RACE prestará asistencia en carretera a los vehículos de MG

RACE prestará asistencia en carretera a los vehículos de MG.

MG España ha anunciado un acuerdo de colaboración con el RACE para garantizar el servicio de asistencia en carretera para todos los vehículos de la marca comercializados en nuestro país. La compañía garantiza la cobertura nacional y europea a través de la red ARC Europe.

La asistencia en carretera de MG ha sido diseñada para ofrecer una cobertura inmediata a los vehículos inmovilizados, por una avería técnica o mecánica, independientemente de quién sea el conductor.

Asistencia en carretera de RACE

De esta manera, los proveedores del RACE proporcionarán la asistencia en carretera pertinente y los servicios relacionados (ayuda telefónica, servicio de grúa, reparaciones in situ, traslados, coche de cortesía, alojamiento, repatriación, etc.) según las circunstancias específicas de cada percance. Los mercados en los que queda activa la asistencia en carretera, a través de la red ARC Europe, de la que el RACE es uno de los miembros fundadores, son: Alemania, Austria, Bélgica, Dinamarca, España, Francia, Islandia, Italia, Luxemburgo, Noruega y Países Bajos. El área de cobertura también llega a otros países estratégicos para MG como Portugal, Suecia o Suiza.

Con un servicio de asistencia operativo las 24 horas del día, los 7 días de la semana y durante los 365 días del año, el RACE ofrecerá la mayor calidad de asistencia a los conductores de MG.

La red de asistencia de RACE

Las empresas del RACE ofrecen sus servicios a más de diez millones de vehículos en España, formando parte de las redes internacionales de asistencia junto a los clubes de automovilistas más importantes del mundo. En la actualidad, la red de proveedores de la compañía cuenta con una flota que supera los 2.400 vehículos de asistencia, entre coches taller, vehículos 4×4 con arrastre, o el vehículo RACE 10, con servicio de recarga eléctrica.

La cobertura de MG, a través del RACE, cubre la reparación de elementos primordiales para el buen funcionamiento de los vehículos electrificados, como la batería o el cable de carga, así como problemas en componentes básicos como el sistema de ventilación, la dirección asistida o la caja de cambios, entre otros muchos.

También te puede interesar:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.