Las aseguradoras ahorrarían 148 millones de euros al año automatizando la gestión de los siniestros de hogar

Las aseguradoras podrían ahorrar hasta 148 millones de euros al año si utilizan un sistema inteligente de valoración de los daños en los siniestros de hogar, lo que equivale al 7% de los más de 2.000 millones de euros que cada año desembolsa el sector en el pago de indemnizaciones y reparaciones, según las estimaciones realizadas por Solera España a partir de la valoración de 300.000 siniestros diversos.

Este ahorro se produce en uno de los sectores más críticos para las aseguradoras, ya que es el que concentra el mayor número de quejas, con el 35% del total. Por eso, explica Solera, aparte de ahorrar en costes, las aseguradoras también buscan con la automatización del proceso reducir el número de quejas, logrando que la estimación de los daños en el hogar recoja todas las condiciones de la póliza y el valor de los bienes, sin dejar lugar a dudas sobre la valoración que hace el perito en el lugar del siniestro.

En este sentido, la estandarización en la gestión de las incidencias en el hogar, como ya sucede desde hace años en el mundo del automóvil, es, según la compañía, la vía más eficiente para optimizar la gestión de los cinco millones de siniestros –unos doce cada minuto– que se registran al año en los 25,2 millones de viviendas que hay en España, y que han aumentado un 20,3% en la última década.

Además, “al garantizar la objetividad y transparencia en todo el proceso, se puede hacer pedagogía con el asegurado y ofrecerle incluso cierto acompañamiento asistencial, algo muy importante en el mundo del seguro de hogar –que con 16,8 millones de pólizas, supone el 86% del total del área de diversos, según ICEA–, ya que según un estudio realizado recientemente por la consultora Accenture, el 40% de los asegurados planea cambiar de compañía en los próximos doce meses.

El cierre de la incidencia se reduce en hasta una semana

Para garantizar la fidelidad de los asegurados, las compañías de seguros deben contar con el perito, quien debe aprovechar ese contacto directo con el asegurado para garantizar la trazabilidad de todo el proceso. Así, una vez en el lugar de la incidencia y con tan solo una tablet o smartphone, el perito puede acceder de forma automática a una base de datos que recoge el valor de cada producto y las peculiaridades de la póliza, lo que le permite realizar in situ la valoración de los daños.

De este modo, las aseguradoras pueden informar desde el primer momento al afectado por un de qué indemnización recibirá y qué bienes dañados están cubiertos por la póliza, cuando hasta ahora el asegurado no obtenía una primera información de los daños hasta varios días después del siniestro. Solera afirma que este nuevo sistema reduce las falsas expectativas de cobro y mejora la percepción del servicio, garantizando la fidelidad del cliente final.

Esta automatización de las valoraciones permite acortar en hasta una semana el cierre de la incidencia, que en los riesgos diversos se prolonga una media de 45 días, llegando hasta los 50 días en las averías de agua.

Según el director del área de Diversos de Solera España, Fernando Fauste, “ahora que con la crisis los asegurados tienden a revisar sus pólizas y a exigir más a la compañía, hemos querido ofrecerles la solución para optimizar al máximo todos los procesos que rodean a un siniestro, acortando los tiempos y garantizando un servicio diez al usuario final para fidelizarle en momentos tan críticos como la resolución de un siniestro en su hogar”.

Tagged , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.