Las insurtech españolas que conquistan el sector asegurador

Las insurtech españolas que conquistan el sector asegurador: desafíos y propuestas.

Las tecnologías digitales y las insurtech transforman la industria aseguradora, aportando mayor personalización y eficiencia en la distribución de los productos.

Un texto de Olga Juárez Gómez 

El sector asegurador tradicional ha sabido adaptarse a la crisis pandémica, una vez más ha demostrado su robustez y flexibilidad. En estas circunstancias se ha impulsado la reformulación digital, a través de las insurtech. Las insurtech recogen el testigo de sus precursoras fintech, pero aplicando las tecnologías e innovación al sector asegurador. La industria de las insurtech no solo se ha mantenido firme durante la pandemia, sino que ha conseguido atraer a un mayor número de inversores, alcanzando los 7.000 millones de dólares (6.420 millones de euros), según apunta el Insurtech Global Outlook 2021.

Las tecnologías digitales aportan eficiencia a la industria aseguradora, en la medida en la que permiten trazabilidad, gestión de los datos y privacidad de estos. No obstante, como cualquier otro modelo de negocio, una insurtech también tiene que afrontar diferentes desafíos. Como bien expone Óscar Paz, director de Insurtech Community Hub, el primer reto de toda insurtech es dar a conocer su producto o servicio. Seguidamente, la compañía debe “generar la confianza suficiente para que ese modelo acabe siendo adoptado y contratado por el cliente al que se dirige”.

Contexto actual de las insurtech

En el sector asegurador existen ciertas particularidades que hacen que afianzar el producto en el mercado sea una tarea compleja, como es la baja frecuencia de contacto con el cliente. En este aspecto, a muchas insurtechs B2C les cuesta llegar al cliente final, ya que tienen que emplear grandes cantidades de dinero en estrategias de marketing. Por este motivo, muchas insurtechs B2C deciden cambiar su modelo de negocio hacia B2B o B2B2C. “En este sentido, el desafío para las insurtech es poder encontrar espacios de diálogo y colaboración, tanto en forma como en tiempo, que les permita avanzar a un ritmo relativamente ágil”, afirma Paz.

Dada la complejidad y diversidad dentro del sector asegurador, las insurtech se han configurado y estructurado de distintas maneras. El ecosistema insurtech español tiene dos categorizaciones distintas. Por un lado, están las generalistas, que entienden la dinámica desde la perspectiva operativa del sector, es decir, en la cadena de valor del seguro. “Existe un gran número de insurtech relacionadas con la distribución, de hecho, gran parte de estas empresas se conforman bajo la figura de corredores, algo que es también habitual en otros países. Por ejemplo, a nivel europeo la gran parte de la actividad inversora en 2021, concretamente el 57%, se ha concentrado en la distribución, y en España las mayores inversiones han ido para insurtech de este tipo”, alega el director de Insurtech Community Hub.

Por otro lado, se encuentran las insurtech denominadas sectoriales. En este caso, abordar el ecosistema de forma sectorizada, teniendo en cuenta la incorporación de dinámicas, metodologías y características de las insurtech como la atención al cliente, plataformas, marketplace y los distribuidores de productos tradicionales reconvertidos en digitales.

Las insurtech españolas llevan un…

¡Continúa leyendo en elEconomista Seguros!

También te pude interesar:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.