% de respuestas) y Cambios en la legislación y regulación (3ª posición con 27% de respuestas). Los nuevos factores que preocupan localmente son el desarrollo de los mercados, las nuevas tecnologías y la evolución macroeconómica, que entran en el barómetro español de riesgos de 2019.

“Los recientes ataques cibernéticos sufridos por importantes entidades locales explican el rápido crecimiento que registra en España el riesgo de incidentes cibernéticos, que pasa de la 4ª a la 2ª posición del ranking”, explica Juan Manuel Negro, director general de AGCS España.

Los riesgos de pérdida de beneficios siguen cambiando

La pérdida de beneficios se mantiene, por séptimo año consecutivo, como la principal amenaza para las empresas en todo el mundo y representa el principal riesgo en países como Estados Unidos, Canadá, Alemania, España, Italia y China. Los posibles escenarios de pérdida de beneficios siguen ganando en diversidad y complejidad y, entre otros, tenemos la interrupción de sistemas informáticos básicos, la retirada de productos o los problemas de calidad, el terrorismo o los disturbios políticos, e incluso la contaminación medioambiental.

Los riesgos cibernéticos y de pérdida de beneficios aparecen cada vez más interconectados, ya que los ataques de ransomware y la interrupción accidental de sistemas informáticos suelen dar lugar a suspensiones de operaciones y servicios con costes de cientos de millones de euros.

Los incidentes cibernéticos aparecen como el factor detonante de la pérdida de beneficios más temido por las empresas (50% de las respuestas), seguidos por los incendios (40%) y las catástrofes naturales (38%). Al mismo tiempo se percibe la pérdida de beneficios como la principal causa de las pérdidas económicas soportadas por las empresas como consecuencia de un incidente cibernético (69% de las respuestas).

Riesgo cibernético: mayor concienciación

La creciente preocupación por los incidentes cibernéticos sigue a un año, 2018, que ha marcado un punto de inflexión en la actividad. La delincuencia cibernética tiene hoy un coste aproximado de 600.000 millones de dólares anuales, frente a los 445.000 millones de dólares en 2014. Frente a esto, el valor medio de las pérdidas económicas de los diez últimos años se sitúa en 208.000 millones, tres veces menos.

Mientras que los delincuentes emplean métodos cada vez más innovadores para robar datos, cometer fraude o extorsionar, se observa también una creciente amenaza cibernética por parte de estados nacionales y coaliciones de grupos de hackers que tienen por objetivo proveedores de infraestructuras clave o el robo de datos o secretos comerciales de valor de las empresas.

Riesgos que aumentan y riesgos que disminuyen

Las catástrofes naturales (28% de las respuestas) vuelven a situarse en tercera posición en el ranking de este año de los diez principales riesgos globales para las empresas; aunque 2018 fue un año más benigno que 2017, cuando las pérdidas por catástrofes alcanzaron su máximo, las pérdidas económicas sumaron un total de casi 150.000 millones de dólares.

La permanente incertidumbre acerca del brexit, las guerras comerciales y los aranceles alimentan la preocupación por los cambios legislativos y normativos (4º, con un 27% de respuestas). El cambio climático (8º, con un 13% de respuestas) y la escasez de mano de obra cualificada (10º, con un 9%) son los que más crecen en todo el mundo en el informe de este año.

El cambio climático no solo presagiaría mayores pérdidas y efectos perjudiciales causados por fenómenos meteorológicos extremos, sino que también podría tener importantes implicaciones en materia de regulación y responsabilidad, vistos los rígidos objetivos fijados para las emisiones o las nuevas obligaciones de información y revelación fijadas en numerosos sectores. La escasez de mano de obra cualificada aparece por primera vez entre los diez principales riesgos para las empresas tanto a escala mundial como para numerosos países pequeños de la Europa central y oriental, para el Reino Unido, Estados Unidos, Canadá y Australia. Su crecimiento está motivado por factores como los cambios demográficos, la incertidumbre acerca del brexit y la limitada disponibilidad de talento en la economía digital.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.