Alternativas de inversión para una sociedad cada vez más longeva

elEconomistaSeguros

Consulta más contenidos interesantes en la última edición de elEconomistaSeguros

La longevidad se suma al reto de las pensiones y obliga al sector asegurador a renovar su oferta de productos de ahorro y prestaciones para la denominada cuarta edad.

Un texto de V.M.Z.

La sociedad española es una de las más longevas del mundo, y eso es una buena noticia. Pero añade nuevos retos a la sostenibilidad del estado del bienestar a largo plazo. De acuerdo con el estudio El reto de la longevidad en el siglo XXI: cómo afrontarlo en una sociedad en cambio, elaborado por el Instituto Santalucía junto a Afi, los españoles vivimos 83 años, pero disfrutamos de buena salud hasta los 72. Eliminar esa brecha es uno de los retos que ha detectado el Instituto Santalucía, que se suma al de la sostenibilidad del sistema público de pensiones.

La longevidad es imparable. Los españoles somos y seremos cada vez más longevos gracias a os avances en el sector sanitario, farmacéutico y científico-tecnológico, que han hecho que la esperanza de vida de los españoles haya mejorado en el último siglo a un ritmo de cuatro años por década o, lo que es lo mismo, 10 horas cada día. “Si la longevidad hiciera ruido, no podríamos dormir por las noches, aseguró José Antonio Herce, socio de Afi y coordinador del estudio de Instituto Santalucía en su presentación.

Actualmente, los españoles viven un promedio de 82,8 años, convirtiendo a España en el cuarto país más longevo, por detrás de Japón, Suiza y Singapur. La mejora de la esperanza de vida registrada en las últimas décadas, y por venir, es una excelente noticia, pero conlleva importantes desafíos sociales, económicos y financieros.

El primero de ello es darle más vida a los años, es decir, envejecer con buena salud. En España, la esperanza de vida con buena salud es de 72,4 años, lo que implica que los diez últimos años de nuestra vida están marcados por los problemas de salud, algunos de ellos tan graves que pueden colocarnos en situación de dependencia ¿La pensión de jubilación será suficiente para hacer frente a los gastos que supone esto?

Del informe se desprende que la longevidad humana seguirá experimentando progresos notables hasta probablemente superar los 120 años, edad considerada mayoritariamente como el límite absoluto de la vida humana. En este contexto, las instituciones deberán acometer “reformas sustantivas” en los sistemas de bienestar, mientras que la industria del ahorro ejercerá también un papel cada vez más relevante a la hora de ofertar soluciones y productos innovadores para la jubilación.

El sector asegurador se verá obligado a adecuar sus productos y servicios a las nuevas demandas de la cuarta edad, que además del ahorro complementario para la jubilación demandará nuevos servicios asistenciales en diversos ámbitos, principalmente la salud y la atención a la dependencia que, de acuerdo con el estudio de Instituto Santalucía, la incidencia de la dependencia en los mayores de 65 años crecerá desde el 28,8 por ciento registrado hoy en día hasta el 65 por ciento en 2066.

José Manuel Jiménez, director del Instituto Santalucía, sostiene quesi se mantienen las tendencias actuales en la esperanza de vida, habría una presión al alza en la tasa de dependencia demográfica, que se elevaría desde el 53,5% actual hasta el 87,7% en menos de 50 años. Ante este escenario es totalmente imprescindible que todos impulsemos cambios para atajar los retos de gestión que nos plantea vivir vidas más largas y por eso este Estudio tiene como objetivo poner el foco de atención en estos desafíos”.

¡Continúa leyendo en elEconomistaSeguros!

Tagged , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.