El 63% de los préstamos para la Campaña de la Renta 2015 esconde elevados intereses pese a publicitarse al 0% TIN

La mayoría de ellos cobran, en realidad, intereses que pueden llegar al 25% TAE

El 63% de los préstamos diseñados para financiar el pago del impuesto de la Renta o adelantar la devolución se publicitan con un Tipo de Interés Nominal (TIN) del 0%. Sin embargo, las comisiones que todos ellos aplican hacen que el interés real que tendrá que abonar el consumidor llegue a alcanzar una Tasa Anual Equivalente (TAE) de hasta el 25%, según un análisis elaborado por Kelisto.es.

La campaña de la Renta 2015 comenzó el pasado 6 de abril y se prolongará hasta el próximo 30 de junio. Hasta entonces, los contribuyentes presentarán un total de 19,7 millones de declaraciones, de las que un 74% obtendrá un resultado negativo (con una devolución media de 740 euros) y un 21%, positivo, lo que obligará a pagar 1.866 euros de media.

Para poder afrontar el pago del IRPF o para disponer por adelantado de la devolución, 11 entidades financieras (un 22,5% del total) disponen de préstamos que financian este tipo de operaciones, aunque tres de ellas no quisieron facilitar información detallada.

“De los ocho bancos que sí facilitan información sobre sus préstamos para la campaña de la Renta, el 63% del total se comercializa a un tipo del 0%. No obstante, todos ellos aplican comisiones por realizar esta operación, como mínimo, del 1%. Esto provoca que, cuando se calcula el interés real que tendrá que abonar el consumidor, este se dispare hasta el 25% TAE, una cifra que triplica la TAE media de los préstamos al consumo”, explica la portavoz de Finanzas Personales de Kelisto.es, Estefanía González.

En líneas generales, los préstamos que permiten financiar el pago del IRPF cobran un interés medio del 2,18% TIN. Sin embargo, la mayoría de ellos cobra comisiones (siete de las ocho ofertas que disponen de información estandarizada) y, en algunos casos, esas comisiones están sujetas a un mínimo en euros.

“Con este panorama, un consumidor que tuviera que financiar a nueve meses el pago medio de 1.866 euros que los contribuyentes con declaración positiva tendrán que efectuar este año, tendría que abonar una TAE del 6,78%, lo que significa que acabaría reintegrando al banco 1.916,4 euros -50,4 euros más de la cantidad inicialmente solicitada-.

De todas estas ofertas, cinco de ellas (las de Abanca, Banco Sabadell, Banco Santander, Catalunya Caixa y Deutsche Bank) se comercializan con un interés del 0% TIN. Sin embargo, todas cobran comisiones de apertura o gestión, que van del 1% del producto de Banco Sabadell (con un mínimo de 24 euros) al 3% de Abanca y Santander. La aplicación de estos costes añadidos provoca que el interés real de estos productos “sin intereses” se sitúe entre el 3,16% TAE y el 7,61% TAE.

Por lo que respecta a los préstamos para adelantar la devolución del IRPF, estos productos cobran un interés medio del 2,04% TIN. No obstante, buena parte de ellos (seis de las ocho ofertas) aplican comisiones que, en varios casos tienen un mínimo en euros. “En este contexto, un consumidor que quisiera adelantar la devolución de Hacienda (740 euros de media) a nueve meses, tendría que pagar una TAE del 9,41%. Es decir, debería abonar al banco 766,52 euros -26,52 euros más de la cantidad que le ingresará el Fisco-”, declara González.

Entre todas estas propuestas, hay cinco (las de Banco Sabadell, Banco Santander, Catalunya Caixa, Cajamar y Deutsche Bank) que se comercializan con un interés del 0% TIN. Ahora bien, todas ellas cobran comisión de apertura o gestión, un cargo que oscila entre el 1% de Banco Sabadell y el 3,5% de Cajamar. Teniendo en cuenta estos gastos añadidos, el interés real de estos productos oscila entre el 4,98% TAE y el 25,3% TAE.

“Los préstamos para el pago o el adelanto del IRPF pueden ser productos muy útiles porque, al contrario que la mayoría de los préstamos al consumo, permiten solicitar cantidades muy pequeñas de dinero y con un plazo máximo de devolución que, de media, ronda los 11 meses. Sin embargo, es muy importante calcular correctamente la TAE que cobran porque las comisiones que aplican son, en algunos casos, muy elevadas y eso puede hacer que el interés real que abone el consumidor termine por dispararse”, concluye la portavoz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.