Solo el 2,4% de las pymes españolas han solicitado los fondos Next Generation

La mitad de las pymes creen que la inflación afectará a su negocio y el 36,4% considera que sus beneficios empeorarán, según Hiscox.

Hiscox ha realizado junto a KPMG una radiografía de las pymes y los autónomos españoles. El objetivo de la compañía de seguros especialista es conocer mejor las inquietudes de sus potenciales clientes, para adaptar su oferta a las necesidades específicas de un segmento de empresas que representa al 99% del tejido empresarial español.

En la presentación del informe, David Heras, director general de Hiscox en España, reiteró la apuesta de la compañía por el segmento de autónomos y pequeñas y medianas empresas y recordó la importancia de las pymes en la economía española: suponen el 99,8% de las empresas, aportan el 65% del producto interior bruto (PIB) y emplean al 64% de los trabajadores del país.

Con la publicación del I Informe Hiscox de pymes y autónomos en España, la aseguradora pretende entender su evolución en los últimos años, analizar las oportunidades de este nicho de mercado y exponer los diferentes retos a los que se enfrentan.

El impacto de la inflación en las pymes

Entre las principales conclusiones del este de Hiscox y KPMG destaca que el 50,5% de las pymes españolas creen que sus negocios se verán muy o bastante afectados por la inflación. Sobre todo la industria manufacturera (84,3%) y la construcción (71,1%), afectando a sus costes de producción y ventas. La fuerte subida de precios, causada en su mayor parte por el conflicto en Ucrania, ha disparado los costes de manera preocupante y el 61% de las pymes españolas creen que se incrementarán sus costes de producción, lo que provoca que la actividad de estas empresas sea cada vez menos rentable.

De hecho, el 36,4% de las pequeñas y medianas empresas españolas cree que sus beneficios empeorarán, el 39,4% cree que habrá una caída en el número de pedidos por la falta de demanda o la subcontratación, y el 33,8% creen que tendrán problemas para seguir adelante con el negocio.

Buenas perspectivas a pesar de la incertidumbre

Aun así, las expectativas generales de las pymes con respecto a la evolución de su negocio no se perciben como alarmantes, ya que el 68,5% considera que su facturación continuará igual o mejorará y el 76,2% cree que el empleo seguirá igual o mejorará, siempre y cuando sacrifiquen sus márgenes de beneficios.

Hiscox ha realizado junto a KPMG una radiografía de las pymes y los autónomos españoles.

En cuanto a los riesgos sistémicos, aquellos eventos cuyo impacto en una empresa pueden desencadenar el colapso de toda una industria o economía, no causan tanta preocupación entre las pymes. En concreto, solo el 32,8% cree que se verán muy o bastante afectadas por la inestabilidad geopolítica y el 42% piensan que los cambios demográficos no van a tener consecuencias para su negocio.

La digitalización avanza entre las pymes españolas

A raíz de la pandemia, la mayoría de las pymes españolas se encuentran en un proceso de transformación digital y cada vez le dan más importancia: el 47,4% de las pymes ya ha tomado medidas para digitalizar su empresa y el 23,4% tiene previsto tomarlas. Entre estas medidas, las más destacadas han sido la implementación del marketing digital y la presencia en redes sociales (61,9%), el teletrabajo (45,8%) y el comercio electrónico (40,6%). Según las pymes españolas, la incorporación de estos elementos al día a día ha mejorado la eficiencia del trabajo en un 52,5% y un ahorro en los costes del 43,5%.

Teniendo en cuenta estas cifras, y que el 30% de las pymes creen que se verán afectadas por los cambios tecnológicos, la transformación digital es una tendencia al alza entre las pequeñas y medianas empresas españolas. De hecho, el 68,4% de las pymes españolas han tomado o tiene previsto tomar medidas en materia de innovación y han invertido en 2022 un 18,3% de su presupuesto anual a la estrategia digital. Para 2023 se estima un crecimiento del 9,3% hasta llegar a un 20% del presupuesto.

Los Next Generation apenas llegan a las pymes

Las pymes se ven mucho más afectadas por los cambios estructurales por su modelo de negocio en comparación con las grandes empresas y, aunque la pandemia o la guerra de Ucrania han tenido graves consecuencias para todos los sectores, ellas lo han sufrido de primera mano. Aún así, solo el 15,7% de las las pymes han estado acogidas a un ERTE en algún momento con motivo de la pandemia, afectando por lo general a más del 75% del total de la plantilla; no obstante, la mayoría de los trabajadores afectados (73,9%) se pudo incorporar de nuevo a la empresa una vez finalizado el periodo de ERTE.

En cuanto a otros tipos de ayudas, dos de cada 10 cuenta con un préstamo ICO que la mitad pretende devolver a tiempo, aunque un tercio tiene dudas sobre si podrá hacer frente a ese gasto. Por último, solo el 2,4% de las pymes españolas han solicitado los Fondos Next Generation que ofrece la Unión Europea y las que lo han hecho ha sido para digitalizar el proceso productivo (38,1%), mejorar la eficacia y sostenibilidad (32,7%), atraer talento (29,8%) y potenciar la ciberseguridad (29,5%).

Sostenibilidad e igualdad, asignaturas pendientes entre las pymes españolas

Si bien la digitalización poco a poco va calando entre las pymes, otros asuntos como la sostenibilidad y la igualdad aún no logran asentarse entre el empresariado español. En este sentido, el 48,8% de las pymes españolas creen que se verán poco o nada afectadas por el cambio climático y casi el 40% afirma que la escasez de recursos no tendrá consecuencias negativas en sus negocios. Esta falta de concienciación por el medio ambiente conlleva que solo el 25,2% haya tomado medidas para adoptar estrategias de sostenibilidad y que casi la mitad (45,6%) no tenga previsto implantar una. A pesar de esto, el 49,4% de las pymes españolas han incorporado o piensan incorporar  algún tipo de prácticas sostenibles, principalmente las que afectan al medio ambiente (70,5%) y, en menor medida, destacan también las prácticas destinadas a aspectos sociales (41,5%) y las de Responsabilidad Social Corporativa (31,9% ).

Aunque la mayoría de las pymes no las llevan a cabo, el 37,8% de los empleados de estas creen que las políticas sostenibles tienen como resultado la reducción en el consumo de energía y en materias primas contaminantes y el 27,2% que mejoran la imagen y reputación de la empresa.

Del mismo modo, la adopción de políticas de igualdad e inclusión tampoco están en la agenda de las pymes españolas y el 56,6% no tiene previsto tomar medidas para adoptarlas. De hecho, el 79,2% afirma no tener registrado ningún plan de igualdad y solo el 17,1% afirma que está en proceso de desarrollar uno. Además, del 20% de aquellas que sí lo tienen registrado, aún hay un 12,2% que no lo está aplicando. Además, el 33% de las pymes no contrató a ninguna mujer el año pasado y si hablamos de cargos directivos, el 60% de las pymes no incorporó a ninguna mujer.

¿Cómo se aseguran las pymes españolas?

Para responder a muchos de estos retos el tejido empresarial español recurre a los seguros, como una de sus principales fórmulas para mitigar el riesgo. El informe desvela que el 54,4% de las pymes españolas cuenta con un seguro de Responsabilidad Civil General convirtiéndose así en el tipo de cobertura más contratada entre las pequeñas y medianas empresas. En segundo lugar, se encuentran los de Responsabilidad Civil Profesional (37,3%) y en tercero los multirriesgo centrados en los daños a materiales (36,8%).

También te puede interesar:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.