Recomendaciones de International SOS para viajar a zonas de alto riesgo sísmico

riesgo sísmico

Tras los últimos terremotos en la turística isla de Lombok (Indonesia) y recordando los acontecidos en los últimos años en otras zonas —Haiti (2010), Chile (2010), Japón (2011), Nepal (2015), Italia (2012 y 2016) o México (2017)—, International SOS destaca que es importante tener en cuenta si el destino del viaje tiene un especial riesgo sísmico y los recursos económicos del país para hacer frente a los efectos de un terremoto, cuyos efectos son más devastadores en países con recursos escasos.

Las zonas más castigadas por terremotos en la historia han sido Asia Oriental, el Pacífico Central, el Sur de Europa, Oriente Medio y Sudamérica. Por países China, Japón, Irán e IndonesiaJavier Mollá, director regional de Seguridad de International SOS y Control Risks recomienda a los viajeros lo siguiente:

Antes del terremoto

  • Acostúmbrese a revisar las recomendaciones antes de su viaje a una zona propensa a los terremotos.
  • No está de más llevar un pequeño silbato en su porta llaves. En caso de quedar sepultado por un derrumbe le ayudará a indicar su posición ya que los perros de rescate le oirán silbar cuando no tenga fuerzas para gritar.
  • En los lugares públicos como restaurantes, centros comerciales, etc., es normal que señalen la ubicación más recomendable en caso de terremoto con carteles del tipo “Zona segura de sismos”, para el caso de Sudamérica; acostúmbrese a localizarlos visualmente al visitar estos lugares para usarlos en caso de necesidad.

Durante el terremoto

  • Conserve y transmita calma a la gente que le rodea.
  • Si está dentro de un edificio, túmbese y quédese quieto cubriendo la cabeza con los brazos. Si está fuera, permanezca fuera, ya que entrar o salir de los edificios puede ocasionar accidentes graves.
  • Dentro de un edificio busque estructuras sólidas: debajo de una mesa o cama, bajo la puerta etc. Manténgase alejado de paredes exteriores, ventanas, cristalerías y vitrinas o muebles u objetos que puedan caerse.
  • No use los ascensores.
  • No huya de forma precipitada hacia la salida.
  • No utilice ningún tipo de llama (cerillas, mecheros, velas etc.).
  • En el exterior, aléjese de tendidos  eléctricos, cornisas, cristales. No se acerque ni entre  en los edificios. Tenga en cuenta que pueden caer objetos.
  • Procure ir a lugares abiertos.
  • Si está conduciendo cuando comienza el temblor, detenga el vehículo y permanezca dentro, alejado de puentes y ríos.

Después del terremoto

  • Compruebe si alguien está herido, préstele los auxilios necesarios. Los heridos graves no deben moverse, salvo que tenga conocimientos de cómo debe hacerse.
  • Verifique  el estado de las conducciones de agua, gas y electricidad, hágalo visualmente y por el olor, y no  ponga en funcionamiento ningún aparato. Ante cualquier duda, cierre las llaves de paso generales.
  • No utilice el teléfono. Hágalo solo en caso de  urgencia o utilice el sistema de mensajes, para evitar el colapso de las líneas.
  • Conecte la radio para recibir información o instrucciones oficiales.
  • Apague cualquier fuego. Si no pudiera controlarlo contacte inmediatamente con los bomberos.
  • Aléjese de las construcciones dañadas. Vaya hacia áreas despejadas. Tenga en cuenta que después de un terremoto fuerte se producirán réplicas. El reciente terremoto de magnitud 7 en Lombok (Indonesia) ocurrido el 5 de agosto, fue seguido por más de 350 réplicas, incluido otro terremoto de magnitud 5,9 producido el día 9 de agosto con la región todavía en shock.
  • Consuma agua embotellada o hervida. La de la red puede estar contaminada.
  • Si el epicentro de un gran terremoto es marino,  puede producirse un maremoto. Permanezca alejado de la costa y en la zona más elevada posible.

Tagged , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.