ASPE denuncia el retraso de la vacunación de los profesionales de la sanidad privada

sanidad privada Vacunación Covid-19 noticias de seguros

Pese a la promesa de las consejerías de sanidad de las Comunidades Autónomas de que no existiría discriminación en la vacunación contra la covid-19 al conjunto de los profesionales sanitarios, la Alianza de la Sanidad Privada Española pone una vez más el acento en la disparidad de criterios y retrasos preocupantes que se están dando en algunos territorios.

Así, en contra de la Estrategia de Vacunación covid-19 del Ministerio de Sanidad que incluye a los colectivos sanitarios y sociosanitarios dentro de los grupos de riesgo y servicios esenciales de vacunación preferente, muchas comunidades autónomas no han comenzado todavía a inmunizar a los sanitarios de la sanidad privada.

Es intolerable esta situación y pasan los días sin solución ante una cuestión prioritaria y de salud pública”, subraya el presidente de ASPE, Carlos Rus. “Y, por supuesto, de trato igualitario para todos los profesionales sanitarios que están arriesgando su vida en esta pandemia, tanto si están desempeñando su trabajo en un centro público como privado”. La sanidad privada atiende a más de 12 millones de pacientes, por lo que “para la seguridad de todo el conjunto de la sociedad es esencial acelerar la inmunización de todos los profesionales sanitarios del país, sin excepciones”, insiste Rus.

Trato desigual y retrasos en la vacunación de los sanitarios en España

Existen regiones que sufren mayor retraso en la vacunación de los profesionales sanitarios de los centros privados. Es el caso de Canarias, que se espera que en dos días se inicie la vacunación en la primera línea de sanitarios (UCI, Urgencias, plantas COVID y microbiología) de la privada en ambas provincias. En Tenerife se plantea de momento solo en sanidad concertada. El resto, cuando haya más vacunas.

Una situación parecida sucede en la Comunidad Valenciana. Los viales han llegado ayer a pocos hospitales privados y con criterios de reparto discutibles, lo que ha generado una queja a la Conselleria de Salut.

El Departamento de Salud del País Vasco ha comunicado que se vacunará a los profesionales de la sanidad privada después de a los de la pública. En Galicia se vacunarán a los profesionales de primera línea, pero de manera más reducida que a los de la pública. La región de Castilla y León tampoco ha iniciado el proceso, aunque ha habido contactos de petición de información por la Junta.

En cuanto a Navarra, existe un plan para vacunar a toda la sanidad privada, pero en este momento se encuentra paralizado. En total, se han vacunado a 250 profesionales de 1.800. La previsión es que en dos días se reactive la vacunación de la primera dosis de los primeros grupo de prioridad.

Por otro lado, en La Rioja el personal sanitario de la sanidad privada está ya vacunado. En el caso de Murcia, solo de la primera dosis y la segunda posiblemente en una semana, de la misma forma que en Madrid. Por su parte, en Aragón, Andalucía y Cataluña se está vacunando, y en esta última el compromiso es finalizar todo el personal en conjunto con los profesionales públicos. Y en Baleares se ha empezado la vacunación, aunque la operativa de gestión es muy diversa y no existe un protocolo claro.

Marginación en España que no se da en Europa

Los planes de vacunación de España contrastan con la estrategia seguida en otros países de Europa. Donde la sanidad privada, además de tener una participación en la gestión de la crisis sanitaria, ha sido considerada para sumar todos los medios posibles de cara a la inmunización de la población.

En Europa tampoco se ha dado el caso de existir discriminación alguna entre los profesionales sanitarios. Así, en países como Alemania, Austria, Francia, Grecia, Italia, Polonia, Rumanía o Suiza el personal de los hospitales privados recibe el mismo trato que el de los hospitales públicos y se programa su vacunación con calendario único.

Junto a Portugal, donde la vacunación del personal sanitario privado se inició el 14 enero, quince días más tarde que para personal público. España es una excepción dentro de la UE en la que se está produciendo este desfase de vacunación entre los profesionales de la salud. En Francia y Suiza incluso algunos hospitales privados gestionan ya centros de vacunación Covid-19, en coordinación con la red de hospitales públicos. Y desde principios de enero tenían derecho a vacunar a su propio personal.

La colaboración sanitaria público-privada es la tónica dominante en la vacunación

Austria: Como parte de la fase 1 del plan nacional de vacunación se vacuna a los empleados de las empresas sanitarias privadas, y en el caso de las residencias de ancianos se vacuna tanto a los empleados como a los pacientes/residentes.

Francia: Los hospitales privados tenían derecho a vacunar a su propio personal desde principios de enero. Se ha dado prioridad a los profesionales de la salud mayores de 50 años; o que presenten un factor de riesgo de desarrollar formas graves de Covid-19, independientemente de donde trabajen.

Alemania: Para todos los hospitales del país, ya sean públicos o privados, la vacunación del personal es actualmente una prioridad absoluta.

Grecia: El gobierno griego designó oficialmente a todos los miembros de la Asociación Helénica de Hospitales Privados (HPHA) como centros de vacunación contra el virus Covid-19. Tanto para sus sanitarios como para el resto de empleados y proveedores de servicios externos. Se pidió a todos los hospitales que proporcionaran al Ministerio de Sanidad listas detalladas de las personas que iban a ser vacunadas.

Polonia: El personal sanitario que trabaja en los sectores público y privado se vacuna desde finales de diciembre en los hospitales públicos designados.

Rumanía: El sector privado ha podido decidir si organizaba o no centros de vacunación para su propio personal y otras categorías de la población; en función de la fase de vacunación y de las prioridades establecidas en la estrategia nacional. En el plan nacional, los empleados del sector privado tienen los mismos derechos y obligaciones que los del sector público.

Suiza: los hospitales privados han tenido el derecho a vacunar a su propio personal desde principios de enero.

También te puede interesar:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.