Los accidentes leves de tráfico crecen en 2014 por primera vez en siete años

Unespa señala que es síntoma de la incipiente mejora de la economía

En 2014 se produjeron 1,7 millones de accidentes leves de tráfico en las ciudades españolas. Se trata del primer incremento que presencian estos siniestros desde 2007. Así lo demuestran los datos recogidos por Tecnologías de la Información y Redes para las Entidades Aseguradoras (Tirea) difundidos por Unespa. Esta cifra supone un aumento del 0,32% respecto de 2013.

El incremento del número de partes presentados en 2014 se debe, principalmente, al mayor uso del vehículo. Este fenómeno es un síntoma de la incipiente mejora de la situación económica y, también, del abaratamiento de los carburantes. Con todo, y a pesar de que el repunte de golpes entre vehículos es un hecho generalizado en el país, se perciben diferencias entre unas comunidades autónomas y otras.

En el conjunto de España hubo, en concreto, 1.734.997 accidentes leves el pasado ejercicio. Esta magnitud se traduce en 3.710 siniestros por cada 100.000 habitantes. Cantabria (4.834), Baleares (4.617), Galicia (4.189), Canarias (4.143) y Andalucía (4.052) superaron esa ratio. Son comunidades donde el uso del automóvil suele ser más intensivo. De la misma forma, el incremento porcentual de los accidentes leves ha sido más marcado en casi todas estas regiones que en el conjunto del país.

En el extremo opuesto se encuentra Aragón. Esta es la comunidad donde se producen menos golpes de chapa en términos proporcionales. Apenas 2.700 siniestros por cada 100.000 habitantes. Es decir, una cuarta parte menos que los registrados de media en España. Los accidentes leves ocurridos en esta región han descendido un 1,06% respecto de 2013. Otros territorios donde se produce un descenso del número de colisiones respecto del año anterior son Castilla La Mancha (-2,13%), Asturias (-2,08%) y Extremadura (-2,03%).

De la misma forma que se perciben diferencias territoriales, el número de accidentes leves ocurridos en un ejercicio varía según la época del año e, incluso, en función del día de la semana.

Agosto es el mes donde se producen menos golpes de chapa en las ciudades españolas. En 2014, ocurrieron cerca de 124.000 accidentes en ese mes. En comparación, la media mensual para el conjunto del año es de unos 145.000 casos. El descenso de agosto es el resultado de la menor afluencia de vehículos en las grandes poblaciones durante el periodo estival. En ese mes, la siniestralidad se desplaza. Las colisiones menos graves pasan a darse en las zonas con gran cantidad de turistas y aumentan los siniestros con víctimas en las carreteras a causa de los desplazamientos interurbanos propios de las vacaciones.

Si se atiende a los días de la semana, el viernes destaca por ser la jornada en que ocurre un mayor número de accidentes leves. De media, se presentan 5.700 partes por golpes sin víctimas personales. La razón es el incremento del tráfico rodado fruto del fin de la jornada laboral y la proximidad del fin de semana.

El día con una mayor cantidad de accidentes leves en 2014 fue el lunes 15 de diciembre, con 6.677 partes presentados. Por el contrario, las jornadas con menos colisiones sin víctimas fueron Navidad (1.925 partes) y Año Nuevo (1.965).

Tagged , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *