Los ensayos clínicos también se aseguran

El papel del seguro en los enasayos clínicos noticias de seguros

Descubre más contenidos interesantes en la edición de diciembre de elEconomista Seguros

La carrera por conseguir una vacuna efectiva para el coronavirus ha convertido a los ensayos clínicos en los protagonistas de muchos titulares. El sector asegurador también pone su granito de arena en el avance de la ciencia con garantías.

Un texto de Virginia M. Zamarreño

A principios del mes de diciembre, la Organización Mundial de la Salud (OMS) anunciaba que había un total de 214 vacunas en desarrollo para Covid-19, 51 de ellas en evaluación clínica y trece ya en fase III. El 2 de diciembre, la Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios de Reino Unido (MHRA, según sus siglas en inglés) ha dado luz verde a la primera vacuna para prevenir esta nueva enfermedad. La solución a la pandemia está un poco más cerca, pero el proceso para desarrollar una vacuna es complicado, en ocasiones muy largo y requiere de una gran inversión de tiempo y dinero. Y no está exenta de riesgos.

El paso previo a la aprobación de un medicamento o una técnica terapéutica nueva es la realización de un ensayo clínico. Farmaindustria, la patronal de la industria farmacéutica, explica que un ensayo clínico es “el proceso que sirve para comprobar la seguridad y eficacia de los nuevos fármacos, que será la clave para poder someterlos a aprobación por parte de las agencias del medicamento”. A grandes rasgos y en general, se trata de procesos complejos que requieren de una media de seis o siete años de trabajo y en los que se implican, junto a la compañía farmacéutica promotora del ensayo, autoridades, investigadores, centros hospitalarios -públicos y privados- y pacientes.

Farmaindustria insiste en que la investigación clínica “es una pieza angular dentro de la I+D farmacéutica: supone el enlace entre la investigación básica y la asistencia a los pacientes; es el paso definitivo para que un potencial fármaco pueda demostrar su seguridad y eficacia y ser aprobad por las agencias del medicamento”.

España, a la cabeza de la investigación y ensayos clínicos

El 80% de los ensayos clínicos están impulsados por laboratorios farmacéuticos. En 2019, la Agencia Española de Medicamentos y productos Sanitarios (Aemps) autorizó 629 ensayos clínicos promovidos por laboratorios de un total de 800. Pero la patronal farmacéutica señala que “son miles los que están en marcha”.

Entre los meses de enero y junio de 2020, la Aemps ha autorizado más de 380 ensayos clínicos para patologías distintas al coronavirus. El 40% de ellos en oncología; unas cifras que “ponen de manifiesto el fuerte compromiso de las compañías farmacéuticas con la investigación clínica en España”. Y que también se ha visto reflejado en la puesta en marcha de más de 95 ensayos clínicos Covid-19. Y más de 120 estudios observacionales en esta patología. Además, según los datos del Plan Profarma, del Ministerio de Industria, los ensayos clínicos suponen la primera fuente de ingresos privados para los hospitales españoles, e involucran a unos 20.000 investigadores y 120.000 pacientes.

El papel del seguro en la investigación médica y los ensayos clínicos

El seguro también aporta su granito de arena para impulsar la investigación clínica y farmacológica, ya sea a través de la financiación de investigaciones -como hacen cada año Fundación…

¡Continúa leyendo en elEconomistaSeguros!

También te puede interesar:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.