Tecnología IoT y big data: el futuro del sector asegurador

Tecnología IoT y big data: el futuro del sector asegurador

Según la consultora española Grupo CMC, el sector asegurador español tiene dos años para adaptarse al nuevo entorno digital de relación con los clientes si no quiere arriesgarse a que otros grandes actores —el entorno de las TI y las telecomunicaciones— comiencen a participar de su negocio de manera significativa

Según CMC, este hecho se producirá inevitablemente debido a que estas compañías del entorno TIC no sólo han logrado estrechar la relación con sus clientes apoyándose en la tecnología, sino que también están sabiendo aprovechar la información y el conocimiento de sus hábitos de vida.

Igualmente, y según Grupo CMC, este vuelco en el sector asegurador se verá agravado por la irrupción del hogar conectado y la revolución que el coche conectado está significando para ciertos servicios y tipologías de productos.

Según los datos de Grupo CMC, actualmente el 78% de los clientes de las aseguradoras estaría dispuesto a ofrecer información de sus hábitos de vida y pautas de conducta a cambio de una atención y un servicio adaptado a su realidad, con nuevos tipos de productos y ofertas más acordes al momento actual. Un alto porcentaje de estos clientes ya usan tecnología y dispositivos de comunicaciones para su relación con otros servicios y suministradores.

IoT, big data, soluciones cognitivas y seguridad

Grupo CMC ha mostrado en la “Semana del Seguro” la potencia de las soluciones Insurance Cognitive of Things en el sector asegurador: desde la fidelización de los clientes con servicios de valor añadido, el desarrollo de pólizas personalizadas, especializadas y adaptadas a un determinado período de tiempo y situación del cliente, hasta la detección del fraude, pasando por el análisis predictivo y reducción de los costes asociados a un siniestro.

Tecnología IoT, big data, soluciones cognitivas y seguridad convergen en el desarrollo de las soluciones Insurance Cognitive of Things, fundamentales en el proceso de transformación de las aseguradoras.

En el actual escenario de personas, hogares y automóviles conectados, la analítica tradicional y los modelos de segmentación y predicción ya no son suficientes. El sector asegurador no está aprovechando el elemento IoT como una nueva pieza para enriquecer y profundizar en el conocimiento del cliente, sus pautas de comportamiento y su contexto.

Las soluciones Insurance Cognitive of Things son aplicables a los ramos de hogar, autos, vida y salud,  explican desde Grupo CMC. Además, suponen una revolución en términos de personalización para la comercialización de seguros de hogar con servicios de valor añadido como vídeovigilancia, control del consumo de agua y energía, o gestión domótica remota.

En el hogar, donde ya han empezado a competir actores tecnológicos y operadoras, las soluciones Insurance Cognitive of Things ofrecen a las aseguradoras la posibilidad de tener un conocimiento del cliente, sus pautas de consumo y comportamiento tan profundo y detallado hasta ahora inédito, además de maximizar el control del hogar para poder así, tanto reducir costes de reparación como aumentar sus capacidades de detección y control del fraude.

Con un número creciente de vehículos inteligentes y conectados, las posibilidades son también muchas en el ramo del automóvil. Así, pólizas cuyo coste varía, no sólo en función de parámetros tradicionales como la antigüedad del vehículo, la edad del conductor o sus años de conducción, sino en tiempo real y de acuerdo con factores como kilómetros recorridos, pautas, estilo de conducción e incluso tipo de recorrido.

Del mismo modo y con el uso de dispositivos wearables y sensores en expansión, las soluciones Insurance Cognitive of Things abren un abanico de posibilidades en los ramos de vida y salud. El análisis en tiempo real de los datos facilitados por estos dispositivos no sólo permite el diseño de pólizas innovadoras asociadas al concurso de determinados hábitos de vida saludable; también posibilita una gestión avanzada y proactiva del riesgo, con la consiguiente reducción de los costes asociados al uso de servicios de asistencia.

La seguridad es el cuarto elemento que cierra el círculo. En este sentido, Grupo CMC identifica dos principales aspectos. Primero, garantizar que la persona al otro lado es realmente quien dice ser y que la información que genera es veraz y no está alterada. Y segundo, que el caudal de datos IoT, y específicamente los relacionados con la salud al tener el mayor grado de protección, será únicamente compartido con la aseguradora. En ningún caso se podrá alterar o sustraer por un tercero.

Tagged , , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *