En Femenino: María Ameijeiras, consejera delegada de NB21

“Me gusta ilusionarme con lo que hago y lograr contagiar esa ilusión a los que me rodean”

V.M.Z.-Seguros TV

NB21 AmeijeirasCon su eterna sonrisa y una energía arrolladora, María Ameijeiras se ha convertido en una de las profesionales de la mediación de seguros más reconocidas y respetadas en el sector asegurador español. A la consejera delegada de NB21 le gusta superarse cada día, tanto profesional como personalmente. Charlamos con ella de su día a día, de cómo ve el papel de la mujer en el sector asegurador y tratamos de conocerla un poco mejor.

¿Cómo es tu día a día?

No siempre son iguales. Si no tengo que viajar o ir a alguna reunión fuera de Pontevedra suelo levantarme temprano, entre las 6 y las 7, dependiendo del deporte que tenga previsto hacer, compenso tiempos según lo planeado por las tardes.

Llevo a mi hijo pequeño al colegio y a las 9 suelo estar ya en la oficina. Por la tarde, dependiendo de los días, lo habitual es que trabaje hasta las 8, pero muchos días lo hago desde casa. Algunos tengo clase de inglés o pilates, y lunes y miércoles spinning a última hora. Cenamos en familia, habitualmente sobre las 22, y después procuro organizarme mentalmente acerca de las tareas que tengo que hacer al día siguiente. Leo un rato o echo un vistazo a las redes sociales y a dormir.

¿Cómo te describirías?

Describirse a uno mismo no es fácil. Prefiero describir cómo me gusta ser. Las personas estamos en continua evolución y según sea nuestra actitud podemos crecer superando y potenciando nuestras virtudes o todo lo contrario, acentuar nuestros puntos débiles.

Me gusta ilusionarme con lo que hago y lograr contagiar esa ilusión a los que me rodean. Me gusta ser práctica, positiva, buscar la solución y perder el tiempo estrictamente necesario con el problema no más que para arreglarlo y aprender de lo que no funciona.

Me gusta ponerme en el lugar de los demás para entenderlos. Me gusta escuchar y escucharme. Me gusta compartir. Me encanta superarme. Y sobre todo me gusta creer en las personas. Cuando soy así es cuando me encuentro bien, y créeme, me autoexamino a diario y si me desvío me pongo deberes…

Cuéntanos un poco más sobre ti y tu trayectoria profesional

Cuando terminé Ciencias Empresariales empecé a trabajar en una entidad financiera en Pontevedra. En el año 1989 mi familia constituye una sociedad de correduría de seguros, anteriormente habían sido agentes exclusivos de una aseguradora. Empecé a colaborar con ellos por las tardes, pero en principio solo en el plano mercantil dada mi formación financiera.

Sin embargo, poco a poco me apasionó el proyecto, el modelo cambiaba radicalmente, se pasaba de ser distribuidores de una compañía a ser asesores de seguros, independientes y con todo el abanico de soluciones del mercado para poder ofrecerles a nuestros clientes. Deje la entidad financiera y me incorporé a la correduría.

En 1997, hace 18 años, surge como proyecto NB21 y se inicia como Agrupación de Interés Económico. Un grupo de corredurías gallegas ya en aquellos tiempos tuvimos la visión de centrarnos en la idea de que la mejor manera de competir y encontrar viabilidad a nuestras empresas era la unión.

Pasados cinco años dimos un paso más y nos fundamos en una sociedad, para dar lugar a lo que somos ahora y como nos gusta llamarnos, una correduría de corredurías. En el transcurso de todos estos años, que ya son 13, hemos seguido creciendo.

En estos momentos contamos con 28 oficinas, 27 abiertas al público en Galicia, Asturias, Castilla León y Castilla la Mancha y seguimos en plena expansión. Me siento una privilegiada por poder trabajar en un proyecto en el que creo y por haber tenido la oportunidad de implicarme en él como lo he hecho desde las distintas responsabilidades que he asumido.

¿Cómo es el papel de la mujer en el sector asegurador?

El papel de la mujer en el sector no difiere en gran medida de lo que sucede en otros ámbitos. Si analizamos este papel desde una óptica cuantitativa, siempre se ha caracterizado por ser un sector con una amplia presencia femenina, por encima incluso de la media.

De hecho, la distribución por género del total del sector asegurador es de un 50,1% hombres frente a un 49,9 de mujeres, casi paridad total. Sin embargo, si el foco es cualitativo, ahí es donde se observa una gran brecha. De las aproximadamente 45.800 personas que en 2012 formaron parte del total del sector asegurador, un escaso 6% de mujeres ocupábamos posiciones directivas y es solo a partir del nivel 5, dentro de la distribución de trabajadores por categorías profesionales, donde las mujeres empezamos a tener peso dentro del sector (fuente ICEA).

Estos son datos de 2012, pero solo hay que ir a reuniones, foros y eventos para darnos cuenta de que las cosas no han cambiado demasiado. A las mujeres les sigue costando llegar a las posiciones directivas y cuando lo hacen suele ser en posiciones de marketing y recursos humanos. Hay una corriente proactiva al cambio y debemos ser optimistas e impulsarla ya que la diversidad siempre aporta más riqueza.

¿Qué te inspira?

Me inspiran los retos y el plantearme cómo superarlos.

Un complemento indispensable

No tengo un complemento indispensable, si habituales. Estar muy al día de la moda para mi no es prioritario… y tampoco le dedico mucho tiempo, la verdad. Sí valoro mucho la estética y la belleza, pero en todos los planos.

Intento adaptar mi look a mi estado de ánimo y al confort y no me resulta difícil encontrar el equilibrio entre estética y comodidad. Soy de la opinión de que uno no debe de sufrir para estar guapo y sí sentirse muy a gusto con uno mismo. Me gustan mucho los collares, por ejemplo y me llaman mucho la atención los bolsos, aunque tampoco invierto demasiado en ellos. Ahora bien, si me regalan cualquiera de estas dos cosas el éxito está asegurado.

Un truco de belleza

Truco ninguno. No hay trucos, hay hábitos. El deporte y la nutrición. El deporte es casi como un mandamiento para mí. Sentirse bien hace que también saques tu mejor versión pero lo más importante es el equilibrio que te proporciona física y mentalmente.

Un capricho

Un capricho grande: ¡¡un buen viaje!!. Un capricho medio: un buen bolso. Un capricho pequeño: Un buen masaje. Un capricho habitual… un buen libro.

Una cita

Tres: “El optimismo perpetuo es multiplicador de fuerzas”, de Colin Powel; “Céntrate en lo que depende de ti”, de Patricia Ramirez; y “Lo mejor de la vida son las ilusiones”, de Honoré Balzac.

Una persona

El papa Francisco

Un personaje de ficción

El Principito

Un libro

Ahora me viene a la cabeza un ensayo que estoy releyendo estos días de Ralph Waldo Emerson y que me encanta “Confianza en uno mismo”.

Una película

Imitation game o La teoría del todo

Tagged , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.