El 28 de febrero termina el plazo para contratar el seguro de frutales en zonas tardías de Agroseguro



La siniestralidad en 2014 alcanza los 69 millones de euros

Los fruticultores de zonas de producción tardía (Cataluña, Aragón, Navarra, La Rioja…) tienen hasta el 28 de febrero para asegurar sus cosechas frente al riesgo de helada y falta de cuajado. La comarca de El Bierzo en León y los cultivos de manzana de mesa y de pera (en función del módulo) tienen hasta el 10 de marzo, según anuncia Agroseguro en un comunicado.

Durante la cosecha 2014 se contrataron más de 16.830 pólizas de seguro que daban cobertura a una superficie de más de 107.900 hectáreas y a una producción que supera los 2,20 millones de toneladas de fruta dulce. Cataluña y Aragón son las comunidades autónomas donde más producción de fruta se asegura, con más de 850.834 y cerca de 482.600 toneladas aseguradas respectivamente. En ambos casos el melocotón fue el cultivo que más se aseguró (1.710 pólizas y una producción de cerca de 413.000 toneladas en Cataluña, y 1.605 declaraciones de seguro y casi 358.500 toneladas en Aragón; la manzana y la pera son los siguientes cultivos en cuanto a volumen de contratación). Entre las dos comunidades autónomas acumulan más del 60% de la producción de fruta asegurada.

Las condiciones meteorológicas de los últimos años se caracterizan por la gran variabilidad e intensidad con la que se producen. Durante el año 2014 las tormentas de pedrisco que se registraron desde el comienzo de la primavera fueron los fenómenos climáticos que más afectaron a las producciones de fruta, aunque también sufrieron daños por helada y falta de cuajado. En total se vieron afectadas cerca de 27.360 hectáreas de fruta, lo que supone una siniestralidad que alcanza los 69 millones de euros.

Cerca del 45% de esta siniestralidad (casi 31 millones de euros) corresponde a las comunidades autónomas de Cataluña y Aragón, que entre las dos acumulan daños en más de 11.500 hectáreas de fruta asegurada. Las producciones de melocotón, manzana y pera fueron, en general, las más afectadas en ambas comunidades.

Durante los últimos años, la adversa climatología ha afectado de forma muy significativa a las producciones de fruta. Así, las tres últimas cosechas suman más de 380 millones de euros en siniestralidad.

“Ante las extremas y variables condiciones meteorológicas que se están registrando en los últimos años y sus efectos económicos especialmente perjudiciales, la solvencia que ha demostrado Agroseguro para hacer frente a estas situaciones, pone de manifiesto la conveniencia que tiene para los agricultores contar con un Seguro de Frutales”, señala la compañía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.