Recomendaciones para un cierre satisfactorio del año fiscal

Recomendaciones para un cierre satisfactorio del año fiscal

Según los datos del sindicato de técnicos de Hacienda (Gestha), la mayoría de los declarantes pueden exprimir las ventajas fiscales al máximo y ahorrar en el IRPF 4.635 euros de media. Los productos que permiten un cierre satisfactorio del año fiscal son sobre todo cuatro: aportar dinero a un plan de pensiones, adquirir una vivienda para su uso habitual si se adquirió antes de 2013, hacer donativos a ONG y la novedad de este año; invertir en empresas de nueva o reciente creación.

Si durante estos 12 meses, un ciudadano ha conseguido ahorrar algo de dinero lo que debe hacer este mes es “realizar aportaciones a planes de pensiones u otros sistemas de previsión social, donativos a fundaciones u otras entidades sin ánimo de lucro, así como realizar amortizaciones anticipadas de los préstamos hipotecarios de la vivienda habitual para reducir la factura fiscal al final del ejercicio”, señala María Asunción Gómiz Chazarra, profesora de la Facultad de Económicas de la Universidad de Navarra.

Pablo Souto, experto financiero de iAhorro, recuerda que “lo ideal es llevar durante todo el año el seguimiento de los ahorros e inversiones, buscando los productos que mejor rentabilidad le puedan proporcionar al ciudadano en función de su perfil de riesgo. A final de año puede realizar algún tipo de aportación a un plan de pensiones para beneficiarse de deducciones fiscales, pero éstas serán más importantes cuanto mayor sea la renta en cuestión de la persona”.

¿Conviene amortizar la hipoteca a final de año?

Pagar la hipoteca es uno de los grandes quebraderos de cabeza de los españoles. Muchos ciudadanos aprovechan las pagas extras para ahorrar un poco de dinero y cancelar algunas de las letras de su préstamo ¿Es una buena opción amortizar la hipoteca a final de año? “Destinar ahorro para amortizar la hipoteca puede ser una buena opción en el actual contexto de bajos tipos de interés, ya que reducirá nuestra carga en el momento en que los tipos de interés comiencen a subir. Ahora bien, debemos hacer números puesto que normalmente los bancos nos cobrarán una comisión por amortización total o parcial”, destaca Souto.

María Asunción Gómiz Chazarra remarca que a la hora de realizar las amortizaciones hay que tener en cuenta los límites legales anuales permitidos por la Ley siempre que se reúnan los requisitos legales para que opere la deducción en la cuota del IRPF. “A nivel nacional el máximo establecido es de 9.040 euros de forma individual y de 18.080 en tributación conjunta. En Navarra, por ejemplo, la deducción puede ser de hasta 7.000 € en tributación individual y 15.000 € en tributación conjunta. Debe tenerse en cuenta que para el ciudadano esta medida supone una deducción del 15% o del 18% del importe invertido (intereses satisfechos y amortización del capital y otros gastos derivados de la financiación hipotecaria) en su vivienda habitual, según las circunstancias familiares. En el caso de familias numerosas, dicho porcentaje es del 30%. Hay que tener en cuenta que estas medidas solo se aplican a viviendas adquiridas antes del 2013”, apunta.

¿Cuál es producto que ofrece mayores beneficios fiscales al ciudadano?

Para todos aquellos que no tengan hipoteca o que quieran sacar una mayor rentabilidad a sus ahorros, este es el momento, aunque cada año es más difícil. “Cada vez es más complicado encontrar productos con buenos beneficios fiscales. Las aportaciones a los planes de pensiones siguen siendo lo más habitual, pero cada vez se baja más la cantidad máxima anual que se puede aportar”, explica el experto financiero de iAhorro.

Por su parte, Gómiz Chazarra señala que son interesantes los fondos de pensiones y contribuciones a sistemas de previsión social. “Estas aportaciones reducen directamente la base imponible del IRPF hasta los 8.000 euros a nivel nacional. Es importante señalar, no obstante, que se trata de un diferimiento fiscal, toda vez que la tributación se realizará posteriormente al acceder a la jubilación y comenzar a recibir cantidades de dicho plan”, matiza.

¿Cómo afectan las donaciones a fundaciones?

El ser solidario también tiene premio en la declaración de la Renta. El último mes del año, puede ser un buen momento para colaborar con alguna de las ONGs. “Las cantidades donadas a fundaciones que hayan obtenido reconocimiento del régimen de mecenazgo se deducen de la cuota íntegra del IRPF en determinados porcentajes. Las donaciones a entidades pueden deducir el 75% de los primeros 150 euros y el 30% del resto. Otras donaciones como, por ejemplo, a Cruz Roja, a la Iglesia católica, al Estado o a las Comunidades Autónomas, podrán deducir el 25% del importe. Debe precisarse que la suma de estas deducciones está sujeta a unos límites legales”, destaca Gómiz Chazarra.

Autónomos y cierre fiscal del año

2019 va a ser un año de cambios para los autónomos. Tras el acuerdo entre las asociaciones de los trabajadores por cuenta propia y el Gobierno se subirá la base mínima de cotización a la Seguridad Social y su tipo. Por ello es muy importante cerrar 2018 de la mejor manera posible porque las decisiones que se tomen al final de este ejercicio podrían propiciar un ahorro interesante en los próximos meses a estos trabajadores.

¿Qué debe tener en cuenta un autónomo a la hora de hacer el cierre fiscal del año?

“Los autónomos, a la hora del cierre fiscal y contable, deben tener en cuenta los siguientes aspectos. En primer lugar, revisar si se han presentado a la Administración (Hacienda y Seguridad Social) todos los modelos correspondientes de acuerdo con la actividad propia desarrollada. Así, los que reflejan las retenciones efectuadas en hacienda y aquellos que tienen una función de resumen anual informativo. Por ejemplo, el autónomo que tiene alquilada una oficina debe practicar las oportunas retenciones al propietario e ingresarlas posteriormente en Hacienda; al finalizar el ejercicio, debe presentar también el correspondiente modelo informativo anual de todo lo retenido. Es importante comprobar que las cantidades reflejadas en los correspondientes modelos son correctas para, en su caso, realizar los ajustes que procedan. En segundo lugar, deben revisarse todas las facturas emitidas y recibidas. Por último, debe revisar que ha realizado correctamente las declaraciones trimestrales del IVA y los pagos fraccionados del IRPF”, explica María Asunción Gómiz Chazarra.

Cuáles son los principales problemas de los autónomos

Altos impuestos y baja pensión. Este es uno de los principales problemas de los trabajadores autónomos por ello, “es muy importante que estos trabajadores planifiquen su jubilación a largo plazo realizando aportaciones a una cartera de fondos de inversión o a un plan de pensiones”, comenta Pablo Souto.

Gómiz Chazarra coincide con Souto y apunta que “el producto más interesante para el autónomo le viene dado por su inserción en el sistema de protección de la Seguridad Social en virtud de su alta en el RETA. Teniendo en cuenta la posible actualización de determinadas prestaciones en el medio/corto plazo –es un error frecuente pensar únicamente en la jubilación-, lo más conveniente es adecuar la base de cotización a la realidad de las cuantías destinadas a su retribución”.

Tagged , , , , , , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.