¿Sabemos proteger a nuestras mascotas?

¿cómo proteger nuestras mascotas?

Como cada año, el 17 de enero se celebra el Día de San Antón, patrón de las mascotas. Con motivo de la festividad, se programan multitud de actos que tienen como protagonistas a las mascotas. Al hilo de esta efeméride, desde Caser repasan las consultas más frecuentes al veterinario y cómo proteger a nuestras mascotas de posibles enfermedades o dolencias.

  1. Vómitos o diarreas con o sin sangre: se producen por diferentes causas y los síntomas habituales suelen ser apatía, letargo o estado de ánimo bajo, fiebre y molestias. En función de la edad de la mascota también puede derivar en patologías como parásitos intestinales o gastroenteritis entre otros. Recomendación: en el caso de los parásitos, es aconsejable desparasitar de endoparásitos (internos) cada tres meses, mensualmente en caso de ectoparásitos (externos). En cuanto a las gastroenteritis, si se realiza un cambio de pienso, se aconseja hacerlo progresivamente. Es importante que nuestra mascota no ingiera cuerpos extraños, no beba de los charcos, evitar juguetes que se rompe fácilmente o evitar también dar sobras de comida. El tratamiento conveniente puede variar por la zona endémica del parásito. Hay muchos fármacos en el mercado que son eficaces y de diferentes formatos.
  2. Cojera o claudicaciones: la causa puede ser traumática, congénita y ortopédica y sus síntomas pueden ser permanente o intermitente, posiblemente inflamación, dolor al apoyar…En otros casos puede manifestarse perplejidad temporal o indefinida. Recomendación: es importante visitar el veterinario para que valore el nivel de la lesión y su tratamiento. Las únicas lesiones que se pueden prevenir son las traumáticas, evitando por ejemplo los saltos altos o el ejercicio extremo.
  3. Cuerpos extraños: es una de las consultas más habituales y que suelen ser de urgencia. Un pequeño cuerpo extraño puede provocar gastroenteritis. Además, es tipo de ingestas se pueden convertir en casos graves si no se expulsan de manera natural, provocando obstrucciones o perforaciones que pueden ser letales para la mascota si no se detectan a tiempo. Recomendación: evitar que nuestras mascotas estén en contacto con objetos que no deben ingerir (basuras, huesos, zapatillas o juguetes rotos). En caso de que nuestra mascota haya podido ingerir uno de estos objetos que le pueda causar un daño, se recomienda hablar siempre con el veterinario y valorar la gravedad.
  4. Lesiones oculares: se manifiestan en síntomas habituales como rascarse el ojo, cerrarlo, frotarse la cara, lagrimeo o lagañas verdosas o amarillenta. Son comunes en perros y gatos y sus causas suelen ser por úlceras corneales o conjuntivitis. Recomendación: es difícil evitar las úlceras provocadas por un agente externo o por infecciones. Una detección rápida y acudir al veterinario para aplicar un tratamiento adecuado y precoz son los mejores consejos.
  5. Espigas: muy populares en primavera y verano. Hablamos de plantas gramíneas que se dan fundamentalmente en las zonas de campo y que suelen afectar sobre todo a los perros que realizan paseos a diario. Afectan a ojos y oído. Recomendación: el principal consejo es evitar los campos donde haya una alta concentración de estas plantas y revisar el cuerpo del animal por si se ha enganchado con alguna espiga.
  6. Otitis: frecuente en perros y gatos y produce pico, malestar e incomodidad. Recomendación: para evitar esta dolencia se aconseja una limpieza cotidiana, más en perros que gatos, ya que segregan más cerumen de lo habitual. En caso de estar afectado, se recomienda la visita al veterinario para que haga un diagnóstico.
  7. Celo y castración: es una de las consultas más habituales en perros y gatos para saber sus beneficios e inconvenientes. Recomendación: los expertos recomiendan la esterilización por varios motivos más allá de tener o no descendencia. Por un lado, para evitar patologías futuras, como nódulos o tumores, problemas de próstata o embarazos psicológicos. Cuanto antes se esterilice mejor, teniendo en cuenta naturalmente la edad mínima.
  8. Heridas abiertas: otra consulta habitual, sobre todo en caso de accidentes; como ataque de otro perro, cortes con cristales o ataque de animal salvaje. Recomendación: estos accidentes son prácticamente imposibles de evitar. Según la gravedad es conveniente acudir al centro veterinario para valorar si precisa de sutura o antibióticos.
  9. Alergias: habituales en la época estival. Se trata de una patología compleja según la raza, el pelaje, la alimentación o la estación del año. Recomendación: se aconseja una visita con un especialista en dermatología que valore la fuente de alergia y pueda dar con el tratamiento más adecuado.

Tagged , , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.