¿Necesitas un seguro de bicicleta?

Con motivo del Día Internacional de la Bicicleta, te recordamos este interesante reportaje de la revista Seguros elEconomista

Las bicicletas están tomando las calles y piden su espacio en las ciudades. Tienen cada vez más adeptos. Pero si coges la bici, debes saber que te expones a sufrir un accidente, especialmente si es su medio de transporte habitual en la ciudad.

Un texto de Carmen Lancho

Como resultado de la crisis y quizá gracias a ella, el mercado de las bicicletas en España aumenta cada año. La AMBE, asociación de marcas y bicicletas de España, estima que estos buenos resultados están ligados al uso creciente de la bici como transporte urbano, además del uso deportivo y de ocio.

La DGT describe la bicicleta como un vehículo y como tal debe comportarse. Es decir, que está sujeta a unas normas para circular. Y sin embargo, ninguna de esas normas exige un seguro de circulación, como sucede con otros vehículos. Aunque no sea obligatorio, las compañías de seguros consideran que, aunque no sea un vehículo a motor, debe tener cobertura de responsabilidad civil ante un caso de accidente, sea cual sea el motivo que lo provoque.

Además, actualmente la oferta en el mercado es tan amplia, que los precios son realmente atractivos y asequibles. Estos son los aspectos que más te pueden afectar cuando usas tu bicicleta: Responsabilidad Civil. Al igual que un coche, tener un accidente con una bicicleta puede implicar dañar a otros, por ejemplo, atropellar a un peatón. Y estos daños “a terceros” pueden ser personales o materiales. Y las sumas económicas que te pueden reclamar pueden ser importantes.

Por el contrario, puedes ser objeto de una reclamación o verte implicado en algún tipo de conflicto con un tercero. La cobertura de defensa jurídica te ayudará a gestionar estos problemas.

Coberturas personales: Si utilizas a diario, o de manera habitual, tu bici, sabrás lo expuesto que estás a tener un accidente. Por eso una cobertura interesante que puedes contratar con el seguro es la cobertura de accidentes. La compañía se hará cargo de los gastos médicos, hospitalización y gastos médicos que se deriven, en función del límite asegurado que contrates.

Según el tipo de póliza tendrás incluida la cirugía plástica. Y si el accidente es muy grave, te indemnizará con el capital asegurado, a ti y a tu familia, en caso de fallecimiento o invalidez.

Ten estas coberturas en cuenta si te gusta viajar y disfrutar de tu bicicleta, en ciudad o en el campo, durante tus vacaciones. Tienes cobertura de asistencia en viaje.

Asegurar tu bicicleta

Si tu bicicleta es un modelo caro o es tu medio de transporte habitual, asegurar la propia máquina puede ser una buena idea. Aunque la guardes en garaje o trastero, se puede robar con relativa facilidad. Eso sí, para que el seguro te cubra el robo debes tenerla protegida correctamente: normalmente exigirán almacenarla con un candado de seguridad homologado y sujeta a un elemento fijo.

Además, la póliza que contrates también puede cubrir los gastos de reparación, hasta el límite contratado, de los daños producidos en el cuadro del vehículo de dos ruedas tras un accidente.

Muchas compañías aseguradoras permiten a sus clientes ampliar el seguro con coberturas atractivas como el estudio biomecánico de la pedalada y la fisiología del esfuerzo que realice el ciclista al pedalear. Da igual el uso que le des a tu bicicleta, porque no estás exento de siniestralidad.

Tagged , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.