Los españoles estamos cada vez más preocupados por no poder mantener el nivel de vida tras la jubilación



El 47% de los españoles cree que tendrá que trabajar más allá de la edad legal de jubilación

España y Polonia son los países en los que las personas cercanas a la jubilación están más preocupadas por no alcanzar un nivel de ingresos suficientes en esa etapa de su vida; no obstante, en España esta preocupación ha descendido 7 puntos porcentuales desde febrero de 2010, de acuerdo con los resultados de la Encuesta de la Actitud de los Consumidores en España del Instituto Aviva de Ahorro y Pensiones.

De acuerdo con el estudio, el 47% de los españoles considera que tendrá que trabajar pasada la edad de jubilación y a un 44% le gustaría hacerlo, en ambos casos 3 puntos porcentuales más que en febrero de 2010. Una oleada más, irlandeses y españoles siguen siendo los europeos que estarían más dispuestos a ampliar ese margen de edad y seguir siendo activos laboralmente.

Ignacio Izquierdo, consejero delegado de Aviva España, asegura que “este análisis muestra que hay una ligera evolución positiva hacia la mayor concienciación de los ciudadanos sobre la importancia de planificar sus finanzas de manera responsable y a largo plazo, ya que un 35% de los españoles asegura reservar dinero periódicamente para su jubilación. Sin embargo, aunque la intencionalidad y la concienciación son fundamentales y esperanzadoras, es necesario que, según las posibilidades de cada uno, ese cambio en la percepción se traduzca en hábitos reales de planificación y ahorro sostenidos en el tiempo”.

Entre otros datos que demuestran esta variación en la percepción de los españoles sobre su planificación financiera, hay que señalar que cuatro de cada diez asegura estar tomando las medidas necesarias para hacer frente a la jubilación, el porcentaje más alto en Europa junto con Reino Unido.

En esta línea, se ha reducido 11 puntos porcentuales el porcentaje de ciudadanos españoles que piensan que la única manera realista de ahorrar sería si fuera obligatorio por ley (24% en marzo de 2014 vs 35% en febrero de 2010).

La percepción de la economía y preocupaciones financieras

De este análisis, se desprende otra serie de resultados que podrían indicar una evolución en la percepción de los consumidores españoles. Con respecto a la situación económica, de febrero del 2010 a marzo del 2014 desciende 10 puntos porcentuales el porcentaje de españoles que consideraba que la economía española empeoraría, alcanzando el 25%, lo que nos convierte en un país menos pesimista que la media europea, situada en el 34%. Por su parte, en relación a la evolución de la economía doméstica los valores se mantienen estables; el 18% considera que empeorará, mientras que un 20% cree que mejorará, (4 puntos porcentuales menos que hace cuatro años). Aun así, los españoles son, una vez más, menos pesimistas que la media europea.

Además, esta nueva oleada arroja por primera vez resultados relacionados con la preocupación de los ciudadanos y lo preparados que están para asumir imprevistos futuros que afecten a sus finanzas.

En la comparativa europea, los españoles están por encima de la media en lo que se refiere a protección financiera frente a circunstancias inesperadas tales como fallecimiento, desempleo o enfermedad grave.

En la misma línea, los ciudadanos españoles son los europeos más preocupados por el desempleo en términos generales; sin embargo, cuando se relaciona directamente con sus finanzas, la enfermedad grave propia o la de sus familiares pasan a convertirse en la principal inquietud. Sin embargo, tan sólo un 31% está protegido frente al desempleo y un 34% frente a enfermedad grave.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.